eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Garzón acaba dando un mitin en la calle tras reventar el aforo del Teatro de La Latina en Madrid

El candidato de Unidad Popular llena el madrileño teatro de La Latina en uno de los mítines más calurosos de la campaña y se dirige después a la plaza de Los Carros para saludar a la multitud que tuvo que quedarse fuera

Garzón ha reivindicado el papel jugado por los abuelos y abuelas en la conquista de derechos sociales en presencia de Josefina Samper, la mujer de Marcelino Camacho, con la que se ha fundido en un fuerte abrazo

123 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Alberto Garzón, tras el mitin en el teatro La Latina de Madrid, se ha dirigido en una plaza al millar de personas que se ha quedado sin sitio.

Alberto Garzón, tras el mitin en el teatro La Latina de Madrid, se ha dirigido en una plaza al millar de personas que se ha quedado sin sitio. IU / José Camó

Alberto Garzón ha vivido este martes unos de los actos más emotivos de lo que va de campaña. El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular ha elegido el Teatro de La Latina, en pleno corazón del castizo barrio madrileño, en donde ha sido recibido con una fuerte ovación por los asistentes que llenaban el teatro, puestos en pie, un gesto que Garzón agradeció porque -dijo- "en una campaña llena de zancadilla esto da mucha fuerza". El llenazo ha sido tal que mucha gente se quedó sin poder entrar y Garzón se acercó, al terminar su intervención, hasta la cercana Plaza de los Carros para estar con el casi millar de personas que le esperaban y que le recibieron entre vítores. Allí, en plena calle, improvisó unas palabras para agradecer el apoyo y el cariño de la gente.

En su intervención en el teatro, el candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular ha dedicado parte de su discurso a reivindicar la figura de los abuelos y abuelas a los que ha agradecido "su lucha" durante la dictadura para conquistar los derechos sociales. Y lo ha hecho ante Josefina Samper, la mujer del histórico líder de CCOO, Marcelino Camacho, que siguió el mitin sentada en primera fila y con la que Garzón se fundió en un fuerte abrazo antes de subir al escenario.

Después, Josefina fue de nuevo la protagonista de otro reconocimiento por parte de Garzón, al citarla como ejemplo de esa lucha de nuestros mayores, que ahora se ven obligados a ayudar en plena crisis a sus hijos y nietos. El candidato bajó hasta su asiento y ambos volvieron a abrazarse entre nuevos aplausos de los asistentes, algunos llorando.

Como ha hecho ya en otros lugares, Garzón ha apelado de nuevo a los indecisos y ha reclamado el verdadero voto útil, que a su juicio es el que debe ir a Unidad Popular.  "El voto más hermoso es el que se hace con la cabeza pensando en los ideales y valores de cada uno", ha afirmado Garzón.

Garzón se ha referido al debate a dos celebrado anoche entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y lo ha calificado como "un espectáculo". "Fue un debate bronco y excluyente", ha opinado, y no fue un debate dirigido a "la mayoría social", porque no se habló de "la realidad" ni de los problemas que preocupan a los ciudadanos, como los desahucios, la precariedad laboral, o las necesidades que pasa la ciudadanía.

Garzón ha vuelto a lamentar que no se le invite a los debates "a la izquierda" y lo ha achacado a que "somos incómodos porque decimos la verdad".

El candidato de Unidad Popular ha desgranado en su intervención los mismos mensajes que ha ido reiterando en todos sus mítines, la necesidad de crear "un nuevo país" y "de abrir un nuevo proceso constituyente" que blinde los derechos sociales. Y también ha vuelto a referirse a esa "oligarquía corrupta" que solo se dedica a "saquear" lo público y luego se jubila con sueldos escandalosos.

Después, ha reivindicado la necesidad de recuperar "la noción y el concepto más noble de la política" para que "participe en ella toda la ciudadanía". "Los gobiernos quieren que seamos idiotas en el sentido griego de la palabra ‘idiocia’, para que no hagamos política", ha advertido Garzón, que bromeó en diversas ocasiones con los debates de la televisión "en donde no se puede hablar más de 30 segundos sin que te interrumpa Marhuenda o Inda".

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular, estuvo acompañado por los números dos y tres de su candidatura por Madrid, Sol Sánchez y Enrique Santiago. El acto fue introducido por el ‘artivista’ Shangay Lili, que se autopresentó afirmando: "Soy maricón, rojo, anticapitalista y republicano". El activista, que consiguió animar al público mientras llegaba Garzón, también reivindicó el voto para su candidatura porque dárselo a otro es "darlo para seguir robando y saqueando este país".

La eurodiputada de IU, Marina Albiol, ha logrado uno de los aplausos más fuertes al volver a recordar a Jaldía Abubakra, número dos al Senado de Unidad Popular, a la que las autoridades de Israel no dejan salir de Gaza.

"Hay que acabar con la monarquía impuesta por el dictador", ha manifestado Albiol. "Queremos un país con Memoria Histórica. Un país feminista, porque nos queremos vivas, porque nos están matando". "Queremos también un país laico. Y un país libre y diversos donde nadie cuestione quien se mete en mi cama porque eso solo me interesa a mí", ha dicho la eurodiputada que fue la más aplaudida por los asistentes al acto de Garzón.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha