Fin de temporada: Cristóbal Ortega, a un paso de ser el nuevo director del Instituto Andaluz del Flamenco

Ortega, durante una entrevista

El culebrón bautizado con no poca guasa por los flamencos como Juego de tronos está a punto de finalizar. Al menos, en lo que respecta a esta temporada. El concurso público para designar al nuevo director del Instituto Andaluz del Flamenco (IAF) vivió este viernes un episodio que podría ser definitivo, al quedar Cristóbal Ortega Martos como único candidato en pie de los nueve presentados. Si el proceso de subsanación que se abre ahora no lo impide, el licenciado en Geografía e Historia, gestor cultural y ex director de la Bienal de Sevilla tendrá el camino libre para capitanear la citada institución, dependiente de la Junta de Andalucía.

Para entender la madeja que se ha ido enredando en torno al IAF habría que rebobinar hasta marzo de 2019, con la llegada al poder del Partido Popular en Andalucía. La que hasta ese momento había venido siendo directora del IAF, María de los Ángeles Carrasco, fue destituida de manera fulminante, dando pie a un innecesario litigio que a día de hoy sigue pendiente de resolverse. Seis meses después, en septiembre de aquel mismo año, se falló el concurso público para elegir nuevo director en favor de Ricardo Pachón, legendario productor flamenco que contaba entonces con 82 años.

Apenas cinco meses tardó Pachón en renunciar a su puesto, sin aclarar nunca si se marchaba por su propio pie o presionado por la propia Junta. Lo cierto es que en marzo de 2020 volvía a quedar vacante este codiciado puesto, que comprende un salario de 52.806,03 euros brutos anuales, además de un variable en concepto de productividad de un máximo de 3.370,6 euros brutos anuales.

'Traje a medida'

En este proceso de cambio aparecía ya como candidato la figura de Cristóbal Ortega, que contaba con la simpatía de la consejera Patricia del Pozo y el respaldo de varios influyentes medios de comunicación, además del aval de haber dirigido dos ediciones de la Bienal de Sevilla. Sin embargo, las aspiraciones de Ortega chocaron con el secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta, Fernando Francés, que nunca simpatizó con Ortega. De hecho, Ortega retiró prudentemente su candidatura a pesar de estar en condiciones de disputarle el puesto a Pachón, reservando energías para más adelante.  

Cuando Francés dimite en agosto del año pasado en medio de una fuerte polémica, las posibilidades de Ortega pasan a multiplicarse, ya que la nueva secretaria general será Mar Sánchez Estrella: la misma persona que, como delegada de Cultura del Ayuntamiento hispalense, lo designó como director de la Bienal. No obstante, Ortega ha seguido trabajando para el Ayuntamiento de Utrera en proyectos como el Año del Abate Marchena o el 150 aniversario del nacimiento de los Álvarez Quintero, en virtud de un contrato que expira –según el propio gestor– en junio de 2023.

Por qué los responsables de la Junta han dejado pasar casi dos años sin resolver la vacante del IAF, es un misterio que ha dado para todo tipo de especulaciones en los mentideros flamencos. Los mismos mentideros que corrieron a hablar de “traje a medida” para Ortega cuando el pasado mes de junio salieron a la luz las bases del concurso, en las que se suprimían algunas exigencias anteriores (méritos en producción, premios, publicaciones, ponencias, jornadas) y se incorporaban otras ajustadas al perfil de dicho candidato.   

Otros candidatos

Que Cristóbal Ortega estaba en su perfecto derecho de presentarse es tan evidente como que no era el único candidato que pudiera hacerlo. De hecho, otros ocho nombres han concurrido en la convocatoria. Sin embargo, la publicación este viernes del listado provisional de candidaturas admitidas por cumplir los requisitos mínimos, incluyendo la baremación de méritos, y las candidaturas excluidas, revelaba que Ortega está solo en la recta final, a menos que el proceso de subsanación de los próximos tres días hábiles lo remedie.

Los candidatos que se han quedado provisionalmente en el camino son Dolores Barroso Vázquez, Juan Miguel Giménez Miranda, Patricia Noelia Moreno García, Francisco Javier Puga Morcillo, Carlos Agustín Sánchez Sánchez, Jaime Trancoso González, Dolores Francisca Vallespí Auba y Ana Isabel Veloso García. Y las causas principales de su rechazo son: que no reúnen o acreditan el requisito mínimo de dos años de experiencia en el desempeño de funciones directivas en el sector público o privado, o que no reúnen o acreditan el requisito mínimo de un año de experiencia en el ámbito del sector público, dos de las novedades más polémicas de la nueva convocatoria.

A diferencia del ruido suscitado en redes cuando se publicaron las bases, ayer el crítico flamenco Manuel Martín Martín fue prácticamente el único en alzar la voz en Twitter para denunciar: “El tiempo nos da la razón y deja fuera de compás… y de la partitura flamenca al PP”. Consultado por este diario, Cristóbal Ortega optó por no hacer declaraciones.

Entre suspicacias, acusaciones de favoritismo y sospechas de lobbies interesados en tal o cual candidato, lo cierto es que el IAF lleva demasiado tiempo sin dirección, en un momento en que –conviene recordarlo– hay flamencos que llevan más de un año sin trabajar, reciclándose en todo tipo de oficios. Un sector de primerísimo orden en el marco cultural andaluz, y cuya alerta roja parecen haberse tomado los políticos en el gobierno, hasta el día de hoy, con la mayor parsimonia.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2021 - 21:23 h

Descubre nuestras apps