eldiario.es

9

ARAGÓN

El Salón del Manga celebra 25 años: del fervor por las artes marciales al pequeño boom de historias LGTBI

El ahora renombrado Manga Barcelona cumple un cuarto de siglo sin que el fenómeno que algunos calificaron como moda pasajera haya decaído, sino más bien todo lo contrario: ha ampliado su público y con él, la diversidad de sus historias

“Hay un gran número de lectores que buscan expresamente obras con contenidos y valores inclusivos”, dice el responsable de Fandogamia Editorial, que ha publicado 'Mi experiencia lesbiana con la soledad'

Portada de 'La novia era un chico', de Chii

Portada de 'La novia era un chico', de Chii Fandogamia Editorial

El 27 de octubre de 1995 abría sus puertas el I Salón del Manga, el Anime y el Videojuego de Barcelona. Lo que algún editor de la época llegó a calificar como “moda pasajera” atraía suficiente público como para que Ficomic, la entidad organizadora del Salón del Cómic de Barcelona, se animara a poner en marcha este hijuelo para satisfacer una nueva demanda específica. El cómic japonés no paraba de ganar adeptos: 'Akira' había entreabierto una puerta que 'Dragon Ball' derribó a patadas, según la expresión del traductor Marc Bernabé. Hoy, un cuarto de siglo después, las historias de artes marciales y combates que triunfaban en aquel momento (además de la protagonizada por Son Goku, ahí estaban 'Ranma ½', 'Saint Seiya', 'El Puño de la Estrella del Norte'...) han dejado paso a una inmensa variedad de temáticas, entre las que en estos últimos meses sobresalen las historias protagonizadas por personas LGTBI.

En realidad, la tendencia no es del todo nueva, pero ha ampliado su base. Las historias románticas entre chicos, el conocido como BL (Boys Love), no son ninguna novedad. Así, como explica Raúl Izquierdo, vinculado profesionalmente al manga desde hace años y en la actualidad corrector en Milky Way Ediciones, “entre el público español siempre ha habido interés en el BL, solo que no cuajó comercialmente por un motivo u otro hasta estos últimos años, en los que encontramos lanzamientos frecuentes por parte de varias editoriales. Más tardío es el interés por el yuri [historias de amor entre chicas], si bien los primeros títulos tampoco vendieron y ahora estamos pendientes de ver si funciona o no la línea de Planeta”.

¿Cuál es el cambio? “Hay varios mangas que podríamos 'sacar' de esas dos clasificaciones y que han atraído el interés de los lectores, tanto de manga como de cómic en general: 'Mi experiencia lesbiana con la soledad', 'Diario de intercambio (conmigo misma)', 'Sombras sobre Shimanami', ahora 'El marido de mi padre' o muy pronto 'Echoes', por ejemplo. Estamos, sin duda alguna, en el mejor momento del manga de temática o representación LGTBI, pero, aunque ha aumentado su presencia en el mercado, no me atrevería a llamarlo 'boom', dado que la oferta sigue siendo bastante baja”, argumenta Izquierdo.

Pedro Medina, editor de Fandogamia, responsable de traer a España 'Mi experiencia lesbiana con la soledad', considera que “sigue habiendo pocos mangas con temática LGTBI, pero sin duda cuentan con un apoyo muy importante que les da más presencia en redes sociales y, quizá, en las estanterías de las librerías”. “No sé si tildar de 'boom' lo que sucede con este género concreto: hay un 'boom' del manga en general ahora mismo, que ha superado a aquel de los años 2000. Este interés creciente por el manga, sumado al respaldo popular de los contenidos LGTBI, está dando mucha vida a estos títulos”, opina.

Más rotundo se muestra Daniel Rodríguez, coordinador de la publicación especializada 'Otaku Bunka', al definir como “boom” este fenónemo, ya que“no solo el BL está más que consolidado a día de hoy, sino que también una editorial tan grande como Planeta ha hecho una gran apuesta por el yuri y hay numerosas obras que abarcan un espectro muy amplio del colectivo, además de que algunas de las nuevas editoriales han señalado este tipo de manga como uno de los pilares de su línea editorial”. Aquí hace referencia a las recién nacidas Ediciones Fujur y Editorial Kodai, cuya carta de presentación es precisamente 'Echoes', la historia de un jugador de baloncesto transgénero.

Un mercado maduro y abierto

¿Qué hace que el público actual, frente al de hace 25 años, sea más receptivo a este tipo de historias? Izquierdo habla de una mayor “madurez de los lectores”, conforme a la propia evolución de la sociedad española, lo que ha provocado a su vez “la madurez del mercado, capaz de publicar temáticas de corte LGTBI que podrían considerarse inicialmente arriesgadas (disforia de género, aceptación de la propia homosexualidad, matrimonio gay...), pero que han logrado triunfar entre un público muy diverso”. Además, añade, “cabe recordar que el manga es el tipo de cómic con mayor porcentaje de lectoras en España, que son las grandes consumidoras de BL. Quizás por esa paridad, el fandom otaku español es muy abierto en general y me atrevería a definirlo como claramente LGTBI friendly”.

Frente a esta apertura de miras, tal como apunta Rodríguez, “la sociedad japonesa todavía es muy anticuada y, por desgracia, los avances no son tan notorios ni importantes como deberían ser”. Eso explica que “muchas de las obras que nos llegan hablan precisamente de las dificultades de pertenecer al colectivo LGBTI, y obedecen más a una necesidad de denunciar esa situación y contar sus experiencias, en muchas ocasiones desagradables, que a una aceptación social”. Un ejemplo de esto es 'El marido de mi hermano', que trata de normalizar en Japón el matrimonio homosexual a través de los ojos de una niña que vive con naturalidad que su tío estuviera casado con un hombre extranjero.

Para los responsables de Editorial Kodai, “es el público es el que, a fin de cuentas, marca la tendencia del mercado y las obras que apuestan por esta temática tiene una muy buena acogida”. Con todo, precisan, la decisión de estrenarse con 'Echoes' no obedece a una apuesta por destacarse en este segmento, sino que “nos llamó la atención por su temática, por el mensaje, por el dibujo, por su autor y por la situación del mercado, así como del público”, y remarcan que su objetivo es fijarse “en obras que, por una razón o por otra, tienen calidad y pueden funcionar".

Su filosofía editorial coincide con la de Fandogamia, cuyo editor cuenta que “en su momento creímos que 'Mi experiencia...' tendría una grata acogida en nuestro mercado, y así fue: tres ediciones en menos de un año lo convirtieron en nuestro best-seller. Tras publicarlo nos llegó muchísimo feedback pidiendo más contenidos así. Hay un gran número de lectores que buscan expresamente obras con contenidos y valores inclusivos. Apostamos por aquello que nos gusta como lectores, ni más ni menos”.

En este Manga Barcelona -que arranca en la Fira de Barcelona este jueves 31 de octubre y se prolongará hasta el domingo-, Fandogamia lanza 'La novia era un chico', un ensayo gráfico de Chii, autora transgénero que relata de forma desenfadada y didáctica su camino al altar. Por cierto que, ante cierta polémica levantada por el título, la editorial -cuyas publicaciones cuentan con “corrección de sensibilidad LGTB”-, recuerda que la propia creadora ha insistido en llamar así a su obra.

Tres títulos recientes

'Mi experiencia lesbiana con la soledad'

'Mi experiencia lesbiana con la soledad' Fandogamia Editorial

'Mi experiencia lesbiana con la soledad', de Kabi Nagata (Fandogamia). Aunque el diseño y estilo de dibujo de Kabi Nagata puedan parecer a primera vista humorísticos, la historia que cuenta este manga es tremenda. Nagata (un seudónimo con el que la autora preserva su intimidad y la de su familia y amigos) explica aquí cómo a través de la contratación de los servicios de una prostituta trata de liberarse de los múltiples traumas que la persiguen, entre ellos la propia aceptación de su orientación sexual. Un ejercicio de desnudez emocional que la autora ha repetido en 'Diario de intercambio (conmigo misma)', donde relata su proceso depresivo.

'El marido de mi hermano'

'El marido de mi hermano' Panini Cómics

'El marido de mi hermano', de Gengoroh Tagame (Panini Cómics). Gengoroh Tagame es un viejo conocido del público LGTBI por obras de corte erótico como 'La Casa de los Herejes' o 'Virtus'. En 'El marido de mi hermano' cambia de registro y se aproxima más a los modos y tiempos de Jirô Taniguchi para contar la historia de Mike, un canadiense que viaja hasta Japón para conocer a la familia de su difunto esposo. Allí es acogido en la casa de su cuñado, Ryoji, que ejerce de amo de casa y cuida de su hija Kana. Mientras que la niña asume la situación con total normalidad, Ryoji trata de vencer sus prejuicios y de comprender cómo fue la vida de su hermano. Esta historia, que estará completa en dos tomos, va más allá del tema del matrimonio homosexual, todavia no legislado en Japón, y plantea otras aristas de la sociedad nipona, como las familias monoparentales o cierto racismo latente.

'Sombras sobre Shimanami'

'Sombras sobre Shimanami' Tomodomo Ediciones

'Sombras sobre Shimanami', de Yuhki Kamatani (Tomodomo Ediciones). “Creo que hemos cambiado bastante desde aquel calurosísimo día de verano”, reflexiona Tasuku hacia el final de esta serie de cuatro tomos. A lo largo de la historia se ve cómo este adolescente pasa de plantearse el suicidio, víctima de la hostilidad de su entorno escolar ante la homosexualidad, a aceptarse y aceptar a los demás tal y como son. El cambio es posible gracias a Nadie, regente de El Consultorio, una asociación que se reúne la comunidad LGTBI local para compartir experiencias mientras realizan labores de restauración de casas tradicionales.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha