eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy se apunta a la protesta de la escuela concertada en la Comunitat Valenciana

El presidente en funciones evita la capital, pero se reúne en Alfafar con representantes de este tipo de enseñanza en plena campaña "contra los gobiernos extremistas"

El PP valenciano asistió el domingo a una concentración convocada por las Escuelas Católicas donde se reclamó la dimisión del conseller del bipartito 

- PUBLICIDAD -
Mariano Rajoy, junto a Andrea Levy e Isabel Bonig. / Efe

Mariano Rajoy, junto a Andrea Levy, Isabel Bonig y Rafael Betoret, en su última visita a Valencia. / Efe

Como hizo en la precampaña del 20D, Mariano Rajoy vuelve este miércoles a visitar la Comunitat Valenciana. Esta vez no pisará la capital sino que se desplazará directamente a Alfafar, a pocos kilómetros. El interés del presidente en funciones es reunirse allí con los representantes de la escuela concertada, en plena protesta de padres y profesores por lo que consideran un recorte del Gobierno de Ximo Puig. De esta forma, el líder del PP se apuntará a las críticas para defender que sólo su partido garantiza la libertad de elección de los padres.

Los representantes de la Mesa por la Educación en Libertad, de la que el PP forma parte, pidieron por carta a Rajoy que encontrara tiempo para reunirse con ellos durante esta visita a la Comunitat. La respuesta fue rápida, ya que el lunes Moncloa se puso en contacto con ellos para cerrar la cita. La visita incluirá después un nuevo paseo del candidato en el que se prodigará en selfies y autógrafos, pero los problemas de corrupción del PP valenciano no aconsejaban un acto mayoritario en la ciudad que gobernaba Rita barberá

Este domingo lograron que unas 20.000 personas, el doble según la organización, se concentraran en la Plaza de la Virgen para exigir la dimisión del conseller Vicent Marzà, a quien consideran un "represor de la concertada". Los convocantes, las Escuelas Católicas y la Fundación San Vicente Mártir Colegios Diocesanos con apoyo de CONCAPA y Feceval, denunciaron recortes de este tipo de enseñanza por parte del gobierno bipartito del PSOE y Compromís. 

El himno de la protesta fue "Libertad sin ira" y al ritmo de Jarcha pudo verse cómo daban palmas y cantaban la famosa canción de la transición dirigentes políticos del PP como Isabel Bonig y Esteban González Pons. Según la portavoz de las escuelas católicas, el próximo curso se eliminarán 18 aulas de este tipo de colegios. La campaña por "salvar" a la concertada cuenta con el activismo de Hazteoir.org, que asegura que está "en peligro de extinción" y recoge firmas a través de su web. El texto de la campaña alerta sobre el peligro de que el Estado "imponga sus paradigmas sexuales o su odio laicista". 

La realidad es que la enseñanza concertada sólo pierde tres aulas el próximo curso ya que se eliminarán 36, pero se autoriza la apertura de otras 33. El enfado de los manifiestantes no estaba relacionada solamente con el número de plazas sino también con la eliminación del distrito único y la prohibición de financiarse de forma encubierta a base de cobrar cuotas a los padres.

De esta forma, la precampaña del líder del PP vuelve a abundar en los peligros de los "gobiernos extremistas y radicales", que es como los conservadores consideran a todos los gobiernos en los que participa el PSOE o Podemos. En Palma de Mallorca Génova organizó un acto la semana pasada destinado a poner de manifiesto las diferencias entre la gestión del PP y la de las formaciones de izquierda. El vídeo, dentro de la web www.ahoramasquenunca.es, incide en que los gobiernos de izquierda, además de "poner en peligro la unidad de España" y "propiciar la división de los españoles y el ataque a los símbolos constitucionales", también "niegan la libertad de elección de los padres". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha