eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

ISIS envía mujeres a primera línea de fuego a servir como terroristas suicidas

Durante mucho tiempo las mujeres habían estado relegadas a un segundo plano del conflicto, llevando a cabo tareas de apoyo

"Al medida que ISIS pierde territorio, sus reservas de reclutas van a ir menguando. Necesitarán a más mujeres en combate", valoran los especialistas

- PUBLICIDAD -
Mujeres con niqab en La Haya, Países Bajos.

Imagen de archivo de dos mujeres con niqab en La Haya, Países Bajos. Fred Ernst/AP

ISIS utiliza cada vez a más mujeres –para esquivar las medidas de seguridad e impulsar una ola de ataques a lo largo de Europa y del mundo islámico– a medida que va perdiendo territorio en Oriente Medio. Anteriormente, las mujeres de ISIS habían estado relegadas a papeles de apoyo y se mantenían alejadas de la batalla. Sin embargo, esta política parece haber sido corregida en verano, cuando la presión militar en sus principales bastiones en Irak, Siria y Libia se intensificó, y empezaron a perder franjas importantes de territorio. Los investigadores lo describen como un "giro de 180 grados".

En diferentes ocasiones, las autoridades han alertado de que ISIS lanzaría ataques según se fuese retirando de territorios que había ocupado. Desde agosto, las fuerzas de seguridad han descubierto una serie de operativos que involucraban a mujeres en Europa y en el norte de África.

La nueva táctica supone un desafío para las organizaciones de seguridad, que ya tienen dificultades con la penetración de redes extremistas y con la identificación de atacantes potenciales. "Esto es un problema... hay una evolución constante a medida que la presión sobre ISIS aumenta, por lo que no seremos complacientes", asegura un agente de seguridad de Europa occidental.

En septiembre se desbarató en París un plan del que participaban cuatro mujeres de entre 19 y 39 años y que recibió gran atención mediática. La célula, organizada por una conocida militante de ISIS en Francia, fue la primera en ser completamente femenina. Dos de estas mujeres fueron incluidas en una lista de posibles amenazas para la seguridad realizada por la agencia de inteligencia francesas después de intentar llegar a Siria para unirse a ISIS. Recientemente, una tercera integrante se casó con un rebelde que murió tras un tiroteo con la policía en las afueras de París en junio, después de que apuñalase y matase a dos oficiales de policía en sus casas.

"Si en un primer momento parecía que la organización relegaba a las mujeres a tareas domésticas y familiares, hay que señalar que esto ya no es tan así", explicó a los periodistas François Molins, fiscal general de Francia, tras el arresto de las cuatro mujeres.

Pero otros ataques con mujeres en puestos de "combate" recibieron menos atención de los medios. En agosto ISIS aseguró haber utilizado al menos a una mujer suicida en un ataque con bomba en Libia, mientras que en el último mes fueron arrestadas diez presuntas atacantes en Marruecos. Todas eran adolescentes, habían jurado lealtad a ISIS, estaban en posesión de materiales para hacer bombas y planeaban una serie de ataques suicidas, explicaron las autoridades.

"Se pusieron en contacto con componentes de ISIS vía Internet y les lavaron el cerebro. Las convencieron de cometer atentados en diferentes objetivos, sobre todo en zonas turísticas", comentó Abdelhak Khiame, que dirige la Oficina Central de Investigaciones Judiciales de Marruecos.

"Es una señal alarmante"

"Es la primera vez que hemos detectado una célula terrorista compuesta completamente por mujeres. Los terroristas están centrando sus esfuerzos en menores que son mujeres. Esto es muy preocupante para todos nosotros. Es también una señal de alarma", añadió Khiame.

Las mujeres ya han desempeñado diferentes papeles en la militancia islámica. Y también han ocupado posiciones en la primera línea de combate. Los grupos palestinos han utilizado atacantes suicidas mujeres, al igual que otros en Asia Central y en el Cáucaso. Sin embargo, los comandantes veteranos de Al Qaeda han manifestado tajantemente que se oponen a que las mujeres tomen parte en el combate directo. Siempre han dejado claro que deben apoyar a los muyahidines hombres y a la causa, en lugar de tomar las armas.

Pero no siempre ha sido consecuente con esta máxima. La propia filial de Al Qaeda en Irak envió a mujeres suicida en 2005 para atacar un hotel en la capital de Jordania, Amán. La decisión dio lugar a muchas críticas dentro de los círculos extremistas.

ISIS, que comparte objetivos ideológicos generales con Al Qaeda pero que difiere enormemente en cuanto a estrategia y tácticas, en principio vetó que las miles de mujeres voluntarias que atrajo de Europa y el mundo islámico interviniesen en sus acciones. "Hasta el momento, ISIS ha relegado el papel de las mujeres en el califato limitándolo al hogar, para asegurarse de que crían a la siguiente generación de rebeldes yihadistas y para mantener a sus maridos", explica Rachel Bryson, del Centre on Religion and Geopolitics en Londres.

Ha habido excepciones: "lobas solitarias" que han atacado sin autorización oficial del grupo, y una de sus mayores filiales –Boko Haram– que sistemáticamente utiliza a mujeres como atacantes suicidas. El reciente cambio "sugeriría que el grupo está empezando a sentir una enorme presión a raíz de las medidas que se están tomando contra él", añade Bryson.

En los últimos meses, ISIS ha perdido un terreno significativo en Libia, y sus principales enclaves en Irak y Siria están amenazados. En estos momentos hay ofensivas en marcha contra ciudades como Raqqa, considerada el cuartel general del grupo, y Mosul, el mayor centro urbano bajo el control de ISIS y sede del califato declarado por su líder, Abu Bakr al-Baghdadi, hace más de dos años.

Tan importante como la pérdida de territorio es la menguante población bajo el control de la autoridad de ISIS. Aunque obtienen algunos ingresos del petróleo y otras fuentes, la mayor parte de los fondos que se recaudan provienen de los "impuestos" a las personas, a las comunidades y a los negocios.

Los analistas están divididos en torno al impacto que podrá tener una derrota militar de ISIS. Algunos creen que la organización estará preparada para continuar atrayendo apoyo por su historial de victorias, algunos sentirán que la organización necesita más ayuda que nunca. Y otros creen que el atractivo de ISIS se verá debilitado seriamente.

"Al tiempo que ISIS y otros empiezan a perder más territorio, sus reservas de reclutas van a ir menguando, lo que significa que necesitarán a más mujeres en combate. Más aún, ISIS sabe que las muertes de mujeres suscitan una respuesta mayor en todo el mundo que la de un hombre, y para el engranaje de relaciones públicas de ISIS incrementar la plataforma mediática del grupo es una perspectiva atractiva", concluye Bryson.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha