El sector turístico se encomienda a la población canaria en Semana Santa y a resistir con las ayudas hasta julio

Playa de Maspalomas llena de Canarios el pasado mes de agosto. (ALEJANDRO RAMOS)

Canarias se dispone a vivir su segunda Semana Santa sin visitantes extranjeros. El sector turístico espera que la población canaria empuje de nuevo a los hoteles y apartamentos que se encuentran abiertos en estos momentos, algo que ya ocurrió el pasado verano. “La población canaria ya demostró en verano su fidelidad al destino y permitió ciertas ocupaciones significativas sobre todo en las islas no capitalinas como La Gomera, El Hierro y La Palma”, recuerdan desde la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno regional. Lo mismo señala el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa, que remarca también que el turismo local fue muy potente en julio pasado y ayudará en los cuatro días de puente del 1 al 4 de abril. Después, “en mayo y junio volverá a haber un descenso”, señala. 

En abril de 2019 Canarias recibió 1,2 millones de turistas, 600.000 solo en Semana Santa. La evolución de la pandemia en toda Europa impide que se vuelva a contar al menos hasta verano con visitantes extranjeros. La aparición de la cepa británica y el cierre del espacio aéreo con Reino Unido, principal mercado emisor de turistas a las Islas, supuso un mazazo para el sector, que esperaba contar con visitantes de este país en su temporada alta, en invierno. La situación sigue siendo complicada con otros países emisores como Alemania, que también ha vetado los viajes, pese a que touroperadores como FTI Group hayan declarado que lo ven posible. En cualquier caso, esta semana el comisionado para el turismo del Gobierno alemán, Thomas Bareiss, confiaba en una entrevista en Der Spiegel en que los viajes de ocio dentro de Europa serán posibles este verano gracias al avance de la campaña de vacunación, pero los descarta para este mes de abril. 

No es la primera vez que la población canaria elige el Archipiélago para pasar estos días; 141.912 isleños lo hicieron en abril de 2019 y 110.266 el año anterior, según los datos de Promotur, la empresa pública de Turismo en Canarias. Es frecuente ver cada año cómo el norte de las Islas se vacía esos días, mientras que las zonas turísticas se llenan. Sin embargo, otro factor a tener en cuenta este año es que la crisis económica derivada de la sanitaria también está afectando a las familias isleñas (una tasa de paro del 25,22% con 279.230 personas desempleadas y 84.400 trabajadores en ERTE), unido a la incidencia de contagios en las propias islas, que varía cada semana. No obstante, la población canaria es la esperanza a la que se agarran los hoteleros para recibir algo de oxígeno en abril. 

¿Y el turismo peninsular? Desde la Consejería de Turismo señalan que apelar a este mercado no parece la solución a la Semana Santa debido al elevado número de contagios que mantiene España, con comunidades en las que se mantienen medidas muy restrictivas. La cepa inglesa además ya está muy extendida y el ritmo de contagios avanza de forma exponencial. Toque de queda y límite de personas en las reuniones familiares y de amigos son las principales medidas que han tomado las autonomías para frenar los contagios. Por ello, el número de estos visitantes será residual y poco significativo. 

Subsistir con ayudas hasta julio

Las patronales hoteleras canarias vieron insuficientes las ayudas anunciadas por el Gobierno estatal para hacer frente al cierre temporal de muchas empresas. Sin embargo, sí que han aplaudido las que va a agilizar el Ejecutivo regional. “Hasta el momento, el sector alojativo no había recibido ayudas salvo los ERTE”, resalta Mañaricúa. De hecho, la Consejería de Hacienda del Ejecutivo canario ya ha habilitado el crédito de 165 millones de euros para la concesión de ayudas directas a pymes, autónomos y sector turístico, una partida que se suma a los 240 millones aprobados en aplazamientos fiscales a las empresas hasta octubre. Según ha explicado el consejero del área y vicepresidente, Román Rodríguez, el decreto ley que prepara el Ejecutivo permitirá también futuras convocatorias públicas de ayudas, a las que se tendrá que recurrir si persiste la situación. 

“Las ayudas van a servir para acompañarnos hasta julio”, insiste el presidente de la FEHT. A estas partidas del Gobierno de Canarias se le ha sumado esta semana el anuncio del Ministerio de Hacienda, que se ha comprometido con un nuevo paquete de ayudas para reestructurar las deudas que arrastran las empresas. El objetivo es  evitar cierres y estarán destinadas principalmente a la hostelería y al turismo. La ministra María Jesús Montero subrayó en su reciente visita a Las Palmas de Gran Canaria que “los distintos ministerios tratan de mitigar la caída del PIB” que ha sufrido esta comunidad debido al cese de la actividad turística. De hecho, se ha experimentado un descenso en las dos provincias canarias superior al de la media nacional (11%), en un 21% en Las Palmas y en un 19% en Santa Cruz de Tenerife. 

Las buenas noticias vendrán de la mano del ritmo de vacunación. Mañaricúa subraya que así “podremos mostrar una imagen de destino seguro”, aunque también será clave el avance de esta vacunación en otros países emisores, y un buen dato que recuerda es que Reino Unido, uno de los principales países emisores de turistas a las Islas, avanza a buen ritmo. El Ministerio de Turismo ha confirmado además que FITUR se celebrará a finales del mes de mayo, una feria que quedó suspendida en 2020 por la pandemia. La ministra Reyes Maroto ha apuntado que esta celebración supondrá el "renacer del turismo". 

Etiquetas
Publicado el
20 de febrero de 2021 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats