Entrevista. Enrique Jabares, presidente de la Asociación Andaluza de Directores de Colegios

Enrique Jabares: "Este curso escolar va a haber una desbandada de equipos directivos en los colegios andaluces"

Enrique Jabares y el resto del equipo directivo de Asadipre, Asociación Andaluza de Directores de Infantil y Primaria.

El presidente de Asadipre, la Asociación Andaluza de Directores y Directoras de Infantil y Primaria y Residencias Escolares, Enrique Jabares, cree que la Consejería de Educación ha tirado la pelota al tejado de otras instituciones y destaca que esta crisis ha desnudado cómo los colegios se han convertido en la única solución de la administración para la conciliación familiar.

Jabares preside la asociación que aglutina a los directores de los colegios de Andalucía desde hace solo un año y tres meses. En su corto mandato representativo enfrenta uno de los mayores retos, si no el mayor, que debe afrontar la Educación en nuestro país como consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid-19, y que ha motivado varios escritos llamando la atención de la carestía de medios humanos y materiales para cumplir con las medidas de seguridad. En su opinión, la Consejería de Educación se ha limitado a realizar unas instrucciones siguiendo las directrices del Ministerio y, después, ha pasado la patata caliente a los centros educativos y los ayuntamientos. Sin embargo, su intención pasa por agotar todas las vías de entendimiento para llegar a acuerdos y ser operativos a partir de septiembre. 

Con el mes de agosto ya empezado, ¿cuál es el sentimiento general entre los directores de los centros?

Hay mucha preocupación. Está siendo un verano muy complicado, todo el mundo está trabajando viendo las necesidades de las infraestructuras de cada centro. Ahora vemos que en Infantil y Primaria, la Consejería [de Educación] es la responsable en la parte educativa, pero los Ayuntamientos lo son en materia de limpieza y mantenimiento. Cuando les hemos hecho llegar a los ayuntamientos el documento de las instrucciones de Educación, se han alarmado porque no tienen personal. La Consejería dice que, basándonos en nuestra autonomía como centros, hagamos nuestro protocolo, pero los directores decimos que no sabemos con cuántos recursos materiales y de personal vamos a contar. Y la Consejería no nos ha dicho si vamos a contar con más o menos maestros, lo ha publicitado pero no lo ha firmado en ningún documento.  

¿Estáis en contacto con otras asociaciones de docentes de España? ¿Qué ambiente se respira? ¿Están en todas las comunidades autónomas igual que en Andalucía?

Hay una preocupación grande. Prácticamente la mayoría están iguales. Todos tenemos la misma preocupación de cara al inicio del curso.

La pasada semana dimitió en bloque la dirección de un centro en la provincia de Sevilla. ¿Estamos ante el primer caso de otros que vendrán a medida que se acerque la fecha de abrir las clases?

Nosotros respetamos la postura y la decisión de otros compañeros y compañeras, ya lo hemos dicho anteriormente. Pero a nivel de Asadipre fue una de las cosas que se estuvieron estudiando en su momento y no se veía como solución idónea para todo el mundo. Creemos que ahora es el momento de, entre todos, intentar buscar la solución a las dificultades que tenemos, intentar conseguir un acuerdo entre las distintas instituciones públicas, intentando nosotros también con los Ayuntamientos que se cubran las necesidades de cada centro. Lo que sí creo es que, si no a principios de curso, a lo largo del curso que viene, va a haber una desbandada de equipos directivos porque la gente nunca en la vida se va a enfrentar a un curso más difícil del que nos va a tocar. La gente puede pensar que lo difícil ha sido este tercer trimestre del 19/20 y yo creo que lo más difícil está por llegar. 

¿Cree que los centros de Infantil y Primaria van a poder abrir en septiembre en condiciones de seguridad?

Lo que sí tenemos que tener por normativa es redactado el protocolo Covid-19. El problema está en el contacto social y el distanciamiento. En un colegio, si todo el mundo se pusiera mascarilla, supuestamente, estaríamos cumpliendo con la norma, pero la propia norma sanitaria dice que hasta los 6 años no es obligatoria, con lo cual los alumnos de 3 a 6 años pueden estar sin mascarilla. Se pretende que se creen grupos de convivencia escolar, y ese es otro de los problemas, que la definición de grupos de convivencia escolar no está clara. Hay otro tema que no se ha tenido en cuenta: por ejemplo, en un conservatorio de música, si hay un contagio, automáticamente, en el rastreo del alumnado estarían un montón de alumnos de distintos colegios e institutos. Los grupos de convivencia donde estos alumnos estén matriculados, teóricamente también tendrían que entrar en cuarentena. Esas decisiones las tendrían que tomar las autoridades sanitarias.  

Los directores de Infantil y Primaria han exigido a la Junta que un técnico en riesgos laborales y salud certifique los protocolos que han tenido que confeccionar los equipos directivos. ¿Ha habido respuesta a esta petición? 

Hemos tenido respuesta de que tanto el Servicio de Inspección Educativa, como los servicios que hay en cada Delegación territorial de Seguridad, Salud y Prevención de Riesgos Laborales están a disposición de los centros, incluso que los Equipos de Orientación Educativa, que en cada uno hay un médico, están a nuestra disposición. Pero queremos que alguna autoridad sanitaria o de la propia Consejería de Educación nos diga “este protocolo covid es correcto para este colegio”, o no, o nos diga “le falta esto, o tienes que cambiar esto”. 

Porque la gente se pregunta que si se desarrolla el protocolo y luego alguna persona del centro está contagiada, quién es el responsable de ese contagio. La administración nos dice que normalmente, por los estudios que hay, los contagios van a venir de fuera del colegio. Entienden que no es necesario supervisar, ni visar, que confían en la autonomía de cada centro para realizar su protocolo covid. Nosotros decimos que vamos a pedir que alguien nos lo vise. Y lo lógico es que cada centro mande su protocolo a su Delegación territorial y sea la ésta la que diga si vale o no vale. 

¿Temen ustedes denuncias en caso de eventuales contagios?

Entendemos que no seríamos los responsables máximos, pero como cada persona es libre para decidir, quién te dice a ti que no vas a encontrarte con algún padre o madre que quiera denunciar al centro. Es tan grande la casuística que por eso el curso va a ser complicado. La mayoría de los días van al colegio niños y niñas con fiebre y malestar general. Esa situación cotidiana, ahora va a generar un montón de problemas. 

¿Cómo valoran la gestión de la Consejería de Educación a la hora de planificar el próximo curso, dadas las circunstancias?

Entendemos que es una etapa excepcional, lo que pasa que la Consejería ha hecho su trabajo y de alguna manera ha dicho: bueno, mi trabajo está hecho que es hacer las instrucciones, y ahora estas instrucciones se ejecutan desde los ayuntamientos y los centros. Y ha tirado la pelota al tejado de otras instituciones que ahora resulta que dicen que no tienen ni presupuesto ni personal para eso.

En los institutos se ha saldado con una normativa por la cual, cada uno ha de presentar un proyecto y la Consejería puede subvencionar a los institutos los gastos de limpieza por covid. Pero en el caso de los colegios, la Consejería ha reaccionado diciendo que, como la limpieza y el mantenimiento es competencia de los ayuntamientos, les han mandado las instrucciones, el documento de medidas, y que cada ayuntamiento asuma su responsabilidad. Y ahora los ayuntamientos dicen que no pueden. Ahí hay un lío normativo también.

En este mes han cerrado la organización del próximo curso sin saber aún con cuántos maestros de apoyo le van a asignar ni cuándo se van a incorporar. ¿Con qué escenarios trabajan, cómo lo han podido hacer? 

Trabajamos con los escenarios del cálculo del cupo: número de maestros atendiendo al número de unidades que tienes. Se está hablando de que va a haber una hora de reducción para la persona encargada de llevar el protocolo covid, que va de tres a siete horas, en función de la dimensión del centro. Dentro de unos días tiene que salir el cupo del número de maestros que va a haber para el año que viene, que normalmente es en los primeros días de agosto. Si me vas a reducir siete horas de un maestro por covid, me falta un maestro más, me tienen que asegurar que ese maestro me va a llegar.

La cifra de plazas extras planificadas por la Junta son casi 5.000. ¿Son suficientes estos refuerzos? 

Entendemos que no son suficientes, entendemos que los recursos son limitados. Los recursos nunca son suficientes. La Consejería los manda para intentar que el desfase del último trimestre se pueda corregir. En el reparto no han tenido en cuenta los centros de Educación Infantil ni Educación Especial ni los centros de Educación de Adultos, solo la enseñanza básica: Primaria y Secundaria obligatoria. 

La gente está muy molesta, porque en Educación Infantil muchas clases están por encima de 20 alumnos. La propia administración entiende que esos refuerzos son para recuperar los contenidos que dejaron de darse en el año anterior. Ahí entramos en la discusión de siempre, aunque Infantil no sea etapa obligatoria, sí tiene una importancia curricular, no puede ser que valga para unas cosas y no para otras. Ya hemos mandado un escrito a la Consejería diciendo que eso lo tiene que reconsiderar, para que las clases con más de 20 alumnos en Educación Especial e Infantil, computen para calcular cuántos maestros tienen que mandar.

Además, se está hablando de que estos maestros probablemente solo estén en los centros de septiembre a diciembre, lo cual nos parece una barbaridad porque las necesidades van a estar todo el curso. Si no tienes presupuesto aprobado, tendrás que hacer una modificación presupuestaria. No lo entendemos, los recursos que nos van a mandar deben ser conocidos antes del inicio del curso y permanecer en el centro todo el curso.

La falta de espacio, la saturación de las escuelas es una queja antigua y reiterada por parte de los docentes. Tener más profesores no aportará mucho si no tienen espacios para desdoblar clases. ¿Cómo se soluciona la falta de espacio físico en los colegios? ¿Ha habido dejación en este aspecto?

El gran problema aquí es la conciliación familiar, y punto. Ese es el gran problema que tienen los colegios en estos momentos. Porque los colegios están asumiendo prácticamente toda la conciliación familiar en este país. Cuando alguien dice: los colegios tienen que abrir obligatoriamente el 10 de septiembre porque si no va a haber un grave problema social, es porque en este país aún no se ha abordado de manera adecuada el problema de la conciliación familiar. Si no tienes recursos de profesorado ni espacio, busca un sistema donde pudieras bajar la ratio. 

¿Recuerda aquella primera oferta de la ministra de Educación, de 15 días un niño y 15 otro? Eso quitaría muchos problemas de personal e infraestructuras, pero genera un problema de conciliación familiar. Ya lo hemos dicho en un comunicado conjunto, si esta sociedad quiere que toda la conciliación familiar recaiga en las escuelas, no es una solución. Los agentes sociales tendrán que negociar con los gobiernos y llegar a una fórmula para que, si por cualquier escenario la presencialidad debe ser mixta, el tema de la conciliación hay que abordarlo. Es imposible bajar la ratio a 15 alumnos por aula. No hay medios económicos para contratar ni posibilidad de doblar los colegios por dos.

 No puede ser que manden a todo el mundo al colegio el día 10, y crucemos los dedos para que nadie se contagie.  

¿Tienen alguna interlocución con la FAMP para resolver la necesidad de refuerzo de las plantillas de limpieza?

Se le están mandando los escritos a los ayuntamientos y vamos a mandar un escrito a la FAMP para que, si no tiene posibilidad de ejercer sus competencias, lleguemos a un acuerdo entre todas las administraciones. 

Se habla poco del plan B, de la planificación pedagógica en caso de que volvamos al confinamiento o de que haya que proceder a cierres puntuales de centros. ¿Lo tienen ya terminado? ¿Será una dinámica similar a la empleada a finales del pasado curso? ¿Ha dado tiempo de formar al profesorado en este sentido?

Eso es de las grandes cuestiones olvidadas de lo que está pasando en este verano. Hay unas instrucciones súper potentes desde el punto de vista pedagógico del 15 de junio de las enseñanzas del régimen general (Primaria, Secundaria, etc) y se está pasando de puntillas, cuando es de las cosas más importantes que va a haber. Dicen que los colegios tienen que tener un sistema paralelo por si, por cualquier motivo, debes pasar a lo no presencial. 

Muchas de las plantillas de un año a otro cambian en los colegios. Me consta que mucha gente de equipos directivos están trabajando en eso, pero el día 1 hay que trabajar en eso a marchas forzadas porque el día 10 se ha de tener ese planteamiento redactado. No vale que cada colegio vaya a funcionar como le parezca. Parece ser que va a llegar material tecnológico para todo el profesorado, hay posibilidad de formación en plataformas a través de los cursos de los centros de formación para profesorado que lo han dejado en abierto para que todo el mundo lo pueda hacer si tiene interés por el tema.

¿No debería ser obligatorio en estas circunstancias? 

Esa es una de las cosas que hemos reclamado. La formación tiene que ser obligatoria, otra cosa es cuándo se da esa formación, si en horario lectivo o cómo. Aquí la única obligatoriedad que hay en Andalucía es que para tener un sexenio debes tener 60 horas de formación certificada en ese tiempo. Si tienes 400 da igual, te dan un sexenio. Resulta que el que haya hecho 400 horas de formación tiene el mismo reconocimiento que el que ha hecho 60. No hay una carrera profesional docente donde la gente tenga incentivos por formación, por trabajos.... Ese es otro debate que hay que poner sobre la mesa, la formación del profesorado. 

La plataforma online de la Junta, Moodle, estaba creada hace 10 años, y ha habido muchos cursos de formación, pero como no es obligatoria, cuando ha venido este problema, nos ha puesto frente al espejo, y ¿quién sabe funcionar con Moodle?, un 20%, el 80% restante no. Y eso es lo que a partir de ahora, no se va a poder permitir, porque no lo va a permitir la sociedad. Ya lo hemos pedido por escrito, que la formación tiene que ser obligatoria, y ahí chocas con los sindicatos que dicen que tiene que ser voluntaria.

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2020 - 22:00 h

Descubre nuestras apps