eldiario.es

Menú

Contenido patrocinado por el anunciante

5 trucos para detectar una mentira en una entrevista de trabajo

Tanto si eres emprendedor, trabajador de una empresa o su responsable de Recursos Humanos, te interesa saber cuándo la persona con la que estás tratando te está ocultando información o te está mintiendo

- PUBLICIDAD -
Minicréditos

“Haremos el pago de aquí a 7 días”, “nunca he robado de mi empresa”, “Nuestra organización cuenta con todas las garantías”… ¿No sería genial saber si algo que no están contando es verdadero o falso? Según Janine Driver, una experta norteamericana en comunicación que ha pasado décadas entrenando a agentes del FBI y la CIA sobre cómo detectar mentiras, existe una manera.

Tanto si eres emprendedor, trabajador de una empresa o su responsable de Recursos Humanos, te interesa saber cuándo la persona con la que estás tratando te está ocultando información o te está mintiendo. Si eres de los primeros y estás sacando adelante un proyecto o tu empresa está dando sus primeros frutos pero necesitas cubrir un gasto concreto o pagar alguna factura de tu negocio, siempre puedes recurrir a empresas que ofrecen préstamos urgentes.

Aquí van cinco trucos para evitar que te mientan y se aprovechen de ti, ¡toma nota!

1- Empieza por observar cómo se comporta normalmente esa persona

Antes de intentar saber cuándo alguien te está mintiendo, tienes que tener una referencia de cómo se comunica normalmente esa persona en una conversación cotidiana. Habla de hobbies o de alguien que tengáis en común. Este punto de partida es necesario porque su comportamiento te podría indicar que hay un problema si, por ejemplo, en algún momento desvela un tic nervioso o recurre a muletillas como “ummm’ o “bueno”. Cuando alcanzas entendimiento con alguien es cuando obtendrás la referencia que buscas, y esto te llevará algunos minutos de conversación. No tengas prisa porque se trata de un paso importante.

2- Escucha con atención

El análisis de sentencias cerradas te puede ayudar a saber cuándo alguien está siendo sincero contigo. Por ejemplo, si haces una pregunta de respuesta sí/no, ésta debería contener la palabra “sí” o “no”. Especial cuidado con las respuestas negativas que no incluyen la palabra “no”.

Digamos que preguntas “¿Has robado alguna vez de tu empresa?”. Si la respuesta es “Nunca haría algo así”, puede que te encuentres ante una señal de que esa persona te está ocultando información (ya que se trataría de una afirmación a futuro sobre sus intenciones, no una respuesta a tu pregunta). Sería correcto si la respuesta es “No, nunca.” ya que incluye la palabra mágica.

3- Busca ‘Puntos calientes’

Cuando alguien se desvía de su discurso de una manera sospechosa debemos prestar especial atención. El lenguaje corporal es también una muy buena manera de encontrar estos ‘puntos calientes’: fíjate en los gestos que hace con la cabeza, hombros, rodillas, y pies y manos porque muy probablemente te desvelarán los verdaderos sentimientos de esa persona. Cuando uno tiende a encogerse de hombros puede significar que se trata de una persona insegura, y la dirección a la que apuntan sus pies puede revelar sus verdaderas intenciones e intereses.

Del mismo modo, conviene estar atento a las expresiones faciales, ya que pueden ser esenciales para conocer algunos aspectos de la persona con la que hablamos. Por ejemplo, levantar las cejas de manera fugaz hacia arriba generalmente significa que lo que acaba de oír o ver es de su agrado; fruncir ligeramente el ceño o juntar los labios significa lo contrario. Y si uno de los lados de la boca de esa persona se levanta por encima del otro en una media sonrisa suele significar desdén, superioridad u orgullo.

4- Ahonda en tus preguntas

Sólo porque hayas encontrado uno de los que la autora denomina ‘puntos calientes’ no significa que te hayas topado con una mentira, pero sí que es una buena razón para indagar un poco en la cuestión que lo ha provocado con alguna pregunta más porque nos podríamos estar equivocando. Por ejemplo: ante la pregunta “¿Me puedes explicar este hueco en tu currículum?”, te podrían contestar, con tono cortante y con actitud defensiva, “Estaba en casa criando a mis hijos”. En estos casos es recomendable profundizar porque en lugar de estar mintiendo, esa persona puede reaccionar así por una simple cuestión de orgullo.

5- Pregúntale si está diciendo la verdad

“La última pregunta que te quería hacer es, ¿me has dicho la verdad al responder a todas estas preguntas?”. Recuerda que buscamos un sí o un no por lo que cualquier rodeo suele indicar que no está siendo del todo sincero. Sorprendentemente, llegados a ese punto de la entrevista uno se suele relajar y puede admitir haber mentido en algún aspecto, por lo que esta vez podrás acceder a la verdad. Desde luego, si se va a acceder a una posición de confianza y es necesario que la persona sea de fiar, una pregunta potente es “¿Por qué debería confiar en ti?”

La respuesta a una pregunta como esa debería ser algo corto, sencillo y concreto como “Porque te he dicho la verdad”. Alguien que miente intentará sobrecompensar reaccionando con enfado o remitiendo a otras personas que pueden certificar su honestidad.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha