eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSC sella un acuerdo con los herederos de Unió y llevará al exconseller Espadaler de número tres

Los socialistas catalanes buscan en la campaña del 21D atraer al "catalanismo moderado" que se ha quedado huérfano con la deriva del PDeCAT

El acuerdo con Units Per Avançar engloba la formación de un grupo parlamentario conjunto en el que podrá haber disparidad de voto

Josep Borrell, que no irá en las listas del PSC, declinó el tercer puesto por Barcelona que ahora ocupará Ramón Espadaler

45 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el presidente de Units Per Avanzar, Oriol Molins, presentan su acuerdo.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el presidente de Units Per Avanzar, Oriol Molins, presentan su acuerdo.

El PSC ha sellado  un acuerdo con los herederos de la Unió de Josep Durán i Lleida aglutinados en Units Per Avançar. Los socialistas catalanes quieren dirigirse al "catalanismo moderado" que, a su juicio, se ha quedado huérfano con la "radicalización" del PDeCAT. El pacto supone que miembros de Units Per Avançar se integren en las listas, como el exconseller Ramón Espadaler que será el número tres de Miquel Iceta, y la formación de un grupo parlamentario conjunto en el que podrán tener libertad de voto. 

Los socialistas catalanes consideran que en las elecciones del 21D se ha perdido de vista el eje izquierda-derecha y que entra en juego la "posición de país", es decir, las posturas relacionadas con el encaje de Catalunya en España. Por eso restan importancia a que los representantes de Units Per Avançar no sean de izquierdas, según las fuentes consultadas por eldiario.es. "No nos resignamos a hacer lo de siempre, a seguir divididos como siempre", ha expresado Iceta en la presentación del acuerdo junto con Oriol Molins, presidente de Units Per Avanzar.

"Consideramos que es hora de sumar esfuerzos en el seno del catalanismo político, que es transversal y diverso, para dar voz a todos los catalanistas no independentistas de la izquierda al centro", dice el texto firmado este miércoles: "Queremos ser el punto de encuentro de aquellas personas que, viniendo de tradiciones diferentes, no se identifican ni con posiciones independentistas ni inmovilistas y creen que hay otra vía para resolver el actual conflicto".

El acuerdo deja claro, por ejemplo, que la candidatura defenderá la renovación del pacto constitucional, que es la apuesta del PSC. El grupo parlamentario se llamará Grup Parlamentari Socialistes i Units per Avançar y un miembro de la plataforma formará parte de la dirección de grupo. Será ese órgano el que determine en qué cuestiones relativas a la conciencia personal o determinados aspectos programáticos puede haber disparidad de voto. En lo que se comprometen a tener consenso es en lo relativo a la ley de educación catalana y el desarrollo del sistema sanitario. 

El PSC considera que gana peso ante un sector del electorado que sitúan en el "catalanismo moderado". Unió no obtuvo representación parlamentaria en las últimas elecciones catalanas, pero sí consiguió 100.000 votos. Es lo que los socialistas catalanes pretenden rentabilizar. 

"No tienen mucho peso en el cinturón rojo, pero sí en Girona, Lleida o Tarragona", señalan fuentes del PSC, que estiman que pueden conseguir gracias a ese acuerdo dos o tres diputados más en el Parlament.

El PSC aprobará las listas definitivamente este viernes en una reunión de la Comisión de Listas y también dará el visto bueno al nombramiento de Nuria Marín como sucesora en la Ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez de Nuria Parlon, que dimitió tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del artículo 155. 

Ferraz ve con buenos ojos el pacto con Units Per Avanzar que Miquel Iceta presentará en la reunión del Comité Federal del PSOE que se celebra este sábado y en el que los socialistas cerrarán filas en torno al PSC de cara a los comicios del 21D.

Units Per Avanzar se constituyó como partido político ante el Ministerio del Interior a finales de junio. Lo registraron dos exdirigentes de Uniò Jordi Daura y Alexandre Pons Abella. A finales de octubre, Units Per Avanzar aprobó su ponencia política y eligió a su cúpula directiva. A la clausura de la convención acudió Iceta. 

Su primer comité ejecutivo, lo preside Oriol Molins, que ha firmado el acuerdo con el primer secretario del PSC. Ignasi Rafel es el vicepresidente y Jordi Cerezuela, secretario de organización. También forma parte de la dirección la exportavoz de Uniò  Montserrat Surroca.

En el PSC sostienen que no se trata de una coalición electoral sino un "pacto político" y enfatizan que sus socios no solo proceden de la extinta Uniò sino también de entornos económicos y sociales de Catalunya a los que dan relevancia, como es el caso de Carlos Losada, directivo de Esade.

"En una situación normalizada, el PSC sería un noble adversario político con el que discutiríamos. Sin embargo, en una situación tan anómala como la actual, es un partido con el que nos sentimos especialmente cómodos por los planteamientos que hacen desde el punto de vista territorial, institucional e incluso en algunos planteamientos de justicia social", dijo Losada en la convención de Units Per Avanzar, según recoge la Agencia EFE.

El acuerdo afecta a las cuatro circunscripciones, aunque aún no ha trascendido qué otros miembros de Units Per Avanzar se incorporarán a las listas del PSC. Ocuparán el tercer puesto por Tarragona y Lleida y el segundo por Girona.

El único nombre confirmado es el del exconseller Ramón Espadaler, que será el número tres por Barcelona. Iceta ofreció a Josep Borrell ocupar ese puesto en la lista, pero el exministro lo declinó. La dirección del PSC también le tanteó para ocupar un puesto simbólico, como cerrar la lista de la capital, pero fuentes de la dirección del partido aseguran que Borrell "no va a ir en las listas" finalmente.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha