eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

La mitad de los británicos apoya que los residentes de la UE puedan votar en las elecciones generales tras el Brexit

El 48% de los británicos aboga por extender el derecho de voto a los residentes comunitarios tras el Brexit, según una encuesta de la London School of Economics

Actualmente, los ciudadanos de la UE que residen en Reino Unido solo tienen derecho a votar en las elecciones locales

- PUBLICIDAD -
Pittella a Cameron: es "irresponsable" retrasar el  inicio del proceso "brexit"

tres cuartas partes del público británico apoyan, al menos, mantener el actual derecho a voto en las elecciones locales. EFE

Cerca de la mitad de los ciudadanos británicos aboga por una extensión del derecho a voto de los europeos en Reino Unido tras el Brexit para que este incluya el derecho a votar en las elecciones generales.

El primer sondeo de opinión realizado desde que Reino Unido hizo públicos los detalles de su  propuesta sobre los derechos de ciudadanía a los nacionales de países de la UE muestra que tres cuartas partes del público británico apoyan, al menos, mantener el actual derecho a voto en las elecciones locales.

La mayoría de los tres millones de ciudadanos comunitarios en Reino Unido no goza del derecho a voto en las elecciones generales. Las excepciones son los nacionales de Irlanda, Malta y Chipre. Más de un millón de ciudadanos de la Commonwealth asentados en Gran Bretaña, incluidos aquellos con pasaportes de India, Pakistán y Zimbabue, también tienen derecho a votar en las elecciones generales junto a los ciudadanos británicos.

Las conclusiones se recogen en un sondeo de Opinium encargado por el profesor Michael Bruter y la doctora Sarah Harrison, de la iniciativa de psicología electoral de la London School of Economics. En ellas se muestra que tan solo el 10% del público británico apoyaría retirar el derecho de los ciudadanos comunitarios a votar en las elecciones locales de Reino Unido tras el Brexit.

El documento político de Reino Unido publicado el pasado lunes y en el que se detalla la propuesta del “estatus de residente asentado” para los nacionales de países comunitarios tras el Brexit no hace mención a la protección de su derecho a votar en las elecciones locales ni a la intención de asegurar la continuación de los derechos de voto de los británicos en la UE. Esto ha dado lugar a especulaciones de que estos derechos podrían estar en peligro.

Tanto políticos laboristas como liberal demócratas apoyaron la semana pasada extender el derecho a voto en las elecciones generales a los nacionales de países europeos. “Debe haber un cambio en la ley electoral para asegurarse de que cualquier persona que viva en Reino Unido y tenga derecho a voto esté registrada para que pueda participar en las elecciones”, dice Chris Rennard, una destacada figura liberal demócrata, a the Guardian.

El sondeo afirma que el 48% del público británico apoya extender el derecho al voto a tres millones de ciudadanos comunitarios tras el Brexit, mientras que el 25% apoya el statu quo de votar solo en elecciones locales. Solo el 10% apoya la opción de eliminar por completo su derecho a voto.

“El pueblo británico considera claramente a los ciudadanos comunitarios que se han asentado en este país como una parte esencial de la sociedad", explica Harrison. "Les gustaría que mantuviesen sus derechos electorales, y cerca de la mitad apoya darles el derecho a voto en las elecciones generales. Esto indica que a la gente probablemente le moleste cualquier propuesta que elimine los derechos a los europeos que han establecido su vida aquí y que han contribuido a la sociedad británica”.

Bruter añade que los resultados muestran que el público británico puede estar dispuesto a tratar a los nacionales de países de la UE de la misma forma que los ciudadanos de los países de la Commonwealth. “Parece que si el Gobierno quisiese proponer un nuevo estatus en línea con las preferencias del electorado británico, esto incluiría el derecho a votar en las elecciones generales”.

El profesor afirma que tal esfuerzo podría ser percibido como una señal verdadera de que el Reino Unido del Brexit quiere proponer su propio paquete de integración innovador a los ciudadanos de la UE residentes en el país, más que simplemente ver qué derechos se les puede retirar.

La encuesta, realizada online en la semana del 25 de junio, muestra que los votantes están divididos a partes iguales incluso en los cinco años de residencia ininterrumpida como condición para acceder al “estatus de residente establecido”. El 42% de los votantes británicos lo apoya y el 41% se opone. Además, el 25% piensa que todos los ciudadanos comunitarios que vayan a residir en el futuro a Reino Unido deberían recibir los mismos derechos.

La oferta de Reino Unido para los nacionales de la UE incluye la toma de sus huellas y la solicitud de un documento de residencia biométrico o, de lo contrario, la pérdida de su derecho legal a permanecer en Reino Unido. Dado que Reino Unido puede emitir los documentos de residencia, la UE propone que esta solicitud solo sea voluntaria y “declarativa” y que el rechazo no debería afectar al derecho legal de los ciudadanos comunitarios a quedarse en Reino Unido.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha