eldiario.es

9

Estepona adjudica a la empresa de un imputado en el 'caso Lezo' un contrato de casi 6 millones de euros

El ayuntamiento que preside José María García Urbano (PP) asegura que Licuas S.A. ganó el concurso al rebajar en 400.000 euros el precio inicial de contratación

Estepona adjudica a la empresa de un imputado en el ‘caso Lezo’ un contrato de casi 6 millones de euros

A la izquierda, el empresario imputado en el 'caso Lezo' Joaquín Molpeceres y, a la derecha, el alcalde de Estepona, José María García Urbano, del PP MARBELLA CONFIDANCIAL

El Ayuntamiento de Estepona (Málaga), presidido por José María García Urbano, del Partido Popular, ha adjudicado el servicio de limpieza y acondicionamiento de playas y jardines, por casi seis millones de euros, a la empresa Licuas S.A., cuyo máximo responsable es el conocido empresario Joaquín Molpeceres. Se trata de uno de los imputados por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en el ‘caso Lezo, la trama de corrupción en la Comunidad de Madrid que tiene como principal protagonista al expresidente autonómico Ignacio González.

Tras comprobar en la página web del Consistorio esteponero el nombre de la empresa adjudicataria, Marbella Confidencial ha constatado que se trata de la principal compañía de Molpeceres, un viejo conocido del PP de Madrid, como contratista habitual de la Comunidad que presidió Esperanza Aguirre, así como de ayuntamientos populares. Molpeceres es considerado amigo personal de Ignacio González. El magistrado Velasco investiga si actuó como testaferro del político y si participó en el saqueo de fondos del Canal de Isabel II.

La empresa que preside Molpeceres facturó casi 139 millones, entre 2006 y 2016, al Canal de Isabel II, controlado por González. De hecho, los agentes de la UCO investigan si hubo delito en la relación entre el ‘número 2’ de Esperanza Aguirre y el empresario. Existen grabaciones en las que el político del PP se ofrecía a Molpeceres como conseguidor de contratas y favores en la Comunidad de Madrid.

Se da la circunstancia de que, sólo en 2014, un 50% de la facturación de Licuas procedía de un organismo público, como es el Canal de Isabel II, controlado por Ignacio González. En el marco de esta relación, la facturación se incrementó todavía más cuando González asumió en 2012 la máxima jefatura del Canal, cargo que compaginó con la vicepresidencia del Ejecutivo de Aguirre.

Diversas conversaciones mantenidas entre Molpeceres y González, que obran en poder de los investigadores, ponen de manifiesto que el expolítico conservador tuvo un papel de intermediario ante cargos públicos de la Comunidad de Madrid –antes bajo sus directrices– para que desbloquearan asuntos del empresario, ahora adjudicatario del cuantioso contrato en el municipio costero malagueño.

La adjudicación a Molpeceres en Estepona

Por lo que respecta a la adjudicación de Estepona, cifrada en 5,9 millones de euros, el teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios, Blas Rufaza, explicó el pasado viernes que la empresa adjudicataria “se encargará durante los próximos cuatro años de la limpieza y acondicionamiento de playas y zonas verdes; el montaje, desmontaje y mantenimiento de infraestructuras y mobiliario para uso y disfrute de las playas; tratamiento de residuos; conservación, mantenimiento, limpieza y mejoras de las zonas verdes públicas, parques, jardines, Orquidario, arbolado urbano, fuentes públicas, mobiliario urbano, áreas infantiles, macetería ornamental del casco urbano y equipamientos biosaludables del municipio”.

El concejal del PP esteponero precisó que la mesa de contratación municipal tuvo en cuenta, a la hora de elegir a Licuas S.A., el hecho de que el citado licitador asumirá una rebaja del 7% en gastos generales y beneficio industrial.

“El Ayuntamiento ha empleado para la adjudicación del servicio un único criterio objetivo y transparente; de forma que ha obtenido mayor puntuación la empresa con mayor rebaja en gastos generales y beneficio industrial. En total, se recibieron 40 propuestas para la prestación de este servicio”, detallaba el edil conservador por medio de una nota de prensa, que puede consultarse en la web de Estepona.

Concretamente, el contrato, que se licitó por un importe de 6.340.035 millones de euros anuales –IVA excluido-, se ha adjudicado por un importe de 5.936.579 millones de euros anuales –IVA excluido- al asumir el licitador una rebaja de un 7 por ciento en gastos generales y beneficio industrial.

El nombre de Joaquín Molpeceres, de 85 años de edad, se ha visto envuelto en distintas tramas de presunta corrupción, todas ellas vinculadas siempre al PP, como los llamados ‘papeles de Bárcenas’, o el caso Gürtel. En el primer caso mencionado apareció ‘Volpeceres’ como donante de 60.000 euros a la caja B del extesorero de Génova 13. El juez Pablo Ruz, ex instructor del caso,  tuvo siempre la convicción de que se trataba de Molpeceres, quien siempre ha reconocido su amistad personal con Esperanza Aguirre.

Por lo que respecta a Gürtel, dos de las empresas de Joaquín Molpeceres, Licuas y Coarsa, abonaron pagos que suman 225.000 euros al cabecilla de la trama, Francisco Correa, entre 2002 y 2005, así como al exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega.

El aval de 1,6 millones a López Viejo

En noviembre de 2013 el juez Ruz ordenó a dos entidades bancarias diversa documentación para acreditar un aval de 1,6 millones de euros que Molpeceres había facilitado en 2008 al entonces consejero de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, uno de los encausados en ‘Gürtel’, para comprarse una vivienda.

Otro de los escándalos que salpicaron a Molpeceres fue ser el adjudicatario de un campo de golf ilegal, en Alcalá de Henares, que le otorgó Esperanza Aguirre.

Molpeceres tuvo que testificar en el juicio de la Gürtel y negó haber entregado 60.000 euros a Bárcenas. También desmintió haber sido quien avisó a Rajoy de los manejos de Correa en ayuntamientos madrileños.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha