El Ayuntamiento de Zaragoza seguirá los pasos del de Pamplona y se querellará contra los crímenes del Franquismo

Homenaje a desaparecidos del Franquismo.

El pasado 1 de diciembre, el abogado argentino Carlos Slepoy pidió a los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón que instaran a las instituciones locales a interponer querellas para investigar los crímenes franquistas. El guante lanzado por el letrado, miembro de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los crímenes del Franquismo (Ceaqua), ya ha sido recogido por el Ayuntamiento de Zaragoza. Y lo ha hecho tras aprobar una moción presentada por Chunta Aragonesista (CHA).

“¿Por qué nos parece natural hacer justicia con las víctimas de ETA y no con las del terrorismo de Estado?”

“¿Por qué nos parece natural hacer justicia con las víctimas de ETA y no con las del terrorismo de Estado?”

El Pleno consistorial dio el beneplácito a la presentación de una querella criminal en los juzgados de instrucción para iniciar una investigación “por los crímenes contra la humanidad cometidos por la Dictadura Franquista en la ciudad”. La propuesta salió adelante con la anuencia de Zaragoza en Común (ZeC) y CHA, las abstenciones de PSOE y Ciudadanos y el voto en contra de los concejales del Partido Popular.

El de la capital aragonesa y el de Pamplona son los dos únicos consistorios que, hasta el momento, han aprobado una medida de tal calado. A esta circunstancia se refirió el concejal popular Pedro Navarro al argumentar la negativa de su partido: “No cuenten con el Grupo Popular para que el de Zaragoza sea el segundo ayuntamiento, después del de Pamplona, gobernado por Bildu, en tomar esta decisión”.

Eliminación de referencias franquistas en el callejero

La moción presentada por los aragonesistas contemplaba otra serie de puntos que también recibieron el beneplácito consistorial. En concreto, se realizará un nuevo callejero eliminando todas las referencias franquistas, también se creará un Centro de la Memoria Histórica y el Ayuntamiento instará al Gobierno de Aragón para que inicie la tramitación de una Ley de Memoria Histórica autonómica que “tome medidas para localizar e identificar a personas desaparecidas, recordar y hacer un justo homenaje a los miembros de la Corporación que fueron víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura”.

Estos puntos recibieron más apoyos que el de la querella criminal: todos los grupos municipales votaron a favor, excepto el PP que se abstuvo. De nuevo fue Pedro Navarro el que expresó la contrariedad de su partido aduciendo que tampoco le gusta “que haya calles con el nombre de Ernesto Che Guevara”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats