La agenda de Rita Barberá revela reuniones con Nóos para el evento del que Urdangarín obtuvo 3,6 millones de euros

Iñaki Urdangarín, acompañado por Francisco Camps y por Rita Barberá.

Lucas Marco


5

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps siempre negó haber hablado con Iñaki Urdangarín sobre el evento 'Valencia Summit', un acto por el que el Instituto Nóos facturó al Ejecutivo autonómico del PP 3,6 millones de euros, a pesar de que el coste ascendía a 856.000 euros, según un informe de la Agencia Tributaria. Iñaki Urdangarín firmó un convenio para la celebración del evento con la Ciudad de las Artes y de las Ciencias SA, una empresa pública dependiente de la Generalitat Valenciana, y con la fundación Turismo Valencia Convention Bureau, en manos de Alfonso Grau, la mano derecha de Rita Barberá en el consistorio.

Camps aseguró durante su declaración como testigo en la causa contra el exyerno del rey emérito que simplemente había oído hablar de forma genérica y de pasada del Valencia Summit a la entonces alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en algún acto institucional. Sin embargo, las agendas de Rita Barberá que figuran en el sumario del 'caso Azud' a las que ha tenido acceso elDiario.es apuntan que el miércoles 20 de abril del 2005 hubo un encuentro. La anotación reza: “Reunión trabajo NOOS (Urdangarín) con empresarios”. “Viene presidente”, agrega.

Una semana más tarde, la alcaldesa del PP tenía agendado el acto de presentación del 'Valencia Summit'. El 17 de octubre, la entonces alcaldesa popular tenía marcada en su agenda una conferencia de Iñaki Urdangarín en el Hotel Valencia Palace del Paseo de la Alameda. Finalmente, el 18 de octubre del 2005, según figura en la agenda en manos de la hermana de Barberá (y jefa de gabinete de la primera edil), se celebró el acto de inauguración de la primera edición del evento, clausurado al día siguiente.

Otros apuntes en las agendas de Rita Barberá confirman la participación de la alcaldesa en la preparación del 'Valencia Summit'. Así, el 15 de septiembre del 2005 aparece agendado un encuentro relativo al 'Valencia Summit' con Juan Eduardo Santón, responsable de la entidad pública Centro de Estrategias y Desarrollo (CEyD) y procesado en el marco de la pieza separada A del 'caso Taula' sobre la presunta financiación de campañas del PP de Rita Barberá.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ-CV) evitó en 2013 que Francisco Camps y Rita Barberá se sentaran en el banquillo de los acusados, como pretendía el instructor de la causa, el magistrado José Castro. El instructor lamentó el “doble rasero” que se aplicó a los dos dirigentes del PP valenciano respecto a Jaume Matas, el expresidente balear condenado por los contratos con el Instituto Nóos. La Audiencia de Palma también destacaba que, tras la decisión del TSJ-CV, quedaba “al margen del escrutinio judicial la posible participación en los hechos sumarialmente enjuiciados”.

Rita Barberá compareció como testigo en el juicio que condenó a Iñaki Urdangarín y reconoció que se había reunido con el exyerno del rey emérito. Sin embargo, puntualizó que en el encuentro no se concretó nada. “No ordené, ni firmé, ni recomendé absolutamente nada”, declaró la entonces alcaldesa ante las dudas del fiscal Pedro Horrach. A pesar de que Barberá sostenía que en el ayuntamiento no se concretó nada sobre el evento, la agenda desvela que, al menos el encuentro del 18 de octubre del 2005, era una reunión de trabajo. La fallecida alcaldesa atribuyó a Juan Antonio Samaranch, ex presidente de Comité Olímpico Internacional, la idea de que Urdangarín organizara el 'Valencia Summit'.

La imputación de Alfonso Grau supuso el distanciamiento definitivo con Rita Barberá. Grau fue finalmente absuelto mientras que Urdangarín fue condenado a 5 años y 10 meses por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias. Sin embargo, la antigua mano derecha de Barberá está procesado en la pieza separada A del 'caso Taula' y figura como uno de los principales investigados en el 'caso Azud'. Además, fue condenado por un delito continuado de cohecho al haber aceptado relojes de lujo de un empresario contratista del Ayuntamiento de Valencia.

En una conversación telefónica intervenida por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco del 'caso Taula' y en las semanas previas a las elecciones del 2015 que acabarían con 24 años de gobiernos populares en la ciudad, Alfonso Grau le explica a su entonces esposa, la edil María José Alcón, su mala relación con Rita Barberá a cuenta de su imputación en el 'caso Nóos'. “En esta familia el cupo de castigar a inocentes para salvar a responsables, te lo hemos cubierto”, dice Grau en referencia a una conversación con la primera edil. Grau, que en las conversaciones telefónicas con Alcón se refiere a la alcaldesa como “la gorda”, se presenta como un “chivo expiatorio” de Rita Barberá en el 'caso Nóos'.

En el juicio contra Urdangarín, Grau declaró que fue el exyerno del rey emérito quien le propuso a Rita Barberá la celebración el evento. “Le dije 'hemos visto en la fundación esta propuesta' y me dijo: ”Ah sí, hace unos días estuvo aquí conmigo Urdangarin y le dije que me parecía una cosa que pintaba bien, que era positivo y que la presentase entre otros sitios, en la fundación'“, afirmó Alfonso Grau en respuesta al fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach.

A pesar de que el Instituto Nóos obtuvo más fondos públicos de la administración valenciana, la Justicia sólo enjuició la contratación por parte del Ejecutivo autonómico balear de Jaume Matas. Urdangarín endosó a la Generalitat Valenciana hasta la factura por el alojamiento de la entonces amante del rey Juan Carlos, Corinna Sayn-Wittgenstein.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats