Focos

La jornada de reflexión tras el atentado del 11M

Un capítulo del libro '11M-14M: onda expansiva' (2004), de Rosa María Artal, que describe la cobertura por los medios de comunicación del atentado del 11M, la jornada electoral del 14M y la estrategia del Gobierno. El capítulo está dedicado a lo ocurrido el sábado 13 de marzo.

- PUBLICIDAD -

España vive el 13 de marzo una insólita jornada de reflexión electoral. Una reflexión tan activa que grita y hace preguntas. No es en modo alguno una jornada de silencio. Prácticamente a ningún nivel. Se protesta, se opina y hasta se hace campaña. La mayor parte de los periódicos traen en sus portadas las impresionantes imágenes de las mareas humanas que han salido a la calle, la víspera, para mostrar su rechazo al terrorismo y su solidaridad con las víctimas. Vistas áreas que dan idea de la inconmensurable proporción de la repulsa. Ríos interminables de gente en un silencio de luto, roto por el colorido de los paraguas de Madrid.

El Mundo es el único diario de la capital que divide su portada. La derecha la dedica a la manifestación y la izquierda a la política. "Acebes convencido de que las nuevas pistas probarán la autoría de ETA", dice en su primer titular. "La policía investiga contrarreloj el teléfono y la tarjeta prepago encontrados en la bolsa de deportes que no explotó. El ministro subraya el paralelismo entre lo ocurrido y el "modus operandi" etarra. La banda terrorista niega su participación".

También en portada, destaca la entrevista que, en jornada de reflexión, dedica al candidato del Partido Popular, y entresaca para el titular una frase significativa: "Rajoy: Tengo la convicción moral de que fue ETA".

Bajo una foto en primerísimo plano del secretario general del PP meditando, se desarrolla la entrevista -firmada por Victoria Prego- que encabeza un "Ahora sería bueno que hubiera un gobierno con mayoría absoluta". En ella Mariano Rajoy desvela que, ante la petición planteada por Zapatero, de reunir al pacto antiterrorista, lo ha consultado y han decidido que "lo importante es centrarse en la manifestación".

La periodista plantea esta pregunta:

-Durante su etapa como ministro del Interior, se llevaron a cabo diversas operaciones contra grupos integristas islámicos. ¿Usted cree que la red terrorista Al Qaeda tiene capacidad suficiente ahora como para hacer un atentado en España como el que ha tenido lugar el 11-m?

Rajoy responde:

-Es difícil de saber. Nosotros practicamos bastantes detenciones. Fuimos uno de los países más eficaces en la lucha contra el terrorismo islámico. De hecho, todo apunta a que una parte importante del atentado del 11-S se preparó aquí. En Casablanca, 11 personas se suicidaron y cometieron un brutal atentado. En Nueva York también se suicidaron... Aquí, hasta ahora, de todos los muertos identificados sólo hay uno que es de nacionalidad marroquí, pero nada hace pensar que se haya suicidado.

Victoria Prego repregunta:

-Un dirigente del PSOE y algunos medios acusan al Gobierno de manejar datos que oculta a la opinión pública y que apuntan claramente a la autoría de Al Qaeda.

El candidato popular contesta:

-Le doy mi palabra de honor de que no conozco más datos de los que conocen todos los españoles. Y también le digo que, por lo que conozco, las Fuerzas de Seguridad del Estado no se van a casar con nadie. Dirán lo que tengan que decir con la información de que dispongan.

Mariano Rajoy afirma que "lo que digan Otegi o ETA a través de Gara no tiene ninguna credibilidad. No sólo ahora sino desde hace mucho tiempo". Respecto a las primeras declaraciones de Carod opinando que el atentado era "la prueba de que era necesaria la negociación con ETA", Rajoy, declara que le parece "inadmisible y disparatado darle a una organización terrorista una salida distinta de la de abandonar las armas". La entrevista concluye con una serie de preguntas electorales sobre sus propósitos a la hora de gobernar. "Yo tengo el objetivo de tener las mejores relaciones institucionales posibles", dice Rajoy refiriéndose a sus futuros contactos con la oposición.

Izquierda Unida presenta ante la Junta electoral una queja por esta entrevista, que se salda ambiguamente: los partidos no deben actuar de forma contraria a la ley electoral.

En su editorial, El Mundo orienta el sentido del voto para el día siguiente. En primer lugar analiza las circunstancias en las que se produce:

"Los españoles acuden este domingo a las urnas bajo el impacto de la terrible masacre de Madrid, un criminal atentado que no debería alterar la voluntad popular pero que pesará sin duda en el ánimo de los ciudadanos".

Afirma que todos los partidos que concurren son democráticos. Pero desaconseja votar a los nacionalistas. "Formaciones como el PNV, EA y ERC mantienen una ambigüedad hacia ETA y comparten sus objetivos. A nuestro juicio, no merecen el voto de los ciudadanos". Pasando a los dos grandes candidatos, dedica a Rajoy varios párrafos, uno de ellos dice: "Mariano Rajoy es la mejor garantía de continuidad con los ocho años de gestión del PP, etapa en la que se han desempeñado importantes responsabilidades. No hace falta resaltar los éxitos de Aznar en política económica y lucha antiterrorista pese a los atentados de anteayer". El Mundo considera que Zapatero "puede ser un buen gobernante", pero más adelante, sobre todo por las divisiones dentro de su partido, que le llevan a no ofrecer "soluciones claras y coherentes en asuntos esenciales como el modelo de Estado". Y añade: "El líder socialista se ha hecho acreedor a un buen resultado electoral, que le permitirá consolidarse como alternativa dentro de cuatro años".

Lo aparecido en El Mundo es comentado en la tertulia de la mañana de la cadena SER, en el programa de Fernando Delgado. El periódico El Mundo -en un artículo titulado "72 horas de agit prop en la SER"- y publicado tras la jornada electoral, entresaca a su criterio numerosas frases que considera incriminatorias.

Fernando Delgado, el director de "A vivir que son dos días" comienza diciendo: "Rajoy hace una declaración y lamento que sea día de reflexión y tengamos que comentarlo, pero en día de reflexión se pronuncia el candidato del Partido Popular y dice que, para él, moralmente es ETA. Yo no sé si una persona con tanta responsabilidad, que ha sido ministro del Interior, puede llegar a conclusiones, a respuestas, sobre quién ha sido a través de convicciones morales".

Eduardo Haro Tecglen le contesta: "Es evidente que el Gobierno desea que haya sido ETA, porque es su lucha, es su objetivo desde el principio que ETA es la culpable de todo lo que pasa en el país". Dice que en parte lo es pero no la única. Menciona la participación de España como "agitadora de la guerra en todos los aspectos en la Azores, en la ONU y en todas partes"... después aporta los datos que se conocen.

Delgado teme "que el Gobierno nos esté dando una información que no obedezca a la realidad y al rigor de la investigación".

Emilio Lledó dice una hora más tarde: "¿Qué ideales vamos a tener si un político conscientemente nos engaña, qué tipo de política vamos a creer que se alimenta de la mentira. (...) Yo no sé quién es [el culpable], pero eso no debería hacernos cambiar nuestro ideal de patriotismo, que no consiste en reconquistas perejílicas, en patriotismos anticuados y falsificados. El verdadero patriotismo es el de la tendencia a lo público, la igualdad, la justicia. Y no el patriotismo de las banderas, detrás del cual se ocultan muchas veces los intereses más repugnantes, más negativos para lo colectivo, lo público".

La cita sobre El Mundo termina con un comentario de Peridis (tras una conexión con Olga Rodríguez, la corresponsal de la SER en Bagdad durante la guerra de Irak que habla desde un tanatorio madrileño). "Me ha traído la guerra a mi cuerpo, a mis sensaciones, siento escalofríos porque es una parábola (...). "La pregunta de mañana es: ¿somos un país más seguro ahora que hace un año o no?, ¿puede confiar en sus gobernantes?, ¿cree que le mienten?, ¿le han mentido entonces?, ¿le van a mentir ahora?".

"La desunión de los partidos marca la jornada de reflexión del 14-M", dice ABC en portada. Además, anota las informaciones que todos los diarios comparten. Titula: "España contra el terror".

El periódico conservador abunda en la autoría de ETA. En su primer editorial dice por ejemplo: "El que quiera que compare el crédito del Gobierno de Aznar con el crédito que merece ETA y, bajo su responsabilidad, que decida a quién creer, aun cuando la banda terrorista haya desmentido tardíamente a través de Gara -y si el comunicado es auténtico- su responsabilidad en los atentados" (...) "Señalar a ETA como primer sospechoso del atentado no es una temeridad: en España, y desde hace 30 años, el terrorismo es etarra".

José Antonio Zarzalejos, director de ABC, concluye en su artículo "Las certezas morales", con esta idea: "Buena parte de lo que se oye, se escribe, se dice en estas horas -tantas afirmaciones miserables, tantas insidias, tanto argumento rastrero y odioso-, ensucia a sus autores de vuelo bajo a los que importa que mañana los electores se enfrenten a las urnas desconcertados por las dudas e inquietudes. Pues bien: frente a ellas -algunas legítimas, otras inoculadas aviesamente- deben emerger las certezas morales que, a diferencia de las de naturaleza política e ideológica, son las que permanecen y trascienden".

"Ignorar a ETA para darle la razón" es el artículo que firma, en la tercera de ABC, Carlos Martínez Gorriarán, profesor de filosofía en la Universidad del País Vasco. El profesor no cree en la autoría de Al Qaeda: "Anteponer a todo esto la folletinesca aparición de una furgoneta robada con un cassete islámico - francamente, sólo faltaba el turbante de Bin Laden- o la veloz reivindicación de dos grupos islamistas diferentes en un periódico islámico de Londres es, cuando menos, una interpretación contra la ley de la probabilidad".

ABC dedica su segundo titular a la jornada de reflexión sin nombrar explícitamente a partido alguno. Llama a la participación masiva "como mejor respuesta de una nación fuerte, segura de sí misma, y dispuesta a decidir su futuro sin dejarse intimidar por bandas de criminales". Y sólo concreta esto: "El voto no debe favorecer en ningún caso a aventuras inciertas ni coaliciones que pueden ser ahora más peligrosas que nunca. Nuestra democracia necesita del rigor y la coherencia de los dos grandes partidos nacionales: los electores sabrán juzgar cuál de las opciones es la más adecuada."

El País publica también un cuestionario con el candidato del Partido Popular sobre el impacto de los ataques en el voto, tras cancelar de común acuerdo con el director del periódico la entrevista, ya realizada, programada para el viernes. En media página, que incluye foto de gran formato en la que aparece Rajoy en la sede de su partido con algunos militantes, el líder del PP contesta a las preguntas firmadas por El País, con esta fórmula, de pregunta respuesta:

Pregunta. ¿Qué tiene que decirle hoy a los electores, tras la matanza del jueves de cara a las elecciones de mañana?

Respuesta. Cualquier acción terrorista es un ataque contra la democracia y contra la convivencia de todos aquellos que aspiramos a seguir viviendo en libertad. Nada ni nadie puede hacer perder el espíritu democrático de la sociedad española. Estoy seguro que los ciudadanos responderán el próximo domingo con su voto y con serenidad.

Sobre la influencia del atentado en las elecciones, Rajoy espera que no decida ningún voto: "Tengo la firme convicción de que los asesinos no decidirán sobre la opinión de los españoles, ni sobre cuál es el partido en el que más confían". El candidato popular piensa prioritamente en las víctimas y además en "la unidad ante el terror y su proyección hacia el futuro es el mejor tributo que podemos prestar a los directamente afectados por la barbarie y al conjunto de los españoles. Espero que la responsabilidad presida las actuaciones de todas y cada una de las fuerzas políticas españolas".

El País también pregunta a Rajoy si, con su experiencia como ministro del Interior, cree que ETA tiene actualmente la infraestructura necesaria para cometer este terrible atentado. "ETA ha demostrado, en más de una ocasión, su firme voluntad de sembrar el terror, causar daño y que el daño sea el mayor posible", responde el líder del PP quien repite los argumentos que han llevado al gobierno a considerarla vía principal de investigación, y añade: "En cualquier caso, el terrorismo siempre es terrorismo, venga de donde venga, atente contra quien atente. Y todos hemos de manifestar nuestra repulsa contra cualquier acto de terror de los violentos".

El País, titula su editorial "Después de la matanza". Habla de "mantener la unidad y la firmeza: la unidad ciudadana en respaldo a la firmeza de las autoridades legítimas en su actuación antiterrorista; para identificar, detener y poner a disposición judicial a los autores de la masacre". Continúa diciendo que el gobierno mantiene como primera opción la autoría de ETA, a pesar del desmentido y de los indicios existentes en otra dirección que "pone entredicho el énfasis con que Acebes rechazó cualquier otra hipótesis, calificando de miserables a quienes pusieran en duda la autoría de ETA". Y añade: "Sin necesidad de sacar las cosas de quicio, ese comportamiento plantea algunos problemas. La forma en que se materializa la unidad de los partidos democráticos contra el terrorismo es el apoyo a las iniciativas del Gobierno; la oposición, y los ciudadanos en general, confían en quienes dirigen la lucha antiterrorista por decisión democrática. Pero ello requiere a su vez que el Gobierno informe con fidelidad a los partidos, y también, en la medida en que no dificulte las investigaciones, a la opinión pública". Concluye: "A ETA no hay que creerla bajo palabra, pero es cierto que suele reivindicar sus fechorías" (...) "No hay muchas esperanzas pero tal vez la imagen del horror de este 11-M sirva de espejo del horror que ellos han apoyado, disculpado o no querido ver durante años"

El historiador británico, Timothy Garton Ash, se pregunta en una tribuna, si estamos ante el 11-S europeo y, si lo es, qué va a hacer Europa. Y, entre otras cosas, escribe que "para prevenir suficientes atentados será necesaria una mayor cooperación entre los servicios policiales y de información europeos, así como procedimientos comunes de inmigración y asilo. Nos daremos cuenta, por fin, de que el terrorismo islámico es una amenaza que está geográficamente más próxima a nosotros que a Estados Unidos. Estará claro lo que tiene que hacer Europa, aunque no por ello será más fácil."

La Razón, con otra austera portada que engrandece el lazo negro del luto, habla en su editorial de dudas no aclaradas:

"La comparecencia, ayer, del presidente del Gobierno, José María Aznar, no sirvió para que los ciudadanos conozcamos quién ordenó y quién llevó a cabo la matanza del jueves en Madrid. El Gobierno afirma que, en estos momentos, no puede descartar ni la implicación de la banda ETA en este atentado, ni que los autores de los asesinatos pudieran ser extremistas de origen islámico, pertenecientes o no a la red de Al Qaida".

Y de lo que llama "Manipulación electoral": "Pero sería absurdo ignorar que este tipo de criminales mata simplemente por el placer de asesinar y que no busca dividir a los pueblos, doblegar sus voluntades por medio del terror y la siembra de la discordia. Por eso los atentados se han producido intencionadamente en plena campaña electoral, porque es evidente que de alguna forma buscan romper la tranquilidad democrática e incidir con su baño de sangre en la intención de voto de los españoles. Éste es el motivo de que hoy, más que nunca, resulte imprescindible mantener la serenidad, tal y como han reflejado, con magnífica exhibición de talante democrático, las últimas intervenciones de los candidatos del PP, y del PSOE, manteniéndose al margen de la tentación de servirse de esta desgracia como arma electoral, que sería tanto como dar una baza los terroristas en su sangriento intento de alterar los resultados de las elecciones generales de este domingo".

La Vanguardia de Barcelona en un amplio articulo, asegura con numerosos datos que la Audiencia Nacional "cree en la autoría islámica". Y que "la investigación policial señala a Al Qaeda". Y que "el gobierno insiste en ETA". "Jueces y fiscales -escribe La Vanguardia- no esperan que el Gobierno remita ningún informe hasta el lunes". El periódico catalán destaca estos principales puntos que sustentan la teoría:

-Los explosivos, detonadores y modus operandi apuntan al integrismo islámico.

-La masacre guarda parecido con el atentado de Casablanca del 2003.

-La policía revisa un vídeo encontrado en la estación de Alcalá de Henares.

-Según una fuente de la Audiencia: "Policialmente el caso está claro: es Al Qaeda".

Con preocupación, con múltiples interrogantes, España acapara la atención de todo el planeta, como nunca antes había sucedido. Como portada e información preferente. El diario The New York Times, considerado el más influyente del mundo, publica en página 2 las dudas sobre la transparencia del gobierno español. Cita fuentes oficiales españolas que investigan los atentados de Madrid para indicar que se declaran inquietas "ante el hecho de que el Gobierno español se mostrase de forma repentina reacio a la hora de valorar las pruebas recopiladas hasta la fecha sobre los atentados".

Las fuentes informantes dicen textualmente: "Creo que [el Gobierno] puede estar reteniendo información para que no influya en los votos de las elecciones". El periódico norteamericano resalta también: "Algunos altos cargos españoles aseguraron que se sienten inquietos ante la insistencia del Gobierno en responsabilizar al grupo vasco, pese a las nuevas pruebas que apuntan a la involucración de militantes islamistas".

Pero fuentes oficiales estadounidenses, citadas en el mismo diario neoyorquino, expresan su cautela sobre la implicación de los extremistas islámicos. La prensa norteamericana ha hecho un gran despliegue informativo para hacerse eco de las noticias procedentes de la capital española.

Se habla de dudas y de la gran manifestación del viernes. La atención, el apego mundial a los sucesos de España es de tal calibre que fueron multitud las cadenas de radio y televisión extranjeras que instalaron sus platós en Atocha la tarde anterior. Solo la BBC desplazó a Madrid a 50 profesionales. Pero llegaron incluso de Japón o México. El horror que muchos periodistas y reporteros gráficos han contemplado -algunos están curtidos en muchas guerras- no evita que se emocionen ante más de un millón de personas abatidas por el dolor tras apenas reponerse de contemplar la causa que lo ha motivado y que llevan impregnada en sus retinas.

En Europa hay más interés si cabe por lo que sucede en Madrid y sus consecuencias sobre las elecciones. "La fragilidad de los terroristas es que se les puede seguir la pista. Es muy difícil no dejar algunas huellas. Es raro que desaparezcan todos los sospechosos. Hay algo que es radicalmente diferente en el 11 de septiembre de Nueva York y el 11 de marzo en Madrid. En el primer atentado hubo kamikazes; en cambio, no parece que los asesinos de Madrid hayan inmolado su vida", dice el francés Le Figaro.

El británico The daily Telegraph apuesta por el coraje de Aznar y ve así la situación española frente a la jornada electoral:

"La cuestión de quién puso las bombas (si los independentistas vascos o los fanáticos islámicos) tiene implicaciones inevitables para los partidos políticos españoles. Algunos órganos de comunicación, alineados con la izquierda, parecían precipitarse ayer al atribuir las bombas a Al Qaeda. Si la muerte de tantas personas inocentes puede presentarse como la consecuencia del apoyo de José María Aznar a la invasión de Irak, entonces el Partido Popular podría sufrir en las elecciones. Pero aunque estas muertes sean incluso una venganza por la participación de España en la guerra contra el terrorismo, no debemos asumir que el electorado extraiga conclusiones erróneas".

Il Corriere della Sera no duda de que el triunfo electoral va a ser para Rajoy, apoyado en el prestigio de Aznar. Aldo Cazzullo resume su visión de muchos y variados matices de nuestro panorama político: "José María Aznar vive, en la noche de Madrid, su consagración. El hombre que ha hecho de los posfranquistas españoles una derecha democrática, y de los católicos europeos una derecha conservadora comparte el luto con una parte de Europa" (...) "La reacción popular refuerza a Aznar: esta reacción le acompaña en su penúltimo día de poder, sublima el personaje que no tiene el carisma y la simpatía de González, pero que está en una sintonía primigenia con la España agreste, cerrada, taciturna, fiel, bigotuda, que mañana pasará al sucesor designado: el gris Mariano Rajoy. Aznar ha optado por una estrategia simple: dejar pasar dos días. El delfín ha permanecido escondido, salvo durante los veinte segundos de una vaga declaración".

El periódico conservador italiano critica a la televisión pública española que "durante todo el día ha hecho desfilar a directores de centros estratégicos, subsecretarios y expertos en inteligencia: se trata de secundar el reflejo condicionado que ha inducido a todos los españoles, excluidos los vascos pero incluidos los socialistas, a unir los atentados con ETA". Y concluye: "Desde luego, si no han sido los vascos sino los islámicos, cambia todo. En este caso Aznar no sería ya el inflexible de los separatistas, el baluarte contra la condescendencia del PSOE, la misma encarnación de la España eterna, sino un primer ministro saliente que no ha hecho bien las cuentas, un ex que abandona la casa en peligro, un estadista fracasado que, como dice el indignado González, "ha vendido la dignidad del país por una foto en el rancho con Bush y unos golpes en la espalda".

Apoyo, solidaridad, miedo compartido, lucha por las libertades en el otro gran periódico italiano, La Stampa: "Ahora el ataque es a Europa. Nadie puede sustraerse a socorrer a Madrid. Si las negociaciones para la Constitución europea no hubieran fallado, también paradójicamente por responsabilidad de Aznar, ahora una cláusula de mutua defensa, propuesta por Alemania y Francia, obligaría a nuestros países a responder, también militarmente, al ataque lanzado contra España. Esto es una demostración de cuán engañoso ha sido dividirse ideológicamente entre amigos y enemigos de América. No hay razón para que la Europea de hoy deba recaer en estos artificios y negarse a responder con lo mejor de sus propias posibilidades: estar en grado de defenderse sin ficciones, honrando en su propio interior el consenso democrático. Incluso una opinión pública pacífica como la europea, frente a la alarma terrorista al inicio del 2003, habría aceptado iniciativas militares con la autorización de la ONU".

Demasiadas ideas para digerir en el desayuno de la jornada electoral. Desde el exterior -tan cercano hoy- a la confrontación interior, éste era el desayuno de reflexión en un sábado gris y plomizo. Entretanto, 265 personas siguen hospitalizadas y más de cincuenta de ellas se debaten entre la vida y la muerte.

"¿Quién ha sido?"

En algún momento del sábado alguien envía un mensaje de móvil y eso va a provocar una reacción en cadena. La reflexión de los españoles se torna enormemente convulsa en la tarde de la víspera electoral. Son horas trepidantes en las que no dejan de sucederse hechos sobresalientes. Va a haber manifestaciones en la calle, noticias muy serias sobre los atentados y comparecencias televisadas de los políticos. Algo totalmente atípico en una jornada para meditar el voto e ilegal en varios de los supuestos. Algunos ciudadanos sospechan que el gobierno esta ocultando información. Y esa impresión la subrayan medios informativos nacionales y extranjeros. "Se tiene que aclarar, antes de votar: ¿Quién ha sido?" se ha dicho incluso en la manifestación de duelo por las víctimas del ataque terrorista. Y faltan horas para que se abran las urnas. La calle está, sin embargo, dividida, y lo están -y mucho- los medios informativos y los partidos políticos, pese a que oficialmente dan un mensaje de unidad.

A las once de la mañana el presidente del gobierno ha comparecido ante los micrófonos para insistir en que ETA es la principal sospechosa del atentado. "Un gobierno con dos dedos de frente en España, después de 30 años de terrorismo, ante un atentado como el de ayer tiene que pensar lógicamente, razonablemente, que tiene ser esa banda la autora", dice José María Aznar.

A mediodía también habla ante los periodistas el ministro del Interior y utiliza palabras similares a las del presidente, aunque añade que no descarta la colaboración entre bandas terroristas. De cualquier modo ETA es la principal: "A ningún español le puede extrañar que la prioridad sea la banda terrorista que lleva 30 años actuando en España y que ha causado casi 900 muertos". Y añade textualmente: "¿Que sea Al Qaeda?... ningún responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad me ha dicho que en estos momentos tengan ninguna línea preferente respecto a esa organización terrorista".

Terminada esa rueda prensa, y durante la tarde, la cadena SER informa de varios asuntos relativos a las pesquisas sobre la autoría de los atentados de Madrid. Comienza diciendo que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI, servicio secreto español), creyó desde el viernes que los atentados del jueves en Madrid fueron perpetrados por terroristas islámicos. La emisora cita fuentes de la inteligencia, para asegurar que los agentes del CNI trabajan "al 99 por ciento de posibilidades" con la hipótesis de que los atentados tienen un corte radical-islamista y fue perpetrado por un grupo de entre diez y 15 individuos. El CNI -continúa la SER- no podía determinar si los atentados debían atribuirse directamente a Al Qaeda debido al gran número de organizaciones que están vinculadas a la red terrorista de Osama Bin Laden, pero los "indicios" señalan un 99 por ciento al terrorismo islámico, una tesis que el viernes ayer se ha convertido en "la principal". Son las dos de la tarde.

Pero el director de los servicios secretos españoles, Jorge Dezcallar, lo desmiente a las 4.30 por medio de un telegrama y una entrevista con la agencia EFE: el CNI cumple con su obligación con todo rigor y, por tanto, no es cierto y no tiene sentido lo que se ha afirmado la Cadena SER de que hayamos abandonado una línea de investigación en beneficio de otra o de otras. No me parece bien que se hable sin suficiente fundamento del trabajo del CNI".

La SER, sin embargo, insiste en que sus fuentes son de total solvencia y que el Gobierno tenía fundamentos para apostar por la tesis del fundamentalismo islámico.

La agencia de noticias EFE, con la protesta de los redactores, inserta en portada de su web una noticia titulada: "Las pistas apuntan a ETA y descartan a Al Qaeda".

Para contrarrestar las declaraciones de Dezcallar, la SER da nuevas noticias:

Que en el 2003, hubo también una reunión confidencial en Madrid de jefes de inteligencia militar de la OTAN. En ella, el propio director del CNI habría adelantado el peligro creciente de que se produjesen atentados islámicos en España tras el estallido de la guerra de Irak. Según fuentes de la cadena, Dezcallar en la clausura del encuentro reconocía que España podría ser un objetivo del terrorismo islámico. Tras este encuentro, ni la existencia del mismo ni sus conclusiones se hicieron públicas.

Añade también que existe un informe de diciembre de 2003, en el que el Instituto de Investigación de la Defensa noruego revela, por un documento detectado en Internet a un grupo controlado en el área de Al Qaeda, la existencia de riesgo de atentado en España. Nuestro país es, dicen, el "flanco débil de la coalición" que sustentó la invasión de Irak.

Poco después de las cinco de la tarde, el pitido del móvil, de muchos móviles a lo largo de la ciudad, anuncia mensaje, no se sabe cuanto tiempo circulando ni quien lo ha iniciado: "¿Aznar de rositas? ¿lo llaman jornada de reflexión y Urdazi trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP C/Génova 13. Por la verdad. ¡Pásalo!" Y se pasó. También se dio aviso por Internet. Hasta reunir a miles de personas en Madrid. Cinco mil según los presentes, tres mil en cifras de la policía municipal. La policía comenzó a pedir carnés de identidad, dado que -como todo el mundo sabe- las manifestaciones están prohibidas en jornada electoral. Buena parte de los participantes respondieron poniéndoselo en la boca.

En Madrid dominan los jóvenes, pero también acuden personas mayores y familias con niños. Carteles -improvisados o no según se haya querido ver- muestran a una población altamente indignada y consignas coreadas. "Mentirosos, mentirosos", "Aznar no se entera, ha sido Al Qaeda", a lo que otros responden "Sí lo sabe", "Antes de votar, queremos la verdad", "No a la guerra", "Se nota, se siente, Couzo está presente" "Con los muertos no se juega", "oe, oe, oe, lo llaman democracia y no lo es", "Aznar cobarde, eres culpable", "No estamos todos, faltan doscientos", "el pueblo no se cree las mentiras del PP", "Con los muertos no se manipula", "Televisión manipulación", "Soy víctima, quiero saber" o "También estuvimos en la manifestación de ayer".

La cadena SER informa por primera vez de esta concentración a las 18.20. Y todas las cadenas, incluidas Canal+ y la TV3 catalana, dan imágenes de las protestas. Solo Televisión Española continua con la emisión de Cine de Barrio. CNN internacional, que tiene destacado en Madrid a uno de sus reporteros estrella, conecta en directo para todo el mundo desde la calle Génova durante una hora. A partir de ese momento, la afluencia de personas a la protesta es mayor. Las manifestaciones indignadas con la supuesta ocultación de noticias por parte del Gobierno se extienden a varias ciudades españolas: Barcelona, Bilbao, Gijón, Oviedo, Palma de Mallorca, Santiago de Compostela, Valencia, Alicante, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Burgos, Badajoz, Sevilla o Zaragoza. Por las concentraciones comienza a correr la noticia de que se han producido detenciones y que son árabes. Varios medios adelantan la noticia, antes de que comparezca el ministro del Interior.

Angel Acebes confirma, a las 8 de la tarde, la detención "a primeras horas de la tarde", de cinco sospechosos, tres marroquíes y dos indios. Acebes explica también que otras dos personas, españoles de origen hindú, están prestando declaración para conocer si tienen alguna relación con los atentados. El ministro dice que las detenciones se han producido "por la presunta implicación en la venta y falsificación del móvil y tarjeta que se encontraron en el bolso que no llegó a explosionar". Esta frase, que quita importancia a la implicación directa de los detenidos -que se confirmará después-, la recogen algunos medios justo en ese sentido y es la última que conocen los ciudadanos, en un horario normal, antes de ir a votar.

Todos los detenidos han sido arrestados en distintos barrios de Madrid -sigue diciendo Acebes- y se encuentran en dependencias policiales para proceder a su interrogatorio.

A preguntas de los periodistas -que ya no emiten buena parte de los medios-, el ministro declara que es pronto para establecer vinculaciones entre los atentados de Madrid y los que el año pasado tuvieron lugar en Casablanca, aunque sí reconoce que alguno de los detenidos podría tener relaciones con grupos extremistas marroquíes, pero -repite- "es pronto para establecer ese tipo de conexiones" (presuntamente, esa vinculación ya la han conocido los servicios secretos españoles).

En cuanto a si estas detenciones suponen que la Policía descarta ya la investigación sobre la banda terrorista ETA, Acebes contesta que "no se debe descartar nada", explicando que la Policía "va a seguir trabajando todas las vías", aunque los arrestos de esta tarde abren una importante vía de investigación:

"Hay una línea de investigación muy buena y por ésa se está avanzando, pero no se renuncia a ninguna otra, ni conexiones, ni colaboraciones, veremos a donde nos lleva esta vía", explica.

El titular de Interior, asegura que "en cuanto apareció la cinta en árabe se abrió una investigación hacia los grupos árabes radicales", tal como informó en sus declaraciones públicas el jueves por la tarde.

Aplaude la "magnífica investigación policial" y añade que "está seguro de que el conjunto de los ciudadanos españoles agradecen su eficacia porque en 60 horas ya ha habido los primeros resultados."

Las detenciones se han producido a primera hora de la tarde. A las cuatro, según algunas fuentes. Zougam ha sido llevado por la policía nacional en el locutorio del barrio madrileño de Lavapiés. Puede ser uno de los autores materiales de la matanza -un testigo le reconocerá después como uno de los que viajaban en el tren que estalló en el andén de la estación de Atocha-. Y le incrimina un trozo de la carcasa del teléfono móvil hallado en la bolsa que no explosionó, y que está en poder de la policía. Zougam era popular en el barrio por sus conocimientos de informática que le permitían "liberar" teléfonos móviles.

Telemadrid es la única cadena que no corta la emisión para dar en directo las palabras del ministro. Sigue con el partido que enfrenta a los equipos locales de Segunda División, Rayo Vallecano y Leganés. Esa es una de las quejas del comité de empresa conocida días después. El director general de Telemadrid, Manuel Soriano, contestará a esas acusaciones en La Ventana de Gemma Nierga en la Cadena SER, confirmando también la encarnizada lucha y el cruce de acusaciones que se desata entre los medios informativos españoles.

"Faltaban diez minutos para terminar el partido (se refiere a cuando termina la comparecencia del ministro) y pensé que no era adecuado interrumpir la programación. Teníamos un informativo estupendo y esperamos a incluir ahí las palabras del ministro", dice Soriano, quien ante la extrañeza de Nierga por relegar una noticia tan importante explica que "algunos medios estaban convocando a una manifestación". La periodista le pide aclare lo de "algunos medios" "¿Qué medios?", le insiste varias veces. "No voy a entrar en eso". "Era una tarde muy complicada desde el punto de vista informativo. No sabía cuál era la naturaleza de la comparecencia". A lo largo de la entrevista, el director general de Telemadrid aclara que sus responsables de informativos sí que le advierten que puede tratarse de detenciones. Pero persiste en que "dado que faltaban diez minutos para acabar el partido, dije que esperáramos a saber previamente si la información del ministro era importante. Cuando ya se vio, pusimos un croll, una cinta sobreimpresa, en el partido. Yo entendí que había una extraordinaria intoxicación informativa, yo quise ser prudente. Había un clima de revuelta social y revuelta política, yo creo que había que valorar esa información".

En Televisión Española se produce un plante de la redacción del fin de semana porque los editores se niegan también a incluir en el telediario de las nueve, la noticia de la manifestación de Génova. Finalmente, se da.

La calle hierve. En el País Vasco la kale borroka vuelve a aparecer con incendio de contenedores y agresiones a establecimientos. En Culleredo (La Coruña), de 2.000 habitantes, una bengala produce un incendio en la sede del PP, ya a las 6 de la madrugada. En Barcelona, los manifestantes llegan ante la Delegación del Gobierno y ante la sede del PP, que tiene que ser desalojada. Vía móvil de nuevo, se convoca una "cacerolada" para las diez de la noche, recordando las movilizaciones contra la guerra de Irak, protesta que a su vez se extendió por toda España. En Madrid la concentración se trasladará más adelante a la puerta del Sol.

La agitada vigilia de la atípica tarde de reflexión se va a ver sacudida por nuevos acontecimientos y por un intenso cruce de acusaciones. El líder del PP, Mariano Rajoy, comparece al lado del vicepresidente Rodrigo Rato y otros dirigentes de su partido, en la sede de Génova a las 21.20, y habla en directo en todas las cadenas de televisión:

"Soy Mariano Rajoy, secretario general del PP y candidato a la presidencia del Gobierno. Se está produciendo una manifestación ilegal que está imputando al PP graves delitos. Comparezco ante la opinión pública para informar de estos hechos gravemente antidemocráticos que no se habían producido nunca en la historia de nuestra democracia y que tienen por objeto influir y coaccionar la voluntad del electorado en el día de reflexión, día en el que están prohibidas las manifestaciones para que el proceso electoral discurra limpiamente. Pido desde aquí y exijo a los convocantes de estas manifestaciones ilegales que cesen en su actitud y concluya este antidemocrático acto de presión sobre las elecciones. A lo largo del día, dirigentes de partidos políticos que prefiero no mencionar han realizado manifestaciones públicas que sin duda han influido en esta convocatoria que está teniendo lugar". Al final de su declaración, Rajoy se congratula de las detenciones producidas esa tarde y agradece a las fuerzas de seguridad su eficacia.

Poco más tarde es el vicecoordinador del comité electoral del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, también en directo, aparece en televisión para decir en nombre del secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero -que "ha decidido no ser él quien comparezca en jornada electoral"- que "el PSOE conocía las líneas de trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. A pesar de ello, por sentido del Estado, por respeto a la memoria de las víctimas, hemos estado callados, cuando desde el Gobierno se hacían descalificaciones y afirmaciones que no siempre se han correspondido con la verdad. Nunca, nunca utilizaremos el terrorismo en la confrontación política. Ésta ha sido y será siempre nuestra actitud".

La declaración del PSOE sostiene que "los ciudadanos españoles se merecen un Gobierno que no les mienta, un Gobierno que diga siempre la verdad". Este momento, añade, "exige especialmente limpieza en el juego político". Para el PSOE "las detenciones confirman que la pista islamista es la más probable". Respecto a las imputaciones indirectas de Rajoy, asegura: "Nunca hemos convocado y nunca convocaremos manifestaciones ante la sede de otros partidos". En Televisión Española, en el canal de noticias 24 horas, hay otro plante porque la dirección rechaza dar la comparecencia de Rubalcaba.

Informe Semanal emite tres reportajes en los que se abordan todos los aspectos de la convulsa semana: el atentado, las víctimas y la secuencia de las reacciones políticas y ciudadanas. Acostumbrado a volcarse en grandes emergencias, participan en su elaboración todos sus componentes. La redacción de Informe Semanal sufre presiones de la dirección de informativos para que incluya unas declaraciones de Ángel Acebes en el reportaje sobre el atentado que va a emitirse a partir de las 9.30, en las que se deduce que la autora es ETA. Pero resiste, no se inserta el fragmento y sí la información de cómo se han producido los hechos. En el reportaje se dice: "Horas después, un comunicado atribuido a Al Qaeda reivindica los atentados y los justifica en una carta a un periódico árabe por el apoyo español a la guerra de Irak. A media tarde, Interior admite otras hipótesis sobre la autoría de los atentados, pero para el gobierno, el principal sospechoso sigue siendo ETA. Un comunicante que dice hablar en nombre de la banda terrorista desmentirá horas después su responsabilidad en los atentados. Por fin, hace menos de hora y media, se anuncian las primeras detenciones". El programa logra un récord, casi cinco millones de espectadores, y es el más visto del día en el cómputo de todas las cadenas.

A continuación Televisión Española emite Asesinato en febrero, una película sobre atentados de ETA -a esa hora ya sólo quedan 1.400.000 televidentes-. La emisión se interrumpe por una nueva comparecencia, la del ministro portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana.

El dirigente popular asegura que el Ejecutivo "actuó y está actuando con total transparencia" en la información sobre los atentados del jueves y niega que haya mentido a la opinión pública en este tema. Zaplana dice lamentar el tener que realizar una declaración institucional "en la jornada de reflexión", pero asegura verse obligado ante las "graves" imputaciones formuladas por el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha acusado al Gobierno de mentir a la opinión pública. "Eso es falso ", añade Zaplana.

A la una menos cuarto de la madrugada, vuelve a comparecer el ministro del Interior con más noticias sobre la investigación, otra bomba informativa -tras la de las detenciones- en una tarde-noche de infarto.

Ángel Acebes anuncia la existencia de una cinta de vídeo en árabe que contiene la reivindicación de los atentados del 11-M por parte de Al Qaeda. Este vídeo ha sido localizado por la Policía española cerca de la Mezquita de Madrid. Según Acebes, "se trata de una "reivindicación realizada por un varón, en árabe y con acento marroquí".

El hombre que aparece en el vídeo, vestido con ropa típicas árabes y que se reclama portavoz militar de Al Qaeda en Europa, dice: "Declaremos nuestra responsabilidad de lo ocurrido en Madrid". Además, asegura que "los ataques se cometieron en respuesta a los crímenes de Bush y sus aliados". "Habrá más si Dios quiere y no paran vuestras injusticias. Vosotros queréis la vida y nosotros la muerte".

Acebes da pormenorizados detalles del caso. A las 19,40 horas se ha recibido en la sala del 091 una llamada desde Telemadrid, que a su vez informaba de la comunicación recibida de un varón con acento árabe, que avisaba de que había dejado una cinta de vídeo en la calle, entre la mezquita de la M-30 y el tanatorio cercano, situado a unos 300 metros. Lugares ya aludidos, y que llevan siendo visitados por los familiares de los fallecidos durante todo el día.

Las Fuerzas de Seguridad encuentran, en efecto, la cinta de vídeo poco después, se visiona y se traduce, y resulta ser una reivindicación sobre la responsabilidad del atentado de día 11 en Madrid, "reivindicación en árabe de un varón con acento marroquí", enfatiza Acebes.

El firmante es Abu Dujan al Afgani, autodenominado portavoz militar de Al Qaeda. El ministro explica que la identidad facilitada por el protagonista del vídeo no ha podido ser acreditada por los servicios de inteligencia españoles, ni por otros extranjeros consultados. Acebes dice que esta información "es prueba de la política de absoluta transparencia del Gobierno en la investigación de los atentados. Y agrega que se estudia la fiabilidad de la cinta y "que hay que tomarla con toda cautela".

El titular de Interior da más detalles sobre los tres marroquíes detenidos. Han sido identificados como Jamal Zougam, nacido en Tánger el 5 de octubre de 1973, Mohamed Bekkali, nacido el 5 de junio de 1972 en Tetuán y Mohamed Chaoui, nacido el 26 de junio de 1969 en Tánger, según ha informado el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno marroquí, Nabil Benabdelá, a la agencia oficial marroquí MAP.

La noticia de la autoría de Al Qaeda salta cuando ya se ha sobrepasado la jornada de reflexión, a punto de comenzar las votaciones en España y en medio de un clima de una tensión extrema en España, con miles de manifestantes frente a la sede del Partido Popular en Madrid y en la Puerta del Sol. Los manifestantes acusan al partido gobernante de José María Aznar de ocultar la información sobre la autoría de extremistas islámicos, en un intento de manipulación electoral y jugando con el terrorismo.

Después de tres horas de deliberaciones, la Junta declararía, de madrugada "contrarias a la regulación de la campaña electoral" las concentraciones, y acordaría trasladar a la Fiscalía estas actuaciones por si "pudieran resultar hechos constitutivos de delito".

Faltan ocho horas para que se abran los colegios electorales. Muchos españoles ya están durmiendo ajenos a parte de las informaciones. Otros aún protestan en la Puerta del Sol. La jornada de reflexión ha terminado. Crispada, convulsa, insurrecta, con irrupciones políticas y ciudadanas en los razonamientos de un día previsto para pensar, para meditar en calma. Han irrumpido nuevos datos y nuevos procedimientos. La batalla mediática se ha desatado con virulencia. Si es el Cuarto Poder como afirma el tópico, tendrá influencia ante los ciudadanos. Nuevas formas de comunicación compiten con ella. El mes de marzo, esta semana de marzo, no deja de arrojar bombas sobre la sociedad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha