Los pueblos de la España despoblada defienden la sanidad pública a las puertas de los centros médicos

Cadena humana de Teruel, a su paso por el Viaducto Fernando Hué

Los pueblos y las pequeñas ciudades del país se han detenido este sábado en un parón de cinco minutos, a las 12:00, a las puertas de centros médicos y consultorios para exigir una sanidad pública de calidad en el medio rural, que garantice las mismas coberturas y prestaciones de las que se dispone en zonas urbanas y que atienda sus especificidades. La acción se enmarca en las reivindicaciones de la España despoblada, con el mismo lema que ya tuvo el año pasado #YoParoPorMiPueblo, con la diferencia de que este año el leitmotiv estará centrado en la defensa de una sanidad de calidad con la etiqueta #SanidadRuralDigna.

Los participantes han leído un manifiesto en el que han reivindicado un modelo sociosanitario de salud en el mundo rural “que garantice igualdad de derechos y atienda a las peculiaridades de estos territorios, porque ser pocos no resta derechos”. El texto, además, han asegurado que la pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de los servicios sanitarios y ha dejado en evidencia las deficiencias del sistema, que, según han considerado, “necesita una profunda reestructuración para responder a las nuevas realidades”.

“Desde la España Vaciada defendemos un nuevo modelo sanitario para el mundo rural, no una reforma encubierta que reste derechos con el recorte de más servicios, y apostamos por una reestructuración que suponga una nueva visión y un planteamiento radicalmente diferente que ponga a las personas en el centro de todo el sistema sanitario, puesto que sin servicios que cubran las necesidades básicas en estos territorios es imposible asentar la población y atraer a nuevos pobladores”, han aseverado.

El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales y Culturales de Teruel, Pepe Polo, ha explicado que desde la coordinadora de la España Vaciada han detectado un “peligro de futuro” de que se cierren los consultorios médicos y los centros de salud, poniendo como excusa la pandemia de la Covid-19. Además, ha recordado que en los pueblos viven muchas personas mayores que no tienen acceso a las tecnologías y es necesario atenderles en persona.

A la movilización se han adherido colectivos sociales y las plataformas de los pueblos, comarcas y provincias de la España despoblada, que ya han confirmado que mantendrán anualmente este tipo de acciones bajo el lema #YoParoPorMiPueblo. De esta manera, a principios de octubre convocarán todos los años una acción de cinco minutos con una demanda específica diferente.

Acciones en Teruel

En la provincia de Teruel, los vecinos de las localidades se han concentrado a las puertas de los centros médicos con las camisetas de ‘Orgullo Rural’ y las pancartas de la España Vaciada. Han leído allí el manifiesto conjunto y se han tomado una fotografía para subirla a la página web www.yoparopormipueblo.es, al igual que el resto de puntos del país. En la capital turolense y en Alcañiz las acciones han sido diferentes y han realizado una cadena humana para reivindicar celeridad en las obras y mejores condiciones de sus respectivos hospitales.

En Teruel capital unas 1.400 personas se han sumado a la cadena humana en la que el objetivo era reclamar un cambio en el modelo habitacional previsto para el nuevo hospital, que priorice las habitaciones individuales, un aumento en el número de plazas o camas hospitalarias y una adecuada gestión y planificación de los recursos humanos, además de la instalación de una unidad de radioterapia. “Llevamos 38 años desde que se puso la primera piedra del nuevo hospital de Teruel, han pasado distintos acontecimientos, distintos proyectos y distintos gobiernos, con diferente signo político, pero la parte final es que nos encontramos con un hospital que tiene aún menos camas que el obsoleto Obispo Polanco”, ha relatado desde el movimiento ciudadano Teruel Existe, Manuel Gimeno.

Bajo el lema ‘Por un hospital mejor, Teruel reacciona en cadena’, a las 11:30 ha comenzado la organización de la línea de ciudadanos, separados por una distancia mínima de 2,5 metros, desde la puerta del Hospital Obispo Polanco hasta las inmediaciones del nuevo Hospital, a 3,2 kilómetros. A las doce en punto ha arrancado la acción, que ha consistido en que participante anterior de la línea le ha dado la vuelta al cartel para que se viera la reivindicación y ha mostrado al siguiente de la cadena, y así respectivamente.

En Alcañiz, el funcionamiento de la movilización ha sido el mismo que en la capital turolense, conectando el hospital de la avenida de Aragón con el nuevo de la calle Val de Zafán, con las obras paralizadas. Allí se ha pedido que se retomen los trabajos en el nuevo centro hospitalario, con una cadena de aproximadamente 1,8 kilómetros, dividida en 18 tramos. El movimiento ciudadano Teruel Existe y la Federación de Vecinos San Fernando de Teruel han impulsado estas acciones, con el apoyo del Colegio Oficial de Médicos de Teruel.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats