Alex O'Dogherty: "Por supuestísimo, hace 20 años éramos más libres para hacer humor"

Alex O' Dogherty

Que un espectáculo humorístico siga representándose 20 años después de su estreno es algo extraordinario. Y lo es aún más que se brinde al público casi sin retoques. Alex O’ Dogherty (San Fernando, Cádiz, 1973) lo ha logrado con Y tú, ¿de qué te ríes?, su primer montaje, con el que regresa a la sevillana Sala Cero este miércoles y jueves, y a La Fundición el 25 y 26 de mayo.

Cómo Alex O'Dogherty y 80 payasos cruzaron la frontera en la Guerra de los Balcanes

Cómo Alex O'Dogherty y 80 payasos cruzaron la frontera en la Guerra de los Balcanes

"No sé cuál es el secreto”, sonríe el cómico, conocido por éxitos televisivos como Camera Café, Aída o Los hombres de Paco. “Probablemente que hice lo que quería, lo que sentía y me gustaba en ese momento. No seguí ningún patrón, nada que se llevara en aquel momento. Tomé un papel, empecé a escribir cosas muy locas, como que me apetecía romper una sandía con un bate de beisbol. ¿Por qué no? ¿Estaría bien, estaría mal? Lo metí, probé, funcionó. Ahora sigo haciéndolo por cabezonería y porque fue mi primer espectáculo, que es como decir el primer amor. Ya hace 20 años me preguntaba cómo envejecería este espectáculo, y como soy un poco romántico he querido encontrar la respuesta”.

Como su nombre indica, Y tú, ¿de qué te ríes? parte de la curiosidad del gaditano por los múltiples mecanismos del humor que actúan en cada persona. Ahora, además, toca comprobar cómo ha cambiado el humor en estas dos décadas. “La respuesta la tendré el día después de actuar. La verdad es que cuando retomé el texto pensaba que tendría que hacer algún ajuste, pero afortunadamente el tiempo ha pasado muy bien por él. Hasta los chistes antiguos que hacen referencia a cosas que pasaban entonces vuelven a hacer gracia, precisamente por antiguos. Si veo algo que no funciona lo cambiaré, pero de momento creo que sirve la versión original”.

Cuando se le pregunta sobre el tan cacareado retroceso en las libertades a la hora de hacer humor, la censura y la autocensura que parecen atravesar una extraña primavera en nuestros días, no tiene ninguna duda: “Por supuestísimo que hace 20 años era más libre. Ése es justo el tema de mi última propuesta, Imbécil, que representaré el 16 de mayo en el teatro de Triana. Ahí exploro los límites del humor y me pregunto por qué la gente se ofende tanto ahora. Mi yo del 2001 no podría creerse que 2021 estuviera trabajando sobre esto”.

Cárcel por un chiste

“¿Por qué ahora, de repente, nos molesta tanto un chiste? Joder, venimos de escuchar el ‘mi marido me pega’ de Martes y Trece, que vale, ahora lo escuchamos con otra actitud, pero entonces todo el mundo entendía que era eso, un chiste, y nada más. Lo que no es normal es que David Suárez esté pendiente de juicio y pidan un año y medio de cárcel por un tweet. Por feo que sea, un chiste no es más que eso, y nadie puede ir a la cárcel por eso mientras hay gente en la calle que ha robado y matado”.

Nos han ido dando cada vez más libertad, hasta que hemos creído que teníamos la libertad de quitársela a los demás

O’Dogherty opina que “hay que seguir luchando para que no ganen los que quieren coartar esa libertad. En Imbécil digo que si todo el mundo pusiera su pega, si todo el mundo viniera con ‘métete con todo, menos con lo mío’, a ver qué haríamos. Creo que es mejor decir: si algo no te gusta, no lo veas. Pero nos han ido dando cada vez más libertad, hasta que hemos creído que teníamos la libertad de quitársela a los demás”.

Por si la situación no estuviera lo bastante enrarecida, llegó la pandemia. Y el humor volvió a salvarnos. “Creo que la comedia se ha visto reforzada, la gente que va a los teatros la ha elegido porque hay una necesidad de reír. Tengo la suerte de no haber parado de trabajar, y es muy bonito ver la cara de la gente, aunque sea con mascarilla. Siempre he pensado que lo mejor que te puede decir un espectador es ‘gracias’”.

Ello a pesar del castigo sufrido por las artes escénicas en general. “Quienes se han llevado la peor parte son los músicos, de los que también formo parte. La reducción de aforo ha condicionado muchísimo, y llevo un año sin dar un concierto”, lamenta.

Vuelta a casa

En todo caso, y a pesar de contar siempre con ofertas del cine y la televisión, Alex O’Dogherty ni se plantea renunciar a los escenarios. “Mientras pueda, seguiré. Le debo mucho, y desde mi pequeña parcelita autogestionada me permite seguir en ello. Ahora me da curiosidad por saber cómo se verá este espectáculo cuando cumpla 30 años. Con un poco de suerte, lo veremos”.

También está el gaditano a punto de cumplir diez años del estreno de The Hole, el espectáculo de carácter erótico en cuya génesis y desarrollo participó activamente, y que dio lugar a una secuela, The Hole 2. “Había interés en celebrar esa década, pero no sé por dónde va en este momento. Y mira que los productores son mis vecinos… Les preguntaré en cuanto pueda”.

Para terminar, el regreso de Y tú, ¿de qué te ríes? supone también la vuelta de Alex O’Dogherty a Sevilla, donde vivió y participó del germen del nuevo cine andaluz. "Llevo fuera 13 años pero siempre he vuelto, y ahora lo he hecho más seguido con el rodaje de Héroes de barrio, dirigida por Ángeles Reiné y con Joaquín el del Betis en el reparto. No me olvido de que nací artísticamente aquí, en el CAT, hice mis primeros bares en esta ciudad, no me olvido de dónde vengo".       

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2021 - 21:23 h

Descubre nuestras apps

stats