eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Unos 95.000 navarros están en riesgo de pobreza según Cáritas

El 9,2% de los hogares navarros tienen ingresos inferiores al baremo de la Renta de Inclusión Social en términos anuales.

Según la organización, el 17,3% de la población navarra está afectada por la exclusión social.

- PUBLICIDAD -
Más de 3,5 millones de andaluces viven en riesgo de pobreza y exclusión social, cerca del 40% de la población

Un mendigo pide limosna en la calle.

El 14,8 por ciento de los navarros, aproximadamente 95.000 personas, se encuentran en riesgo de pobreza y 20.000, el 3,1 por ciento, vive en un escenario de pobreza severa, según un informe de Cáritas, que refleja que el 17,3 por ciento de la población navarra, 111.500 personas, se ven afectadas por la exclusión. De ellas, 48.000 están en exclusión severa.

Así lo ha dado a conocer la profesora asociada del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Pública de Navarra, Nerea Zugasti, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al director de Cáritas en Navarra, Ángel Iriarte, y el también profesor de la UPNA, Miguel Laparra, para presentar un avance del informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social en Navarra.

El informe, que se publicará a finales de enero o principios de febrero y que recoge datos de 2013, es "una buena herramienta para centrar la acción de Cáritas", ya que ofrece "una buena fotografía" de la situación de la pobreza y la exclusión en la Comunidad foral, ha destacado Ángel Iriarte.

El responsable de Cáritas en la Comunidad foral ha explicado que, según lo que perciben en la organización, el número de personas que cae en la exclusión social en estos momentos está "descendiendo un poco", pero ha advertido de que "al mismo tiempo la problemática de la gente que permanece en situaciones precarias se va agravando".

Según ha detallado Nerea Zugasti, el informe constata que aproximadamente 95.000 personas en Navarra se encuentran en riesgo de pobreza y 20.000 en pobreza severa y que el 9,2 por ciento de los hogares navarros tienen ingresos inferiores al baremo de la Renta de Inclusión Social en términos anuales, dado que "hay hogares que cobran esta prestación pero no lo hacen durante todo el año". "La RIS soluciona problemas, pero no lo soluciona todo", ha subrayado Iriarte.

En cuanto a la exclusión social, el informe, en el que se han analizado 35 indicadores diferentes, señala que 111.500 personas en la Comunidad foral, el 17,3 por ciento del total de la población, se ven afectadas por la exclusión, y que 48.000 personas, el 7,5 por ciento, se encuentran en exclusión severa.

En este sentido, el profesor titular del departamento de Trabajo Social de la UPNA, Miguel Laparra, ha explicado que con "carácter general" Navarra es una de las comunidades autónomas españolas que presenta niveles de exclusión social menores, si bien ha remarcado que "las situaciones severas tienen más presencia en la Comunidad foral" y que "los niveles de fractura social son significativos".

"La exclusión social en Navarra es más intensa", ha advertido Laparra, que ha considerado que "con el nivel de desarrollo" de la Comunidad foral "se le puede exigir mayor y mejor integración". En su opinión, para valorar mejor la situación de Navarra "hay que compararla con otras regiones europeas con un nivel de desarrollo similar", ya que, "si nos comparamos con los que están peor siempre salimos mejor en la foto".

Sobre este último aspecto, ha explicado que en el informe se ha comparado la situación de exclusión de la Comunidad foral con regiones de Italia, Noruega o Suecia, y que en esta comparativa se evidencia que "la situación de Navarra para nada es la mejor". "Pese el nivel de renta de Navarra, presenta más niveles de pobreza y exclusión que estas regiones europeas", ha expuesto.

Perfil de la exclusión social en Navarra

Asimismo, el informe analiza el perfil medio del sustentador principal de hogares en exclusión social en Navarra y revela que en el 57,1 por ciento de los casos se trata de hombres, de 49,2 años, de nacionalidad española, con estudios bajos o muy bajos y en situación de desempleo.

No obstante, Miguel Laparra ha subrayado que una de cada diez personas que trabajan están afectados por procesos de exclusión social, lo que demuestra que "el empleo no va a resolver todos los problemas sociales". Además, ha puesto de manifiesto la importancia de contar con estudios, "un buen elemento preventivo de los problemas de exclusión social", ya que "cuanto más nivel de estudios tiene la población menos probable es que le afecten situación de exclusión".

Según ha señalado el profesor de la UPNA, aunque se cree que la crisis tiene solo "una dimensión económica", el impacto social "sobrepasa por mucho la esfera económica" y se deja notar, principalmente, en problemas como el acceso a la vivienda o la salud, al no poder pagar medicamentos o mantener dietas equilibradas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha