FACUA aconseja vigilar el etiquetado de los productos al hacer la compra tras el fraude de Eurofrits

Rubén Sánchez, de FACUA

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, atendió a los medios para valorar el fraude de la compañía cárnica burgalesa Eurofrits. Según la Guardia Civil, la empresa afincada en Burgos puso en el mercado productos elaborados con un porcentaje de vacuno muy inferior al indicado en sus etiquetas.

Desde la organización de defensa del consumidor se advierte de que en muchas ocasiones los productos que compramos contienen otras sustancias que podrían generar alergias o intolerancias sin tener conciencia de ello. Así, FACUA recomienda vigilar el etiquetado para conocer la composición de todo aquello que forma parte de la compra. En palabras de Sánchez, podemos encontrar "jamón de pavo con un 60% de carne, teniendo patata por ejemplo en su composición".

La Federación de Consumidores también hace hincapié en el peligro de solo dar importancia a la denominación del producto en nuestras compras. Sin profundizar en los componentes reflejados en el etiquetado, en muchas ocasiones podemos llegar a comprar artículos de una calidad inferior a la esperada. En palabras de Sánchez, "la calidad no es el cerdo, sino el porcentaje de cerdo que tenga el producto".

Respecto a Eurofrits, el portavoz recalca que el consumidor no puede hacer nada frente al etiquetado en situaciones de engaño, ya que "una cosa es evaluar el etiquetado, y otra es si vamos a ciegas y nos mienten". Sánchez avisa de que está en manos del consumidor confiar o no más en una marca que ha mentido en la composición de sus productos.

La organización pedirá al Ministerio de Sanidad y al Gobierno de Castilla y León la lista de alimentos involucrados en el fraude. Pese a que la empresa indicó que no vendía sus productos en diversas cadenas de supermercados, la organización de defensa del consumidor ha encontrado venta de sus cárnicos en cadenas como Carrefour y El Corte Inglés. Por ello, Sánchez indica que "no se sabe si siguen aún en el mercado, y preocupa la existencia de sustancias que puedan afectar al consumidor".

Los controles en el mercado también preocupan a FACUA. En palabras del representante estos controles "no se realizan lo suficiente, y en el caso de Eurofrits no se inspeccionó como se debía en quince años". Desde la organización se advierte de que los consumidores tienen derecho de conocer si han sido víctimas de un fraude para valorar sin emprenden medidas legales al respecto.

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2017 - 11:53 h

Descubre nuestras apps

stats