Opinión y blogs

eldiario.es

Fidel, ego te absolvo

Es de justicia “absolver” a Fidel Castro, uno de los poquísimos mandatarios que apostó, con hechos más que con palabras, por un sistema que pone la dignidad del ser humano por delante de lo material.

- PUBLICIDAD -
El "balserito" Elián González realizó una guardia de honor en homenaje a Castro

EFE

Fidel ha sido uno de los personajes públicos más influyentes y controvertidos de la historia. Por ello tras su muerte, en nuestras "democracias" occidentales se suceden valoraciones de lo más variadas en las que, en muchos casos, debido al mensaje repetitivo de los mass media a lo largo de décadas, se hace leña del árbol caído y con él se sataniza a todo el sistema cubano. No es casual que cuando se habla de Cooperación al Desarrollo con otros países de Latinoamérica o África, la percepción mayoritaria sea de solidaridad (a veces más por caridad que por justicia y dignidad), con independencia del mandatario de turno, mientras que si se hace con Cuba se despiertan sentimientos de rechazo. Tampoco es casual que Fidel tenga peor prensa que Uribe Vélez, acusado más de 30.000 desapariciones. Por no hablar de determinados presidentes africanos tan secuaces e incumplidores de los derechos humanos como desconocidos mediáticamente. Es el mismo constructo simbólico que compara nuestra realidad con la cubana, juzgándola severamente con conocimiento a menudo escaso o cuando menos parcializado. Pero a la hora de juzgar, es menester emplear varas de medir lo más iguales posibles.

Siendo Cuba un país perteneciente al etiquetado como "tercer mundo", a menudo se le compara con los del primero en lugar de tomar como referentes a Haití o a los centroamericanos. Resulta sorprendente que esta pequeña isla, con escasos recursos naturales y bajo un embargo económico impuesto por la mayor superpotencia del mundo, que ya dura 56 años, haya logrado unos indicadores nada desdeñables según la OMS, Unicef, o Unesco (ej. Índice de Desarrollo Humano). Se logró garantizar a sus habitantes unos altos niveles de salud y educación, así como una alimentación y vivienda básicas con independencia de sus recursos. Y por supuesto, la mayoría de la población es económicamente pobre porque sigue siendo “tercer” mundo. Dese usted un paseo nocturno por unas cuantas calles de Tegucigalpa, de ciudad Guatemala y de La Habana, y a la vuelta -si es que sigue vivo- compare su percepción de seguridad. Converse sobre historia o política con guajiros del campo y saque sus conclusiones.

Se ha querido denominar a Cuba como el "régimen dictatorial castrista". Si entrevistáramos a nuestra sociedad, pocas personas sabrían que en Cuba hay elecciones para elegir a las personas (no a los partidos) que han de ocuparse de la política. Lo confieso: qué bueno habría sido que además del partido comunista hubieran podido concurrir otros como el partido LGTBIH, el de la igualdad de género, el decrecentista del Buen Vivir, el ecologista, el del software libre,... En EEUU hay una aparente libertad de partidos, pero de facto sólo hay dos con posibilidades reales de gobernar: el [capitalista] republicano, y el [capitalista] demócrata, reflejos ambos del mismo sistema. ¿Por qué no llamamos a esto “régimen dictatorial neoliberal”? En cualquier caso, en nuestras latitudes hemos llegado a la convicción de que la palabra democracia significa votar una vez cada cuatro años y eso da carta blanca a los mandatarios, ocurriendo que a pesar de la corrupción y la falta de interés por los derechos humanos universales resultan no sólo reelegibles sino, por desgracia, reelegidos.

En lo que respecta a Fidel, aunque tuvo errores, los logros los superan con creces

Es de recibo reconocer que estuvo mal la tremenda represión a los homosexuales y lesbianas habida en Cuba en los 60 y 70, al igual que es de recibo reconocer los grandes avances en sentido contrario desde hace años, siendo un claro ejemplo el CENESEX. Y sí, es cierto: la pena de muerte en Cuba es algo terrible, a abolir ya, y fueron graves los últimos fusilamientos allá por 2003. En el plano contrario, el de la vida, si algo ha caracterizado a Cuba a nivel internacional es su exportación de personal sanitario a países empobrecidos. Otra referencia significativa es su aportación en Sudáfrica en los 70, que fue clave para el final del Apartheid.

Pero analicemos otras penas de muerte procedentes de las democracias occidentales: EEUU, quien también mantiene vigente la pena de muerte, se ha caracterizado en el siglo XX por múltiples invasiones comprobables en el listado de estados fallidos como Irak, Sudán, Somalia,… Y si se valora el impacto geopolítico internacional de la UE a lo largo de los últimos siglos, el saldo da números rojos: imperialismo, colonialismo y hasta esclavismo desde los siglos XV al XIX; no hay más que mirar algunas fronteras africanas trazadas con regla. Por cierto, hablando de muertos y violaciones de los DDHH, es triste que “los nuestros”, como los salvajemente asesinados 130 de París, cuenten más que “los de los otros”: los cientos de los atentados en los estados fallidos, los más de 4000 del Mediterráneo en 2016, las miles de mujeres violadas en su tránsito hacia Europa,... Mientras tanto, aquí seguimos reforzando las fronteras y haciendo acuerdos con Turquía para contener a la chusma multitudinaria, la que escapa de la guerra y la pobreza en busca de un poco de vida digna.

Se juzga a Cuba desde nuestro contexto -en el que me incluyo- de sociedades occidentales, del bienestar, blancas, de clase más o menos media, las que tienen como uno de los máximos objetivos vitales la prosperidad individual y como mucho familiar y de los círculos más allegados. En lo que respecta a Fidel me niego a caer en el juego porque, aunque tuvo errores, los logros los superan con creces. Por eso es de justicia “absolver” a uno de los poquísimos mandatarios que apostó, con hechos más que con palabras, por un sistema que pone la dignidad del ser humano por delante de lo material. Las luces brillan mucho más que las sombras.

 

 

           

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha