eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Magnesitas quiere recurrir el fallo de la mina de Zilbeti pese al “varapalo” judicial

El director de la empresa, Javier Creixell, adelanta que ya se estudia el recurso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que anula los trámites de la mina

Uno de los demandantes, la Sociedad Española de Ornitología, se muestra convencido de que si el asunto llega al Supremo también les dará la razón

Una de las incógnitas por aclarar es cuál es la postura del Ejecutivo de Uxue Barkos, frente a la defensa del proyecto que hicieron los anteriores gabinetes de UPN

- PUBLICIDAD -
Una imagen del bosque de Zilbeti / Foto: Ramón Elosegui / SEO-Birdlife.

Una imagen del bosque de Zilbeti / Foto: Ramón Elosegui / SEO-Birdlife.

Magnesitas de Navarra (Magna) quiere recurrir la sentencia sobre la cantera de Zilbeti, situada en el municipio navarro del Valle de Erro, que recientemente ha cerrado la puerta a esta explotación en un entorno protegido como Zona de Especial Conservación (ZEC). Desde la firma multinacional estudian ahora el formato de ese recurso de casación, que deben formalizar en un plazo de diez días después de conocerse la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que, tras casi cinco años de proceso, ha desestimado los pasos dados por el Gobierno Foral para permitir esta explotación. La posición del Ejecutivo es una de las incógnitas claves en el proceso, porque grupos ecologistas que confiaban en que el cambio en el ejecutivo, de UPN a Geroa Bai, supusiera también un cambio en su posición en este proceso; ahora, desde Sociedad Española de Ornitología (SEO- Birdlife), una de las entidades demandantes, se muestran tranquilos ante la posibilidad de que el pleito continúe, dada la contundencia de la posición de los jueces.

La decisión se conoció el pasado 15 de octubre, cuando el TSJN anuló los trámites clave de este proyecto, con el Gobierno Foral como demandado y con la empresa Magnesitas de Navarra como codemandada, así como el Ayuntamiento del Valle de Erro, el consejo de Eugui, la Comunidad de los Concejos de Erro y Zilbeti, y el Concejo de Zilbeti. La clave de esta decisión es que el tribunal consideró que el proyecto, impulsado en una zona protegida como Red Natura 2000 y, desde 2005, como ZEC, afectaba a la integridad de las aves en peligro de extinción y sus hábitats, que habían sido protegidos, según recordaron desde la Sociedad Española de Ornitología, a instancias del propio Ejecutivo navarro.

El alcalde del Ayuntamiento del Valle de Erro, Enrique Garralda (de la Agrupación Independiente Valle de Erro), reconoció entonces  la contundencia de la sentencia y dejó claras, de entrada, sus dudas sobre si la entidad recurriría o no. Desde Magnesitas, por su parte, desde el primer momento anunciaron que estudiaban esta posibilidad, al defender que fue el Gobierno Foral en que dio via libre a la cantera. Ahora, su director, Javier Creixell, confirma que se presentará ese recurso a pesar de que la sentencia ha supuesto un “varapalo” para la entidad: la empresa tenía este proyecto con una nueva vía para seguir extrayendo magnesita, al empezar a agotarse su mina de Azcarate (en Eugui y Esteribar).

Esta posición de la empresa puede acabar con el enfrentamiento, si el recurso es aceptado, en el Tribunal Supremo donde, por otro lado, las organizaciones ecologistas (han demandado SEO-Birdlife y la coordinadora Monte Alduide) auguraban desde el principio que acabaría este pleito. El portavoz de SEO-Birdlife en Euskadi y Navarra, Ramón Elosegui, ya reconoció que no tenía confianza en que los tribunales navarros les dieran la razón, como sí ha ocurrido, por lo que esperaban valer la jurisprudencia en esta materia en el Supremo. Ahora, ante la posibilidad de un recurso, Elosegui se muestra tranquilo: “La verdad es que ahora no lo esperábamos, porque creemos que es una sentencia bastante cerrada”.

Una puerta cerrada

Elosegui cree que ahora Magnesitas puede recurrir si tiene los recursos suficientes y considera que “puede hacer valer su imagen”, pero recalca que lo importante para las entidades demandantes es que los trámites en su día aprobados por el Gobierno Foral no permiten ahora que la empresa entre en este bosque protegido, “que es lo que a nosotros nos interesa, no la imagen”.

Otra cuestión por aclarar es cuál será la posición que adopta el Gobierno de Navarra, ahora encabezado por Uxue Barkos, dado que el Ejecutivo es el principal demandado en esta polémica, el que cuenta con informes que defienden la protección de la zona pero, también, el que durante la etapa de UPN defendió el proyecto al lado de la empresa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha