eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Análisis

Al Qaeda cambia radicalmente su estrategia en Siria y vuelve a poner la mira en EEUU

El nuevo mensaje del líder de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri, deja entrever que se han acabado los años de perfil bajo de la organización terrorista en Siria

El debilitamiento de ISIS ha influido en este cambio de rumbo, ya que da margen a Al Qaeda para situarse como organización yihadista global de referencia, papel por el que luchan ferozmente ambos grupos

- PUBLICIDAD -
Imagen del mensaje lanzado por Aymán al Zawahiri el pasado 4 de octubre.

Imagen del mensaje lanzado por Aymán al Zawahiri el pasado 4 de octubre.

El último mensaje de la máxima autoridad de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri, refleja un cambio radical de la estrategia de la organización en Siria. Al Qaeda, que parecía haber quedado relegada ante el aparente poderío de ISIS, está dispuesta a aprovechar el retroceso de un decadente "califato" para recuperar el papel de organización terrorista de referencia a nivel global.

Con las imágenes de fondo de las Torres Gemelas derrumbándose, el líder de Al Qaeda Central lanza su discurso, titulado  “Lucharemos contra vosotros hasta que se acabe la persecución”. En él, hace un alegato del poder y la influencia de su organización e insiste en que hay que volver a centrarse en Estados Unidos. Zawahiri sostiene que Al Qaeda debe volver al camino que inició Osama bin Laden. Esto es: "Enfrentarse primero a la cabeza de la infidelidad global, al tiempo que se hace la yihad contra otros regímenes a su servicio, porque esta guerra es, al fin y al cabo, una única guerra”.

Este mensaje choca frontalmente con la estrategia anterior.  En 2015, Abu Muhamad al Julani, líder de la filial de Al Qaeda en Siria (Al Nusra), declaró públicamente que  Zawahiri había ordenado a su grupo no atacar a EEUU  y centrarse en combatir al régimen de Asad. “Hemos recibido órdenes claras de no utilizar Siria como plataforma de ataque contra EEUU o Europa para no sabotear la verdadera misión contra el régimen”.

Zawahiri quería que los esfuerzos internacionales se dirigiesen contra ISIS. Y lo consiguió. Las directrices de Al Qaeda y la brutalidad y poderío del grupo liderado por Abu Bakr al Bagdadi lo hicieron prácticamente inevitable. El cambio de estrategia de Zawahiri para devolver a Al Qaeda al primer plano llega en un momento en el que ISIS está profundamente debilitado.

Guerra entre terroristas

Al Qaeda supo desde el principio que la llamada primavera árabe era un reto convertido en oportunidad. Y el ejemplo más claro ha tenido como escenario el caos sirio, donde el terrorismo yihadista ha adoptado variantes y seguido caminos diferentes, con duras luchas internas de por medio.

Los problemas entre terroristas yihadistas empezaron en 2013, cuando los líderes de las ramas de Al Qaeda en Siria y en Irak entraron en conflicto. El líder de la rama iraquí, el propio Abu Bakr al Bagdadi, quería tomar el control de la filial siria, Al Nusra, y establecer un califato que actuase en ambos territorios. Abu Muhamad al Julani, líder del grupo en Siria, lo rechazó. Zawahiri intentó intervenir, pero Bagdadi fundó ISIS y declaró la guerra contra Al Qaeda.

Abu Muhamad al Julani, líder de Al Nusra y actualmente de Jabhat Fata al Sham.

Abu Muhamad al Julani, líder de Al Nusra y actualmente de Jabhat Fata al Sham.

Hoy, el progreso de la lucha internacional contra ISIS ha convertido en un montón de ruinas la mezquita desde la que Bagdadi declaró el califato. ISIS apenas controla territorio y su papel como fuerza militar de oposición al régimen de Asad se está debilitando. Tan solo una semana antes del mensaje de Zawahiri y tras cerca de un año de silencio,  Bagdadi difundió a finales de septiembre un mensaje de voz de más de 45 minutos. En él reconoce los problemas de su organización, pero sostiene que la lucha continúa. Bagdadi explica que el profeta Mahoma no dijo a sus compañeros cuándo o cómo sería la victoria del islam “para que la pérdida de territorio o la muerte de algunos creyentes no determine la victoria o la derrota”.

En su reciente mensaje, el líder de Al Qaeda anima a seguir combatiendo contra ISIS no porque lo dicten “EEUU y sus agentes”, sino por convicción propia. En este sentido, Zawahiri recuerda que fue un hombre de Bagdadi quien mató al representante designado por Al Qaeda para resolver la crisis entre ISIS y la organización fundada por Osama Bin Laden.

La falsa desaparición de Al Qaeda en Siria

En el verano de 2016, durante el periodo en que Zawahiri pidió no atacar a Estados Unidos, Julani, líder de Al Nusra, cambió el nombre de la organización a Jabat Fata al Sham.  “Esta nueva organización no tiene afiliación con ninguna entidad externa", dijo entonces.

Pero lo que se vendió en muchos medios como una ruptura con Al Qaeda, no era tal.  Julani reconoció que el cambio se produjo “de acuerdo con las directrices y directivas generales del liderazgo [de Al Qaeda]” y con el objetivo, entre otras cosas, de exponer al mundo “el incesante bombardeo contra el pueblo por parte de EEUU y Rusia bajo el pretexto de atacar a Al Nusra”.

Con el tiempo han ido surgiendo duras críticas hacia Julani y su liderazgo. Varios destacados miembros de Al Qaeda han desertado y SITE Intel Group, especialista en terrorismo, afirma que  Julani se ha ganado una mala reputación entre los terroristas por detener y atacar a aquellos que se le oponen, incluidas respetadas figuras yihadistas.

Por eso muchos interpretan el último discurso de Zawahiri como un mensaje también para Julani y sus posibles ambiciones de poder. “Hoy nos volvemos a encontrar con aquellos que no quieren enfrentarse a la realidad y que buscan repetir el mismo experimento fallido, creyendo que llegarán al poder –ya sea en Cairo o en Damasco– embaucando a Estados Unidos, a quien no se puede engañar como ellos desean”.

Zawahiri, que en 2016 dijo que la unidad de los muyahidines era un asunto de “vida o muerte” y que las afiliaciones no deberían ser "un obstáculo", ahora insiste a los combatientes en que se enfrenten a Estados Unidos y que cumplan con el juramento de Al Qaeda. Y rechaza todas las razones esgrimidas por algunos grupos para no hacerlo: “Aquellos que quieren librarse [del juramento] dicen 'queremos evitar bombardeos, no queremos que nos designen como organización terrorista, los que nos financian ponen como condición que nos distanciemos de aquellos que no gustan a EEUU...”.

En medio de este panorama aparece en escena  Hamza bin Laden, hijo de Osama bin Laden. En un  mensaje difundido por Al Qaeda a mediados de septiembre, pide unidad a los yihadistas en Siria y les anima en su misión contra el régimen de Asad, contra Estados Unidos y contra Rusia. En 2015, Zawahiri  presentó al hijo de Bin Laden como “un león llegado de la guardia de Al Qaeda” y la organización está utilizando su imagen para inspirar a sus combatientes y para reforzar su posición a nivel global.

El nuevo mensaje de Zawahiri deja entrever que se han acabado los años de perfil bajo de Al Qaeda en Siria. El debilitamiento de ISIS ha influido en este cambio de rumbo, ya que deja margen a Al Qaeda para mostrarse como la organización yihadista global de referencia. Con su mensaje, Zawahiri pretende, además de volver a situarse en el centro de la escena internacional, fortalecer sus filas con viejos y nuevos yihadistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha