Opinión y blogs

eldiario.es

Despellejando al planeta

- PUBLICIDAD -
Foto

Exoplanet Travel Series. NASA JPL

 

Facilitando que (algunos) recuperemos la conciencia de nuestro tamaño, la NASA anuncia el descubrimiento de nuevos planetas que podrían albergar algún tipo de vida. Estos planetas, que giran alrededor de su propia estrella, conforman algo muy parecido al sistema solar,  y se encuentran en una “zona de habitabilidad” que les permitiría reunir las condiciones para que pudiera existir en ellos agua en estado líquido (ver aquí).

Entusiasmados por estos descubrimientos, miembros de la agencia espacial americana han ideado unos pósters que, desde una supuesta oficina turística exoplanetaria, animan a los terrícolas a visitarlos. En los carteles, que pueden descargarse en la página de planetquest.jpl, se ve enseguida que el ánimo que mueve a sus creadores no es el del negociante sino el del científico. El gancho publicitario que se utiliza no supone un negocio, no es vendible. Tener dos sombras en Kepler-16b, por ejemplo, no genera ingresos. Me lleva a pensar en esto la manera, completamente diferente, en que muchos recibirían el anuncio de una posibilidad así. Es probable que lo primero que les viniera a la cabeza al ver esos nuevos planetas “anunciados” fuera el inmenso potencial de consumo de esos destinos vírgenes, y no el lirismo de una sombra que nunca está sola o el color del césped.

En la entrevista que publicó el lunes este diario a Alberto Garzón, el candidato de IU afirmaba que uno de los problemas fundamentales es que “vivimos en una sociedad capitalista que se rige por el criterio de la ganancia, y por tanto nos lleva a un abismo ecológico que es un problema con diferentes manifestaciones, como el cambio climático, el salvajismo de los recursos naturales, el despilfarro”. Los carteles de ese equipo creativo de la NASA, con su estética vintage, con su tipografía art-deco y sus intensos colores evocan una época donde todavía no estaba todo consumido.  Un momento al que no se puede volver. El hombre es el único animal que no se adapta a su hábitat sino que adapta éste a su medida, a veces forzándolo hasta que se rompe.

En uno de los anuncios electorales que el Partido Popular ha subido a su página web aunquedamuchoporhacer.es se muestra a Mariano Rajoy agradeciendo a los ciudadanos de a pie “el fin de la crisis”. Son muchos y muy ingeniosos los memes que ya saltaron a la red con este asunto. A mí la sensación que me provoca es semejante a la de imaginar a una gran compañía maderera que hubiera devastado media selva y se presentara ante cada uno de los árboles caídos para agradecer su colaboración por los beneficios obtenidos a su costa.

Si el primer problema fundamental que señalaba Alberto Garzón en la entrevista era este abismo ecológico, el segundo era el abismo social: la mercantilización de las personas. La explotación ya no de la naturaleza sino del hombre. Y es que aquí no sólo se consume al planeta sino a los seres humanos que lo habitan. Un canibalismo en toda regla.

En otro de los famosos spots electorales de los conservadores, aparecen algunos de sus dirigentes charlando alrededor de una mesa e insisten en una sola idea: ellos lo han hecho bien pero no han sabido explicarlo. En esta ocasión es como si los árboles no entendieran que han sido derribados por su propio bien. Cospedal, Rajoy, Arenas, Pons se lamentan de no haberse hecho entender por los ciudadanos. Como si unos depredadores se lamentaran de que quizás no han sido todo lo convincentes que hubieran podido ser antes de matar a las gacelas por asfixia.

Está visto que ni el abismo ecológico ni el abismo social son los puntos fuertes del Partido Popular. En una vuelta de tuerca, casi al finalizar ese segundo vídeo electoral, Carlos Floriano, responsable de la campaña, afirma: “Nos ha faltado darle un poco de piel a cada cifra”. Como espectadora, temblé al oírlo y la primera imagen que me vino a la cabeza fue una montaña de pellejos, tantos como parados, desahuciados, precarios y marginados hay en nuestro país. Creo que no fui la única. Las parodias en las redes sociales no se hicieron esperar.

Más allá de nuestra galaxia, los recién descubiertos planetas deberían estar temblando al saberse captados por el ojo humano. Sin embargo, continúan majestuosos y tranquilos deslizándose por el espacio interestelar. La suerte que tienen –de momento- es encontrarse a años luz de nosotros. Imaginad a Mariano Rajoy llegando allí con la mano tendida: “Gracias, queremos explicarles algunas cositas”. Y tras él a Floriano “es que nos falta piel”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha