eldiario.es

Nadie lee los términos de servicio

Aceptar ciegamente términos de servicio y políticas de privacidad pone en riesgo derechos fundamentales.

ToS;DR propone versiones gráficas de los términos de servicio y políticas de privacidad enfocadas en los aspectos relevantes.

Nadie lee los términos de servicio

Nadie lee los términos de servicio

Aceptamos términos de servicio y condiciones de servicio (ToS, por sus siglas en inglés) todo el tiempo, en cada instalación de software, prácticamente en cada aplicación móvil que involucra un registro, y ni qué decir de las redes sociales a las que queremos pertenecer. Más aún, con monumental desinterés hacemos a un lado las políticas de privacidad correspondientes. ¿Por qué? ¿Qué nos hace confiar tan ciegamente en un contrato donde posiblemente comprometemos derechos fundamentales como la privacidad de nuestros datos personales? En mi opinión, la respuesta es evidente: preferimos no tomarnos el tiempo para leer y reflexionar lo que implica aceptar un ToS, preferimos la inmediatez.

Pero, en honor a la verdad, resulta impráctico dedicar tiempo y energía a la gran cantidad de ToS y políticas de privacidad que aceptamos, por eso son necesarias otras formas de comunicarlos, es decir, nuevas maneras de hacer legible toda esa jerga legal para un usuario promedio y que a primera vista le hagan consciente de sus implicaciones. Aquí cabe un modelo similar al de las licencias Creative Commons, que tienen representaciones iconográficas que en un vistazo nos permiten evaluar cómo podemos utilizar una obra creativa.

Ahora hablemos de un par propuestas para enfrentar ese reto que involucra abogados y diseñadores por igual.

El reconocido despacho de diseño Ocupop creó en colaboración con Disconnect y Mozilla una serie de iconos para informar gráficamente sobre las políticas de privacidad de los sitios web. Iconos que informan si un sitio web puede vender nuestra información personal a compañías de publicidad sin nuestro permiso expreso; información que puede ser nuestra dirección IP, el correo electrónico o el historial de compras, por decir lo menos. El proyecto está en curso aunque ha sido lento su avance.


Quizá fue Aza Raskin el primero en hacer una propuesta similar a Creative Commons para políticas de privacidad. Por ejemplo, estos iconos representan el tiempo que nuestros datos permanecen almacenados en las bases de datos de un sitio web:



Otro proyecto, también de naturaleza open source, Terms of Service; Didn't Read (ToS;DR) surgió en 2012 inspirado por el trabajo de Raskin. Es una iniciativa para clasificar los términos de servicio y políticas de privacidad "demasiado extensos para ser leídos". Las calificaciones van desde Class A (muy bueno) hasta Class E (preocupante), con iconos que señalan detalles importantes.

Como resultado de ToS;DR tenemos una colección de servicios web en vías de ser calificados según la escala mencionada, con mención a los detalles legales que son relevantes en cada caso. El efecto en la legibilidad de los ToS y políticas de privacidad es notablemente positivo. Por ejemplo, algunos particularidades Facebook:

  • Mediocre: Uso excesivo de copyright en el contenido de los usuarios (por ejemplo, puede licenciarlo a otros)
  • Mediocre: Comparte tus datos de forma automática con otros servicios
  • Igual: No promete dejar de informar al gobierno sobre los usuarios
  • Bien: Puedes opinar antes de que ocurran cambios
  • Mediocre: No permite pseudónimos


La vista por temas de ToS;DR es de lo más interesante. Allí encontramos discusiones abiertas sobre datos personales, suspensión y censura, alcance del copyright, entre otros temas. Es fácil enterarnos que iCloud de Apple puede borrar nuestros datos en cualquier momento y sin aviso previo, que Soundcloud sí nos otorga el control sobre la licencia de uso de los archivos que subimos y que Delicious no elimina los datos de nuestra cuenta, aunque la desactivemos.

ToS;DR es un proyecto que, dado su buen estado y madurez, merece la pena ser impulsado de varias maneras, quizá con una hackathon de lectura y clasificación de ToS, también con traducciones a otros idiomas, incluyendo el castellano.

Estamos a medio camino en la "iconización" de los textos legales de los términos de servicio y políticas de privacidad. Aún falta lograr la aceptación y estandarización por parte de la comunidad. Esto se logrará en la medida que proyectos grandes como Wikimedia y Reddit, aun Google y Twitter, comiencen a utilizarlos.

Creo que como usuarios de Internet seguiremos aceptando términos y condiciones de servicio y políticas de privacidad sin leer, no obstante, es posible que con ese tipo de iconografías más usuarios nos pensemos, siquiera una sola vez, las implicaciones de dar clic en el botón  "Aceptar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -
- PUBLICIDAD -