Mochila Hidalgo 24+4 de Vaude

Vaude Hidalgo

Por Jose María Camacho

0

Vaude, la popular firma alemana que cuenta con un catálogo tan extenso y variado que incluye desde elementos de carga para bikepacking, hasta tiendas, sacos, o ropa técnica de montaña, en esta ocasión nos ha enviado una mochila que, una vez más, refleja los principios de la marca: máxima calidad y una producción comprometida social y medioambientalmente hablando.

A lo expuesto anteriormente debemos destacar también el extremo cuidado en la producción de sus productos de la línea infantil que, no por ir dirigido a ese público tan particular, deben carecer de calidad o un diseño adecuado que los haga útiles y cómodos. Algo que afirmo con conocimiento de causa ya que estoy muy acostumbrado a escuchar a la gente comentar que “se les queda pequeño en seguida”, por lo que optan por no invierten en buen material para sus pequeños montañeros algo que, a final, la mayoría de veces, acaba en excursiones más cortas de lo previsto o más sufridas de lo deseado.

Y para muestra, un botón. La primera mochila que tuvo mi hijo de Vaude, y que aún conserva, fue la Puck 10. No solo le resultaba cómoda y ligera, además se ajustaba perfectamente a su tamaño y la sencilla idea de incluir una lupa, convirtió en algo infinitamente más interesante nuestras salidas al monte. Esa mochila se quedó pequeña porque ahora ya necesitamos algo en lo que pueda caber un saco, ropa de abrigo, agua, etc., es decir, cumplió su cometido, meterle en el cuerpo el gusanillo por la montaña. Ahora necesitamos algo que nos dé autonomía para varios días o que, si se usa en una excursión de un día, resulte cómoda y ligera.

Comprometida con el medio ambiente

Así que para estos meses, nos hemos llevado el modelo Hidalgo 24+4 de Vaude al Pirineo Oscense, ya que nos pareció un estupendo campo de pruebas.

La hidalgo 24+4 es una mochila pensada, por medidas y ligereza, para pequeñas espaldas que ya llevan sus cosas, pero no deben cargar de cualquier forma el peso. Además de estar dimensionada para estas pequeñas personas, su forma alargada y compacta hace que los movimientos sean cómodos y naturales.

Como he mencionado con anterioridad, nos parece importante que la marca esté comprometida social y medioambientalmente hablando, como atestiguan los diferentes sellos de los que hace gala. En concreto, esta mochila está construida en unas condiciones laborales justas con PET reciclado. Sí, el de las botellas de plástico que consumimos a diario, y que además le confiere una resistencia a la abrasión a prueba de niños y pequeños adolescentes.

El acabado ecológico, repelente al agua, se fabrica sin utilizar fluorocarbonos (PFC) y es resistente a una lluvia ligera o a esas primeras gotas que nos pillan por sorpresa. Si se necesitara algo más impermeable podemos completarlo con el cubre-mochila que se vende por separado.

Tamaño y capacidad

El respaldo, una de las partes más importantes, cuenta con tres zonas de contacto acolchadas y recubiertas en malla transpirable con las costuras realizadas de manera muy ingeniosa para que no estén en contacto con el cuerpo y así evitar posibles rozaduras. Estas zonas apoyan en omóplatos y zona superior de las caderas, dejando el resto libre para la circulación del aire y la ventilación de la espalda. Todo ello, como hemos dicho con anterioridad, diseñado para espaldas infantiles o juveniles.

Es una mochila de esbelto diseño, como las de los mayores, y tan solo pesa 640 gramos, lo que permite portar con todo lo necesario para rutas de varios días sin que ello suponga una sobrecarga para los pequeños. Dispone de un cuerpo central de 24 litros de capacidad que se puede aumentar en 4 litros más, y que se cierra mediante una cuerda con su correspondiente tanca. Un sistema muy sencillo de manejar. Las correas que fijan la seta al cuerpo principal son ajustables, lo que hace posible tanto la extensión del cuerpo principal, como llevar sujeto un aislante o saco de dormir.

Su diseño y dimensiones, 54 cm largo x 27 cm ancho x 24 cm profundidad, permiten que cuando empleamos la mochila con poca carga siga resultando cómoda, ya que el respaldo mantiene su forma en todo momento, independientemente de si cargamos 3 u 8 kg., rango de carga que indica la marca.

Ajuste

De su ajuste destacan las correas para los hombros, diseñadas ergonómicamente para ajustarse, valga la redundancia, perfectamente al cuerpo del niño con una anchura variable según el punto de contacto, es decir, anchas en hombros donde se soporta el peso, y más estrecha en el pecho para facilitar el movimiento. Están acolchadas en la cara interior con una malla transpirable, pero a la vez son finas, lo que le confiere una flexibilidad que permite adaptarse a la ergonomía de cada individuo a la perfección. Además, estas hombreras se pueden graduar en extensión y en distancia en su parte superior a la mochila, optimizando la distribución del centro de gravedad de ésta.

Se completa este apartado con un cinturón de cadera de confección igual que la de las correas para los hombros y la espaldera en lo referente a malla transpirable, costuras sin contacto con el cuerpo, fino (que no estrecho) para aumentar su flexibilidad, pero ancho para asegurar los movimientos sincronizados de mochila y porteador. Así mismo, cuenta con un tensor de esternón que se puede graduar en extensión y en altura a lo largo de las hombreras, de forma que se pueda modificar con el crecimiento del usuario.

En definitiva, el diseño y ajuste de esta mochila hacen que el peso se distribuya pegado a la espalda y facilita los movimientos naturales.

Detalles

Cuenta con dos bolsillos laterales de malla en los que poder llevar objetos de rápido acceso. Para el agua nosotros apostamos por emplear una bolsa de hidratación, ya que la mochila cuenta con su alojamiento especial dentro del cuerpo principal, una cinta con velcro que asegura la posición correcta de la bolsa y una apertura lateral para la salida del tubo. También en la hombrera de la izquierda, lado de la salida del tubo, cuenta con una banda elástica para pasar el tubo, de forma que la boquilla queda perfectamente accesible.

Además, posee un amplio bolsillo con cremallera en la seta, y dentro de éste, un enganche para llaveros o cosas del estilo. Por último, en la parte frontal, junto a los cierres por clip típicos de cualquier mochila, presenta un soporte formado por un bucle elástico con un pequeño gancho que permite sujetar los bastones, pasando éstos por el otro bucle realizado en cinta que se encuentra en la parte baja de la mochila.

Conclusión

En resumen, la Vaude Hidalgo 24+4 nos ha parecido una mochila diseñada con mucho cariño para los pequeños, sin escatimar en calidad ni en detalles que cuiden el bienestar y la salud de sus porteadores. Es una mochila que nos ha facilitado muchas horas de disfrute en la montaña y que, por su buena construcción, seguirá haciendo durante mucho tiempo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats