eldiario.es

Iñaki Urdangarin

  • La Infanta refuerza su defensa para el juicio con cuatro abogados más

    La Infanta Cristina ha designado formalmente a cuatro abogados más para reforzar su defensa en el juicio del caso Nóos, que se reanudará el próximo martes y en el que la hermana del Rey Felipe VI se sentará en el banquillo como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales por los que el sindicato Manos Limpias, que ejerce en solitario acciones penales contra ella, reclama ocho años de prisión. La representación procesal de la exduquesa pone en conocimiento del tribunal encargado de juzgar el caso Nóos que, junto a Miquel Roca y Jesús-María Silva (quienes ya estuvieron presentes en la primera sesión de la vista oral), ejercerán su defensa los letrados de Barcelona Pablo Molins, Jorge Navarro y Juan Segarra -todos ellos del bufete Molins & Silva-. También lo hará Jaume Riutord, quien pertenece al despacho mallorquín Riutord Contestí, con el que el bufete que se encarga de la defensa de la Infanta, Roca Junyent, formalizó un acuerdo de colaboración en 2011 con el objetivo de reforzar sus servicios en Baleares. Tal y como señala el escrito, todos ellos se irán sustituyendo entre sí "en función de sus agendas profesionales, en el bien entendido de que en Sala únicamente podrá actuar un sólo letrado de los presentes". La defensa de la Infanta ofrece la posibilidad de avanzar con antelación qué abogado asistirá a cada una de las sesiones.

  • Un excolaborador del CNI que recuperó correos para Urdangarin declarará en el juicio de Nóos

    En la nómina de testigos que prestarán declaración en el juicio de Nóos se ha colado a última hora uno que conoce, como poco, una parte del sistema subterráneo de la trama investigada. Se llama Matías Bevilacqua, es experto informático, antiguo colaborador del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y estuvo imputado en dos causas que se archivaron, una por su supuesta implicación en una trama de tráfico de datos confidenciales y también en el propio caso Nóos. Bevilacqua fue contratado por la defensa de Iñaki Urdangarin para recuperar correos perdidos del servidor de la ONG que da nombre al caso.

  • Si le pagamos la boda, normal que le paguemos el abogado

    Llámenme resentido, pero no puedo evitarlo: cada vez que veo a la infanta en el banquillo, tan cariacontecida ella, me acuerdo de la boda que le pagué hace casi veinte años. En Barcelona, si recuerdan. Una boda por todo lo alto, como manda la tradición monárquica. La pagué yo, la pagamos todos. Ese “todos” del “Hacienda somos todos” que ahora resulta que solo era un eslogan publicitario.

  • La Fiscalía y Hacienda, unidas: juzgar a la infanta sería "una discriminación, ni más ni menos"

    A las 9:17 del lunes 11 de enero de 2016, Cristina de Borbón y Grecia se ha convertido en el primer miembro de la familia real española que asiste a un juicio en condición de acusado. Justo entonces arrancaba la vista por el caso Nóos, la trama de corrupción presuntamente liderada por su marido, Iñaki Urdangarin, y su socio Diego Torres, y en el que la infanta está acusada de dos delitos fiscales en grado de cooperación.

  • Primeras imágenes de la infanta y Urdangarin sentados en el banquillo

  • Guía para no perderse en el juicio del caso Nóos

  • Arranca el juicio por el caso que cambió el retrato de la familia real

    El juicio por el caso Nóos que arranca este lunes en Palma de Mallorca será el primero de una lista de grandes investigaciones a tramas de corrupción que han sacudido a la sociedad española en los últimos años y que entran en los próximos meses en su fase definitiva, la de juicio oral. A Nóos le seguirán, sin que sea posible determinar aún el orden ni cuantos de ellos se celebrarán en 2016, el juicio a la trama Gürtel, el de la caja B del Partido Popular, la salida a bolsa de Bankia, el de sus tarjetas ‘black’ y el del ‘caso Palau’, con la financiación irregular de Convergencia detrás.

  • Diego Torres vincula a la Casa Real con los negocios del instituto Nóos

    "Yo creo que él es tan inocente como yo. En los temas fiscales, no voy a entrar, pero en ninguna de mis empresas ni del instituto Nóos han encontrado facturas de clases de salsa, de viajes a Roma o safaris". Así se expresa la mano derecha de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, en los primeros avances de la entrevista exclusiva con Diego Torres que este domingo emitirá El Objetivo a partir de las 21.30 horas.

    En la entrevista con Ana Pastor, Torres sostiene que "no debería haber desestabilizado a nadie" con la difusión de los famosos correos electrónicos del duque de Palma en el instituto Nóos. Torres avisa, además: "Tengo discos duros con otros 500.000 documentos que no he podido ni leer". Y avisa: "Claro que puede haber algo más".

    En la entrevista en El Objetivo, Torres también afirma que existían vínculos de la Casa del Rey con los negocios del instituto Nóos, si bien insiste en defender a la institución monárquica con respecto a su papel en Nóos: "¿Hay algo incorrecto en el comportamiento de la Casa Real, del jefe de la Casa Real o de Carlos García Revenga? No. Siempre sostendré que ellos han actuado bien. Ellos revisaban lo que nosotros hacíamos: decían que estaba muy bien hecho y que adelante".

    La infanta Cristina, en el banquillo

    Este lunes arranca el primer juicio que sentará en el banquillo de los acusados a un miembro de la familia real, la infanta Cristina, junto a su marido, Iñaki Urdangarin, y otros 16 acusados, por el caso Nóos.

    La vista será la culminación de una investigación resumida en medio centenar de tomos y 76.000 folios repartidos en 91 carpetas, 14 archivadores y 17 cajas de cartón, que comenzó hace ya cuatro años y medio, el 20 de julio de 2010, y aborda un presunto caso de saqueo de seis millones de euros de fondos públicos.

    Que la infanta Cristina sea juzgada por dos delitos fiscales en la presunta trama corrupta en torno al instituto Nóos o que se siente solo un día en el banquillo y quede exonerada sin juicio depende de que tres magistradas de la Audiencia de Palma entiendan que su caso se ajusta o no a la doctrina Botín.

  • El juez Castro rechaza reducir la fianza de la infanta Cristina

    El juez del caso Nóos, José Castro, ha rechazado hoy la solicitud de la infanta Cristina de reducir la fianza de responsabilidad civil fijada en 2,7 millones de euros como presunta cooperadora necesaria en dos delitos fiscales.

    La defensa de la hermana del Rey, que será juzgada por presuntos delitos fiscales en los ejercicios de 2007 y 2008 por la Audiencia de Palma, había solicitado que se rebajase su fianza a 449.525 euros, una pretensión que Castro ha desechado en un auto contra el que cabe recurso.

    El juez instructor, que ha resuelto sobre la petición de la infanta después de que la Audiencia de Palma rehusase la semana pasada asumir la decisión, explica que los casi 2,7 millones de euros que impuso de fianza a la infanta se corresponden con el séxtuplo de la cantidad que presuntamente defraudó junto a su esposo en 2007 y 2008, aumentado en un tercio, como establece la ley.

    Castro explica que el montante que reclama a doña Cristina se ajusta a la petición de multa anunciada por Manos Limpias, el sindicato que ejerce la acusación popular en el procedimiento y que es la única parte que la considera autora de delitos.

    Sostiene que esta cuantía se atiene de "absolutamente rigurosa a las previsiones" del Código Penal y que, quizá por ello, ni la defensa de la infanta ni la Fiscalía, que también reclamó la rebaja de la fianza, impugnaron la decisión cuando se estableció en el auto de apertura de juicio oral de diciembre del año pasado.

    Respecto al argumento de la representación de doña Cristina de que en su presuntos delitos no concurre circunstancia agravante, el magistrado recuerda que tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, sí la aprecian en Iñaki Urdangarin por el "uso de personas interpuestas para ocultar al verdadero obligado tributario".

    "Si esta agravante específica es o no aplicable a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia en tanto que ha sido acusada como cooperadora necesaria (...), es cuestión que corresponde resolver al tribunal sentenciador", arguye.

    El instructor rebate más extensamente la idea de que cabría considerar la atenuante de reparación del daño a la hermana del Rey porque a finales del año pasado consignó en el juzgado 587.413 euros, la cantidad que la Fiscalía había calculado como participación lucrativa en presuntos delitos de su esposo.

    Pero Castro resalta que la infanta "nunca se ofreció voluntariamente a dar su versión sobre los hechos" y que "en su declaración, a la que se llegó con gran esfuerzo, no se advirtió el más mínimo reconocimiento de los hechos, ni tan siquiera a título de error o imprevisión".

    Sostiene que aunque esas son "actitudes totalmente legítimas en el marco jurídico", resultan impropias para "quien dice haberse prestado a reparar el daño, por demás causado a una Agencia Estatal de Administración Tributaria que, paradójicamente y para mayor dislate, nunca se sintió perjudicada frente a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia".

    Además, agrega, la consignación de los 587.413 euros se hizo solo cuando se supo que la Fiscalía y la Agencia Tributaria le iban a atribuir participación a título lucrativo en los beneficios supuestamente ilícitos de su marido.

    "La intención real de la consignante no era la de reparar ningún daño, pues para ello hubiera bastado con presenta un resguardo de haber ingresado el dinero en las arcas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria", insiste el juez, que llama la atención también sobre el hecho de que Hacienda no ha reclamado los 168.571 euros en que se reconoce perjudicada por doña Cristina.

    Respecto al hecho de que la acusación contra la infanta la señale como cooperadora necesaria, lo que a juicio de su defensa también es argumento para aminorar la fianza, Castro expone que dirimir el peso de esa cooperación respecto a los presuntos delitos es algo que compete al tribunal que la juzgará, no a él.

    Contra la decisión del juez instructor del caso Nóos cabe recurso directo de reforma y de apelación ante la Audiencia provincial balear.

  • Un magistrado del Supremo violó la ley al asesorar a Urdangarin y Torres

    Políticos, empresarios y también jueces. La última tanda de correos electrónicos aportados al caso Nóos por Diego Torres demuestra cómo un magistrado del Tribunal Supremo pasó a engrosar la lista de voluntariosos colaboradores de la trama empresarial montada por el yerno del rey Juan Carlos y su socio. Incumpliendo la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), el magistrado Ángel Aguallo asesoró a los socios del Instituto Nóos en un proyecto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) entre febrero y junio de 2008.

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -