El chirigotero El Selu debuta en el musical: “Hay coplas sobre Astilleros de hace 40 años que parecen hablar de hoy”

El Selu

La pandemia que tantos sueños ha arrebatado también parece haber permitido algunos. El de José Luis García Cossío, más conocido en el mundo del carnaval gaditano como El Selu, era crear un musical inspirado en su trayectoria como chirigotero. Dos años sin concurso del Gran Teatro Falla parecían una buena coyuntura para intentarlo, y de hecho ya hay fecha para el estreno: 28 y 29 de noviembre, en el mismo coliseo donde tantos aplausos ha cosechado en las últimas décadas, y cerrando –nada menos– el Festival de Música Española de Cádiz.

Cádiz aplaza a junio su Carnaval y programa para abril el inicio del concurso de agrupaciones

Cádiz aplaza a junio su Carnaval y programa para abril el inicio del concurso de agrupaciones

"Cuando hablé con los organizadores del festival, al principio eran un poco reticentes", recuerda. "¿Una chirigota? Bueno, sabemos que la del carnaval es una música que ha sido muy denostada desde siempre, no ha encajado bien ni en los círculos literarios ni en los musicales.  Pero si lo pensamos, es música española, más popular que ninguna, debería encajar perfectamente. Cuando se la compara con la música culta se la acaba considerando ‘música inculta’, pero llevamos años recorriendo España y cada vez más gente se preocupa de entender este arte que nace de la crítica y de la rabia".

Iniciado en el ámbito de la comparsa de la mano de Enrique Villegas, Selu se hizo popular al frente de la chirigota El que la lleva la entiende (1992), conocida como Los borrachos, a la que siguió su primera creación completa: Con el sudor del de enfrente (pero decidnos Los ricos). Otras formaciones memorables serían Los titis de Cai, Los lacios, Las marujas, Banda de música de Cagarrutas del Monte, Los hermanos Guarrindongui, Los porculines, El que vale vale y un largo etcétera, hasta llegar a sus propuestas más recientes: Los quemasangre y Estrés por cuatro.

Jazz, swing, tango

Con todo este bagaje, Cossío se decidió a ser pionero en el musical inspirado en repertorios chirigoteros. "No pude hacerlo antes por la vorágine a la que estamos siempre sometidos, pasan los años y ni nos enteramos, escribir, crear, ensayar, actuar… Pero la pandemia ha servido a tope para dar el paso adelante", comenta. "Nos ha animado también mucho el hecho de tener muy a mano el termómetro del público, y darnos cuenta de que la gente está más receptiva que nunca al humor. En las primeras actuaciones después del confinamiento pensamos que no habíamos visto a los espectadores así en nuestra vida. Hay una sinergia entre el público y nosotros, porque también teníamos muchas ganas de volver a la normalidad".

Aliado con Manu Sánchez y la productora 16 escalones, el proyecto ya tiene fechas cerradas en el Auditorio de Fibes en Sevilla el 17 de diciembre, el Teatro EDP Gran Vía de Madrid el 15 y 16 de enero, el Teatro El Silo de Pozoblanco el 5 de febrero, el Palacio de la Paz de Fuengirola el 5 de marzo, el Palacio de Congresos de Granada el 13 de marzo, el Palacio de congresos de La línea el 25 de ese mes, el Teatro Maestro Padilla de Almería el 1 de abril, la Casa Colón de Huelva el 23 de abril, el Teatro Axerquía de Córdoba el 30 de abril, el Auditorio Riberas del Guadaíra de Alcalá el 14 de mayo o el Palacio Euskalduna de Bilbao el 22 de mayo.

Pero quienes esperen algo parecido a una antología de la chirigota de El Selu se llevarán una buena sorpresa: todas las partituras originales han pasado por el filtro de un grupo con dirección musical de Javier Galiana, por lo que encontrarán un Selu inédito, a ritmo de jazz, tango argentino, swing o flamenco. “Cuando he escrito mis chirigotas yo tenía todos esos arreglos en la cabeza, pero el esquema de la guitarra, la caja y el bombo no permiten más. Ahora me parece un lujo contar con estos monstruos que ponen las coplas a otro nivel".

Sobre el efecto del paso del tiempo sobre sus personajes, Selu está convencido de que "todos los que los hemos visto hemos envejecido, pero ellos no. Es un orgullo que aún estén tan vigentes; es esa vigencia precisamente la que permite el musical. Normalmente en el carnaval quedan letras, estribillos, pero no es tan fácil que los personajes perduren. La clave es que los nuestros salen del pueblo llano. No han podido caber todos en este estreno, pero iremos renovando para dar espacio a los que esta vez se han quedado fuera", adelanta.

Canción protesta

Y si los personajes no han caducado, las letras tampoco. Aunque el carnaval posee un lógico apego a la actualidad, Cossío se ha dado cuenta de que muchas letras acaban siendo intemporales, o adquieren un sentido nuevo con el paso del tiempo. "Imagínate las que hablan de crisis económica, o las que critican que la situación no mejore en Cádiz. El otro día estaba recordando una letra de La Guillotina que es del año 78, pero es que hay coplas de Astilleros de hace 40 años que parecen hablar de hoy: En el pasado octubre/ una gran fiesta se celebraba,/ se estaba festejando/ que la bahía nos la cerraban… Eso se puede cantar todavía”.

Tampoco teme Selu que las claves locales alejen al público de fuera de Cádiz. “Una de mis premisas ha sido siempre que la gente entienda las premisas generales, usando la ironía para herir o criticar. Nosotros estuvimos dos días actuando en Costa Rica en un teatro lleno y la gente se reía como aquí. Yo digo siempre que el carnaval es lo que ha tomado el testigo de la canción protesta que escuchábamos en nuestra juventud, junto con los raperos. Todo en la música ha quedado como muy romántico, y hace falta un poco de crítica social".

La prueba de que el humor de Selu no conoce fronteras es que entre los incondicionales de su chirigota hay gente tan diversa como los músicos Kiko Veneno, Joaquín Sabina, Jorge Drexler o El Kanka, el musicólogo Faustino Núñez, la escritora Almudena Grandes “o Martirio, que canta el Qué malísima me he levantao de Las Marujas mejor que yo".

En este extraño 2021 en el que se anuncia el concurso oficial de agrupaciones para junio, El Selu ha decidido revolucionar su propio concepto de la chirigota con este nuevo triple salto mortal. "Deja que te confiese una última cosa: a mí nunca me han gustado los musicales. Mi mujer me ponía My fair lady y cosas así, y yo ni caso. Pero ahora que me he metido en uno, es cuando he logrado apreciar todo lo que conlleva".     

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats