La portada de mañana
Acceder
Un Consejo de Ministros sin referencias al 'solo sí es sí': la reforma dispara la tensión
España ha autorizado 1.100 medicamentos homeopáticos sin estudios de su eficacia
OPINIÓN | 'El botín tras la polémica de una ley', por Rosa María Artal

“Aberración” y “colmo del absurdo”: un cura critica la transexualidad durante una homilía en un pueblo de Sevilla

Imagen del cura durante la novena

“El ser humano es Dios. ¿Por qué? Porque es capaz de hacerse a sí mismo. Es capaz de ser lo que quiera. Y ahí vienen todas las aberraciones: que uno nace hombre, pero puede ser mujer; uno nace mujer, pero puede ser hombre”. La frase del sacerdote alicantino Francesc Xavier Catalá no fue pronunciada en un marco religioso cualquiera sino en el contexto de la novena de la celebración agosteña de Nuestra Señora de la Asunción en la localidad sevillana de Cantillana.

Para los no iniciados, la devoción a esta imagen es una de las punteras en Andalucía y se la pone como ejemplo en muchos lugares a la hora de hablar del trabajo religioso y social que realiza su hermandad durante todo el año.

La celebración tampoco era una misa normal, sino una novena de más de dos horas de duración en cuya homilía el sacerdote alicantino ha tomado el púlpito durante nueve días para trasladar a los vecinos su propia idea del catolicismo. Y eso ante una iglesia llena -con las medidas de separación establecidas- y gente en una plaza anexa siguiéndola a través de una pantalla gigante, y en directo en redes sociales. Además, con aplausos al final de su alocución y el mensaje del hermano mayor, Manuel Pérez Campos, de que “algunos no lo habrá entendido o no lo habrá querido entender”, según dijo en líneas generales tras la alocución.

Un sacerdote invitado

De entrada, Catalá Sellés no es el titular de la parroquia, cuyo sacerdote es Manuel Martínez. El sacerdote que calificó de aberraciones a los transexuales pertenece al Real Convento de Padres Dominicos del Patriarca Santo Domingo de Guzmán, de Jerez de la Frontera. Es también director espiritual diocesano de la Adoración Nocturna (ANE Y ANFE) de la Diócesis de Asidonia-Jerez.

Es habitual que este tipo de celebraciones las realicen sacerdotes invitados, bien por la importancia de la misma -había una decena de curas en torno al altar- o bien porque el párroco local se encuentre de vacaciones. Manuel Martínez explica a elDiario.es Andalucía que en este caso es el segundo motivo. Se ha tomado unos días de descanso y asegura que no le han llegado las críticas y quejas hacia las palabras de su compañero de profesión, pero sí contesta marcando distancias: “Si lo ha dicho, allá él”.

El caso es que al menos en dos ocasiones el sacerdote aprovechó el sermón que el “reglamento” de la misma le permite hacer para citar a los homosexuales o a personas del colectivo LGTBI, aunque se atragantó al querer citar las siglas en concreto. La homilía permite a los sacerdotes explayarse en torno al pasaje de La Biblia que acaban de leer, pero normalmente se ciñen a explicar cómo las Sagradas Escrituras hablan de algo en concreto para trasladarlo a la sociedad actual, pero en esta ocasión fue más allá. “Yo ahora soy hombre, pero mañana me levanto por la mañana y digo: ahora se me ha ocurrido otra cosa. Porque yo me construyo a mí mismo. Y esto es el colmo de lo absurdo, porque no está Dios como referencia”. 

En otra referencia al colectivo LGTBI, el sacerdote habló de la necesidad de que todo el mundo se acerque a la Iglesia. Es cierto que sus palabras en este punto es complicado tomarlas como textuales: “Aquí los homosexuales son gente depravada, gente de mala vida, viciosos, y si aquí hay cuatro o cinco se siente ofendidos y ya no vienen más a la novena. Si yo hablo así, mañana no viene a la novena más, dice 'el cura este es un fantoche' y yo no digo nada para no perder clientela, no señor, primero que no es cierto y luego que está mal hablar categorizando de esa manera a la gente, porque aquí estamos con las puertas abiertas porque Cristo su corral no lo tiene para unos cuantos”.

Respecto a estas manifestaciones concretas, la Hermandad de La Asunción ha emitido en la tarde de este miércoles un comunicado en el que señala que éstas “deben de ser contextualizadas en todo su desarrollo y no extrayendo parte de ellas con el fin de confundir a la opinión pública”, habiéndose “extraído un fragmento de apenas un minuto en el que aparecen unas palabras que están totalmente descontextualizadas de lo que es el mensaje del sermón completo”. Y advierte de que “tomará enérgicamente y de inmediato todas las medidas oportunas ante cualquier ataque o uso ilegítimo del buen nombre o de la imagen pública de nuestra Hermandad, tanto en redes sociales como por cualquier medio escrito u audiovisual”.

La Hermandad dice que su posicionamiento “es el mismo que el ya manifestado por nuestra Iglesia”, citando las declaraciones del Papa acerca de que “quien rechaza a los homosexuales, no tiene corazón humano”, recordando que el fin de la Iglesia es “abrir las puertas a todo el mundo sin excepción, muy al contrario de lo pretendido por algún vídeo breve extraído de la homilía en el que se intenta tergiversar malintencionadamente las palabras del sacerdote”.

Lo cierto es que en otra de las jornadas de las novenas, el sacerdote se ciñó a hablar de la Iglesia o su mensaje, aunque sí lamentó que la suya es una “religión perseguida”, aunque que “no digo en Arabia Saudí”, sino que citando una encuesta cuyo origen no precisó dijo que, en España, “donde el 70 % de la población son católicos, la religión más perseguida, más atacada, es el catolicismo”. “La cosa está difícil”, espetó.

Rechazado por otro cura

Las palabras del cura no han dado para la indiferencia. En las redes sociales de la Hermandad de La Asunción son varios los comentarios de personas indignadas, aunque también hay respuestas que citan que “somos legión” los dispuestos a defender al cura. Un compañero de sacerdocio, el utrerano Plácido Manuel, ha sido claro en su perfil de Facebook: “Como sacerdote, tengo que decir que no me representa, y que estas palabras tampoco representan a la Iglesia. Lo siento mucho, porque una persona así no cumple el ejemplo de Jesús”.

En Twitter, el presidente de la Red de Municipios Orgullosos de Andalucía, Manuel Rosado, se ha pronunciado con una imagen del emblemático pintor y activista LGTBI de Cantillana, José Perez Ocaña (1947-1983). “Este es el verdadero estandarte de Cantillana. El mejor pregonero que tuvo la Virgen de la Asunción, quién llevó a gala su nombre y puso su imagen en las Ramblas de Barcelona hasta el día de hoy. Lo de ayer era un ignorante lleno de odio. Viva Cantillana”.

La hermandad aún no ha reaccionado oficialmente, y solo se pueden destacar las frases de su hermano mayor, Manuel Pérez Campos, al final de la novena del 23 de agosto, agradeciendo al sacerdote “por dedicarnos con sus magníficas calases de teología y de vida cristiana” que “algunos no lo habría entendido o no lo habrá querido entender”. Sí es cierto que el hermano mayor estaba leyendo un folio escrito antes de la polémica homilía, que concluía diciendo que “volvemos a ser ejemplo no solo en Cantillana sino en Andalucía entera”.

La alcaldesa, indignada

La alcaldesa de la localidad, Angelines García, es una conocida luchadora en asuntos relacionados con el colectivo LGTBI. Fue nueve años directora del Instituto Andaluz de la Mujer, y dirige un ayuntamiento que cuenta con una concejalía específica para el colectivo. No es de extrañar que considere que el cura pronunció “unas palabras desafortunadas, no acordes con los tiempos que vivimos, ni las leyes. Son un retroceso de muchos años en toda la lucha que llevamos adelante muchas personas”.

Para la edil, “la libertad de expresión de una persona tiene sus límites en los derechos humanos, que es algo que debe ser sagrado, y lamento mucho que ahora mismo se esté hablando de esto y no de todo lo que la hermandad ha hecho durante la pandemia”.

Para la edil, es lamentable “que venga un cura al pueblo y tenga esas desafortunadas palabras”, además de defender que la hermandad, que realiza una labor social innegable durante todo el año, “ha buscado a un predicador para que venga a la novena con la mejor intención”.

“Cantillana es conocida por todos lados por ser un pueblo donde tradición y diversidad van de la mano en relación a todas las devociones de los vecinos, y me parece penoso que esto, que es una seña de identidad de nuestro pueblo, esté en estos momentos salpicada por estas desafortunadas palabras”, ha comentado. “Las personas trans no son un absurdo, son seres humanos con su dignidad y derechos, y la identidad de género no es algo que se elija ni es una ocurrencia”, ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats