Nadie quiere cazar gatos callejeros (a 20 euros) para el Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza prevé esterilizar 749 gatos en lo que queda de año

Nadie quiere cazar gatos para el Ayuntamiento de Zaragoza. O al menos no quiere hacerlo por un precio de veinte euros (20,40 con IVA) el ejemplar. Ninguna empresa ni autónomo ha presentado ofertas para el concurso por el que el consistorio de la capital aragonesa pretendía adjudicar la captura de 749 animales de las colonias felinas en lo que queda de año para esterilizarlos.

El objetivo de este servicio, cuya referencia es la de "Captura, entrega en el CMPA (Centro Municipal de Protección Animal) y suelta de gatos sin propietario en colonias felinas", iba a consistir en "capturar el mayor número posible de animales sin esterilizar de una colonia, tratando de llegar como mínimo al 80% del total".

El contrato, tramitado como menor, tenía como objeto la "captura masiva y traslado de gatos ferales pertenecientes a colonias urbanas en el municipio de Zaragoza y sus barrios rurales al CMPA, donde se llevará a cabo la esterilización y marcaje de los mismos" (un corte en una de las orejas) para, después, incluir "la devolución de los animales al lugar de origen".

"De este modo se persigue una disminución en la prolificidad de ejemplares" de gato en la capital aragonesa, añadía el anuncio de la contrata, que sitúa al equipo de gobierno de PP y Cs ante la disyuntiva de replantearlo, elevar las tarifas para hacerlo más atractivo o abandonar el proyecto.

Salud pública, epizootias y basura desparramada

"El proyecto Captura, Esterilización y Suelta (CES) para controlar la proliferación de gatos urbanos cuenta este año con una partida de 50.000 euros en el presupuesto municipal de 2020", informó el consistorio, lo que supone que la contrata iba a llevarse algo más de la tercera parte, ya que su ejecución completa tiene un presupuestos de 14.980 euros sin IVA y de 18.125,80 con él. Esto situaba las expectativas de la "captura masiva" en un máximo de 749 ejemplares en 210 días, a una media de 25 por semana.

La contrata, que iba a suponer un cambio sustancial en la gestión de las colonias felinas, ya que hasta ahora eran los voluntarios que se encargan de ellas, y no una empresa externa, quienes capturaban a los gatos, que después eran esterilizados en clínicas veterinarias de la ciudad con cargo al ayuntamiento.

Las bases del servicio, promovido por la Concejalía de Participación que dirige Javier Rodrigo (Cs), señalan que la presencia "cada vez más numerosa" de "gatos sin propietario" (textual, aunque haga meses que dejaron de ser considerados cosas) en las colonias felinas de Zaragoza y sus barrios rurales "puede plantear un gran número de problemas higiénico sanitarios, de seguridad, económicos y medioambientales que debemos atender".

Pese al cuidado de los voluntarios de las colonias, la presencia de los animales, añade, "requiere un control y vigilancia de estos lugares donde se concentran" para "evitar riesgos higiénico-sanitarios como la transmisión de enfermedades infecto-contagiosas a personas u otros animales, parasitosis o desparramo de basuras en la vía pública por roturas de las bolsas de residuos".

Furgoneta diésel y cláusula mordaza

En este sentido, anota, "se considera conveniente para los intereses municipales y para el control de la salubridad pública" efectuar un "control sanitario de las colonias de gatos callejeras, mediante su recogida y traslado al CMPA, donde se llevaría a cabo la esterilización, marcaje y tratamientos veterinarios necesarios" para los animales antes de "su devolución a la correspondiente colonia donde habitaban".

La contrata incluye varias peculiaridades como la obligatoriedad de que el vehículo adaptado para la recogida y traslado de los gatos tenga un motor "preferentemente de gasolina o eléctrico, nunca diésel", y una 'cláusula mordaza' que impide a la empresa adjudicataria "mantener relación institucional, hacer declaraciones a medios de comunicación o entregar documentación o datos, sobre temas concernientes al contrato, sin la autorización de la Oficina de Protección Animal".

Las capturas y traslados de los gatos "se llevarán a cabo previa demanda" de la oficina, deberán realizarse "de forma adecuada y siguiendo las directrices en materia de bienestar animal" y se efectuarán con "jaulas trampa, como único método eficaz y benigno de captura de estos animales". Estos dispositivos "se colocarán solo en aquellas fechas en las que estén garantizadas las esterilizaciones en el CMPA" y deberán estar bajo "una permanente supervisión".

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 22:20 h

Descubre nuestras apps

stats