eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Poder Judicial suspende al juez Santiago Vidal durante tres años por redactar la Constitución catalana

Votan a favor de la sanción los 12 vocales conservadores y se opone el bloque progresista junto al propuesto por el PNV

Es sancionado por una falta muy grave frente a las dos que proponía el Promotor de la Acción Disciplinaria y la Fiscalía

Se trata del primer juez apartado de la carrera por faltas relacionadas con su militancia política

45 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El juez Santiago Vidal apela a la libertad de expresión para que el CGPJ no le sancione

El juez Santiago Vidal

El Consejo General del Poder Judicial ha suspendido durante 3 años al juez de la Audiencia Provincial de Barcelona Santiago Vidal por, entre otros motivos, participar en la redacción de una futura Constitución para Cataluña. La suspensión ha salido adelante con los votos a favor de los 12 vocales conservadores y la oposición de los otros nueve, informaron a eldiario.es fuentes del órgano de gobierno de los jueces. 

El juez de la Audiencia Provincial de Barcelona Santiago Vidal se ha convertido este jueves en el primer miembro que es suspendido  por declaraciones relacionadas con su militancia política. Vidal se enfrentaba a una propuesta de expulsión de la carrera como responsable de dos faltas muy graves recogidas en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La propuesta de expulsión corrió a cargo del Promotor de la Acción Disciplinaria, una figura creada con la remodelación del CGPJ que actúa como una suerte de policía y fiscal para los jueces. La actuación de su titular, Antonio Jesús Fonseca-Herrero, contrasata con la adoptada respecto a 33 jueces catalanes, denunciados por Manos Limpias después de que firmaran un manifiesto a favor de la consulta del 9-N. Después de 10 meses de instrucción, Fonseca-Herrero propuso el archivo de la causa.

Contra Vidal, el Promotor recurria al artículo 417.6, que castiga el ejercicio de actividades incompatibles con el cargo de juez o magistrado, y el 417.14, la ignorancia inexcusable en el cumplimiento de los deberes judiciales. Finalmente, Vidal ha sido sancionado por una sola falta muy grave, contemplada en este último punto. Fonseca-Herrero destacaba en su informe la participación de Vidal en la redacción de un texto que podría servir de Constitución para una futura Catalunya independiente.

La adopción de la decisión en un pleno de sobrada mayoría conservadora motivó la protesta del bloque progresista. Según su integrantes, debería haber sido la Comisión Disciplinaria, presidida por Roser Bach, la encargada de decidir sobre Vidal. Esta misma comisión fue la que rechazó, con el apoyo del conservador Vicente Guilarte, no suspender cautelarmente a Vidal hasta que no hubiera votación en el Pleno. Antes de votar la sanción a Vidal, los vocales se pronunciaron sobre el órgano que debía pronunciarse. Por 12 votos a 9 se impusieron los partidarios del Pleno.

A eso añadía que Vidal “ha efectuado de forma reiterada declaraciones públicas en defensa de la independencia de Cataluña y, así mismo, ha apoyado y participado activa y públicamente (…) en iniciativas políticas que adoptaban instituciones públicas catalanas y entidades privadas sobre un proceso por y para la independencia de Cataluña”.
Por último, el Promotor recordaba que Vidal “valoró y calificó de legítimo el incumplimiento de las leyes y de la Constitución española, admitiendo y justificando expresamente la procedencia de la desobediencia civil a la Constitución, a la ley y a las decisiones del Tribunal Constitucional sobre el llamado proceso para la independencia de Cataluña”. Vidal aseguró en un acto público que  "es perfectamente legítimo no obedecer una ley”, en referencia a la Constitución española.

El Promotor escribía que el juramento o promesa que los jueces prestan antes de tomar posesión de su primer destino, “si bien no impone un compromiso político y personal en defensa de la Constitución, sí implica la obligación que todo integrante de la carrera judicial tiene de abstenerse de ejecutar cualquier actuación que ponga en peligro valores o principios sobre los que la Constitución se sustenta y la obligación de adecuar a dichos valores y principios su actuación profesional”.

Fonseca-Herrero también consideraba que la actuación de Vidal no puede quedar amparada por el ejercicio del derecho fundamental de libertad de expresión, ya que “la dignidad, integridad e independencia del Poder Judicial es un bien de rango constitucional que habilita limitar la libertad de expresión de los integrantes del Poder Judicial”.

Y concluía: “El señor Vidal se ha involucrado de forma consciente, notoria y permanente en un proceso de tipo político, propugnando activa y públicamente, en un contexto mediático y político -y no meramente académico e investigador- la derogación –fáctica y jurídica- del orden constitucional a que alcanza su juramento o promesa de fidelidad, con reiteradas y significativas intervenciones públicas, fomentando y auspiciando conductas antijurídicas como la desobediencia civil”, añade el escrito.

La propuesta de sanción del Promotor de la Acción Disciplinaria coincide con la formulada por la Fiscalía, que también ha solicitado la separación de la carrera judicial de Vidal al considerar que su participación en la redacción de un proyecto de “Constitución catalana” y su intervención en numerosos actos públicos a favor de la independencia de Cataluña son constitutivas de las dos faltas muy graves que señaló Fonseca-Herrero. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha