eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Parlamentaria yazidí pide que la ONU investigue las atrocidades del EI en Irak

- PUBLICIDAD -

La parlamentaria yazidí Vian Dakhil, la única mujer perteneciente a una minoría en la Cámara iraquí, pidió hoy que la ONU investigue las atrocidades cometidas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra su comunidad en Irak.

"Necesitamos una comisión de investigación que examine la situación en Irak, no sólo en Siria", demandó Dakhil en rueda de prensa.

"Después de dos años (cuando los yazidíes sufrieron los primeros ataques) mucha gente se ha olvidado de esto, pero hay que recordar que esta situación no se ha terminado, sino que sigue ocurriendo", agregó.

El pasado día 16, la Comisión de la ONU encargada de investigar las atrocidades en Siria declaró que el EI había cometido genocidio y "múltiples" crímenes contra la humanidad y de guerra contra la minoría yazidí siria, una comunidad étnico-religiosa kurda que se asienta en el norte de Siria e Irak desde hace milenios.

Asimismo, la Comisión denunció que más de 3.200 mujeres y niños yazidíes todavía están en manos del EI, que usa a las mujeres como esclavas sexuales y adoctrina a los menores para meterlos en combate, una situación que corroboró Dakhil.

"Unas 2.700 mujeres y niñas consiguieron escapar de los terroristas, pero todas sufren traumas. Aún quedan 3.200 secuestradas y además hay unos 1.000 niños de entre 6 y 10 años que están siendo adoctrinados por los terroristas para convertirse en su siguiente generación", alertó la parlamentaria.

Tras el informe sobre la situación en Siria, la Comisión de la ONU pidió al Consejo de Seguridad que intente procesar al EI por el crimen de genocidio.

Se trata de una decisión que también apoyó Dahkil, ya que consideró que cuentan "con toda la información que necesitan para reconocerlo como genocidio. Necesitamos que el Consejo de Seguridad eleve el caso al Tribunal Penal Internacional", afirmó.

Respecto a la situación de los más de 400.000 yazidíes desplazados en la región, la parlamentaria dijo que la única solución es contar con la ayuda de la comunidad internacional para poder volver a sus casas.

"Ahora en los campos del Kurdistán (donde se encuentra la mayoría de los desplazados de esta comunidad) están seguros, pero las condiciones son deplorables. No hay suficientes hospitales, ni medicinas, ni escuelas, ni agua", explicó.

Y añadió: "tenemos nuestras propias tierras, nuestras ciudades. Sólo necesitamos ayuda para reconstruirlas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha