eldiario.es

9

Cómo elegir juguetes seguros y adecuados

Recuerda siempre leer bien la etiqueta del producto y las instrucciones de uso, que deben estar en castellano, y prestar especial atención a los consejos de uso y advertencias de seguridad

Al comprar un juguete, ten en cuenta la edad recomendada para su uso, y evita aquellos que transmitan valores sexistas, violentos o racistas

jugietes

El fin de curso, un cumpleaños, la Navidad… son muchas las ocasiones en las que compramos juguetes dirigidos a los niños y las niñas. A la hora de decidirnos por una u otra opción es importante no dejarse llevar por el juguete de moda o la publicidad más atractiva, y dedicar un poco de tiempo a elegir un producto adecuado y seguro, como parte de nuestra responsabilidad a la hora de adquirir un producto que va a ser utilizado por una persona menor de edad.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el juguete que elijas debe ser adecuado para la edad del menor o la menor, algo que puedes comprobar fijándote en la etiqueta. No olvides que los niños y las niñas aprenden de lo que tienen en su entorno, por lo que es importante también que evites aquellos juguetes que transmitan valores sexistas, violentos o racistas, y optes por otros productos con un componente más educativo y unas connotaciones más positivas.

Como siempre recomendamos, es importante leer bien la etiqueta y comprobar que te permite identificar de forma clara a la empresa responsable del producto, ya sea fabricante o importadora, incluyendo datos como su nombre, domicilio y NIF. Esta información es muy importante en caso de que hubiera alguna incidencia con el producto o de que tengas que presentar alguna reclamación.

Cómo saber si un juguete es seguro

Para comprobar la seguridad de un juguete, lo primero es revisar que lleva el marcado CE, que es el símbolo que acredita que el producto cumple con los requisitos europeos en materia de seguridad y que ha pasado todas las pruebas técnicas y de uso previsible por parte de los niños y las niñas.

Ten en cuenta también que los juguetes destinados a menores de 3 años deben incluir el símbolo de limitación de edad. Además, conviene comprobar que no tengan piezas pequeñas que se puedan desprender y producir riesgo de asfixia, así como cintas, elásticos, cuerdas o cadenas con una longitud que permita que se pueda enredar en el cuello de los niños y las niñas.

Siempre que puedas evita los juguetes fabricados con plásticos delgados y quebradizos, ya que pueden romperse en pedazos pequeños o dejar bordes cortantes, y comprueba que la pintura de los juguetes no se destiñe, ya que el menor o la menor se la podría tragar al llevárselo a la boca.

En el caso de los juguetes eléctricos, no deben contener dispositivos que produzcan calor. Si funcionan conectados a la red, deben acompañarse siempre de un transformador de 24 voltios, y si funcionan a pilas, las mismas deben estar en un compartimento aislado. Puedes saber más sobre las precauciones a tener en cuenta a la hora de comprar juguetes eléctricos y magnéticos en la web de Consumo Responde.

Conviene tener especial precaución con algunos juegos de química, que pueden causar envenenamiento, así como con los globos rotos o deshinchados, que pueden provocar asfixia. A la hora de adquirir pinturas, ceras o rotuladores, se debe comprobar en la etiqueta que no son tóxicas.

A la hora de comprar

Es siempre importante pedir y conservar el ticket o la factura de compra, ya que es necesario para realizar cualquier reclamación o devolución relacionada con el producto. Por la misma razón, es recomendable conservar la publicidad del producto, los catálogos y folletos, y toda aquella documentación que pueda ser útil en caso de tener que reclamar.

También es recomendable que siempre que puedas elijas para tus compras un establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo, ya que, de esta manera, se garantiza que cualquier posible discrepancia pueda quedar resuelta de forma rápida y gratuita.

En caso de que surja algún problema, recuerda que estás en tu derecho de presentar una hoja de quejas y reclamaciones, que deben estar disponibles en los establecimientos.

Campaña de inspecciones de consumo

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud está llevando a cabo, a través de sus servicios provinciales, una campaña de inspecciones para comprobar que los juguetes dirigidos a la población infantil puestos a la venta están correctamente etiquetados y cumplen con los requisitos de seguridad establecidos en la normativa. En total, está previsto realizar controles sobre al menos 633 juguetes, prestando especial atención a los productos a la venta en establecimientos de precio reducido y bazares, ya que es donde se ha detectado un mayor número de incumplimientos en las campañas de inspección realizadas en años anteriores.

Esta campaña se desarrolla en el marco del Plan de Inspección de Consumo 2017, que comprende un total de 26 campañas dirigidas a garantizar y reforzar la protección de los derechos de las personas consumidoras y asegurar que los productos y servicios que están a la venta cumplen los requisitos de seguridad y calidad que exige la normativa vigente. El desarrollo del Plan supondrá más de 8.000 controles y la toma de aproximadamente 300 muestras en los diferentes establecimientos que se inspeccionen.

En el ámbito de los productos dirigidos a la población infantil, además de esta campaña sobre juguetes, están en marcha otras campañas destinadas a controlar el correcto etiquetado y la seguridad de disfraces y artículos de puericultura. Además, está previsto participar a lo largo del año en otras campañas a nivel nacional para la inspección de bicicletas, patines y juguetes de bajo coste.

Si a la hora de comprar estos productos detectas alguna posible irregularidad en el etiquetado, o algún elemento que pueda afectar a la seguridad, no dudes en contactar con las autoridades de Consumo de Andalucía para que puedan estudiarlo.

Si sigues teniendo alguna duda sobre este asunto, puedes ponerte en contacto con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es o del perfil de Twitter @consumoresponde.

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha