eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Azerbaiyán celebra elecciones parlamentarias boicoteadas por la oposición

- PUBLICIDAD -
Azerbaiyán celebra elecciones parlamentarias boicoteadas por la oposición

Azerbaiyán celebra elecciones parlamentarias boicoteadas por la oposición

Azerbaiyán celebra hoy unas elecciones parlamentarias que han sido boicoteadas por toda la oposición democrática y por los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

El partido Nuevo Azerbaiyán del presidente Ilham Alíev, en el poder desde 2003, se perfila como el claro ganador de los comicios en los que se disputan los 125 escaños del Parlamento unicameral de este país bañado por el mar Caspio.

Según los analistas, las autoridades seguirán controlando cerca del 90 por ciento de los escaños, ya que la gran mayoría de diputados independientes que tomarán parte en la votación del domingo también apoyan abiertamente a Alíev.

El Consejo Nacional de Fuerzas Democráticas (CNFD) ya anunció en septiembre que boicotearía las legislativas, aduciendo que en Azerbaiyán es imposible celebrar unas elecciones democráticas.

"No queremos ser cómplices de este juego de imitación y contribuir a su legitimación", señaló a Efe Dzhamil Gasanli, líder de la coalición opositora.

Gasanli subrayó que en Azerbaiyán "no se dan las mínimas condiciones necesarias para unas elecciones libres y justas".

También se han sumado al boicot partidos opositores tradicionales como Musavat y el Frente Popular, que acusan a las autoridades de impedir el registro de sus candidatos y exigir a la oposición el pago de la propaganda electoral en televisión, mientras el partido oficialista recibe acceso gratuito.

"Los resultados de las elecciones parlamentarias pueden considerarse conocidos de antemano. En el país no hay atmósfera electoral, ya que no hay condiciones para una justa competencia", señaló a Efe Mejman Alíev, director de la agencia de noticias independiente Turan.

Recuerda que "ni una sola vez en los últimos diez años el Parlamento se ha opuesto a un proyecto de ley presentado por la Administración presidencial. Incluso el presupuesto se debate y se adopta en apenas dos horas".

En los últimos años, el presidente Alíev ha intensificado la represión contra la oposición y, de hecho, el opositor y redactor jefe del diario Tolishi Sado, Hilal Mammádov, fue condenado a cinco años de cárcel antes de las elecciones presidenciales de 2013.

También sigue en prisión el conocido activista Anar Mammadi, también condenado a cinco años por poner en duda la legitimidad de las presidenciales, en las que Alíev pudo participar tras modificar la cláusula constitucional que impedía ejercer más de dos mandatos consecutivos.

Decenas de defensores de los derechos humanos y periodistas han sido encarcelados, algunos de los cuales se cosieron las bocas en señal de protesta.

Además, por vez primera desde la independencia de Azerbaiyán la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR) declinó participar en la supervisión de los comicios después de que Bakú intentara limitar el número de miembros de su delegación.

Seguidamente, la Asamblea Parlamentaria de la OSCE también secundó la decisión de sus colegas, por lo que, entre las instituciones europeas, sólo la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha enviado observadores al país caucasiano.

Según los expertos, los países occidentales no se han atrevido a criticar abiertamente, hasta ahora, las dudosas credenciales democráticas de Alíev, debido a la importancia de Azerbaiyán en los planes europeos de reducir la dependencia energética de Rusia.

Más de 5 millones de votantes están llamados a las urnas en las quintas elecciones legislativas en la historia de esta antigua república soviética, enfrentada a la vecina Armenia por el enclave de Nagorno Karabaj.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha