"No hay que quitar el monumento a Carrero Blanco, sino cambiar su denominación para evitar conductas que promueven la exaltación del franquismo"

Sergio Abascal (PSOE), alcalde de Santoña . | R.A.

El socialista Sergio Abascal repite otros cuatro años como alcalde de Santoña reeditando el pacto de Gobierno con el PRC que le otorga mayoría en la Corporación. Con "buena sintonía" entre ambas fuerzas, el regidor espera seguir la misma línea de actuación que la pasada legislatura, "sin proyectos faraónicos, pero con pequeñas inversiones que ayuden a mejorar Santoña".

En relación al monumento al expresidente del Gobierno durante la dictadura, Luis Carrero Blanco, defiende que "no hay que quitarlo, pero sí cambiar su denominación para evitar conductas que promueven la exaltación del franquismo", como los homenajes que celebra la Falange cada aniversario de su muerte, sobre los que, según afirma, informa cada año a Delegación de Gobierno. "Año tras año insisto en lo que ha ocurrido el año anterior y en lo que sé que va a volver a ocurrir", subraya. No obstante, defiende que Santoña "fue uno de los municipios pioneros en España en dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica" y que en el municipio existe "una paz social" en torno a la figura del exmilitar franquista natural de allí.

¿Qué supone la reedición del pacto de Gobierno con el PRC?

La reedición del pacto yo creo que era una consecuencia natural, sobre todo con los cuatro años anteriores de buena sintonía en la gestión municipal. Se habían hecho cosas muy importantes y muy interesantes para Santoña, se ejecutaron proyectos, se realizaron obras, inversiones, infraestructuras y se recuperaron servicios muy importantes. Y, sobre todo, trabajamos en sintonía fusionando nuestros programas electorales para tener un mismo objetivo. Evidentemente, el PRC es un partido que está abierto a poder pactar con otros grupos y otras formaciones políticas, tanto en el ámbito regional como en el municipal, cosa que, por ejemplo, el Partido Socialista en ningún caso se puede plantear pactar con el Partido Popular, por ejemplo. Entonces, claro que ellos han explorado diferentes posibilidades, pero yo creo que al final el entendimiento ha sido muy claro desde el principio y el desarrollo final del pacto ha ido en la misma línea y, sobre todo, en lo que afecta a consensuar un programa también conjunto, como hicimos en los anteriores cuatro años. Otra cosa es cuando llegan las elecciones o el periodo postelectoral, mientras se forma el gobierno, en el que cada uno siempre quiere sacar el mayor rendimiento a su actividad municipal. Pero bueno, es una cuestión meramente coyuntural por el periodo electoral.

¿Cuáles fueron los principales proyectos que se llevaron a cabo la pasada legislatura?

Los proyectos fundamentales para Santoña la pasada legislatura han sido la construcción del centro de salud con una inversión de más de cuatro millones de euros y con una dotación que roza el millón de euros. Estamos hablando de cinco millones que no veíamos en Santoña desde hace décadas. Se trata de una inversión de dinero público, en este caso el Gobierno de Cantabria. Hemos recuperado servicios muy importantes, como el comedor social, que ha entrado en funcionamiento justo en el ínterin, en el periodo electoral. Se había licitado con carácter previo, se ha adjudicado hace muy poquito tiempo y da servicio a unos 20 usuarios. Hemos recuperado el servicio de cine comercial y gestión cultural en el Ayuntamiento, que estaba cerrado también desde 2013, se han realizado importantes obras e inversiones en materia de saneamiento, como la obra de Alfonso XII, que está en plena ejecución, pero trabajada en la anterior legislatura, u otra obra de la calle Rentería Reyes en materia de saneamiento y abastecimiento. Luego, las grandes obras de urbanización de dos puntos muy importantes de Santoña, como son la Plaza La Villa y la Plaza de Abastos, que requirieron de una inversión importante de, si no me equivoco, 400.000 y casi 700.000 euros respectivamente, y otra serie de actuaciones puntuales en materia de asfaltados y arreglo de vías. Lo normal del día a día de una administración. Pero creo que los ejes fundamentales son el comedor social, el centro de salud, recuperación de la gestión cultural y teatral en el Teatro Casino Liceo y obras importantes como la de Alfonso XII.

¿Y qué es prioritario esta legislatura?

Queda pendiente seguir y dar continuidad a este tipo de actuaciones, y concluir otras obras importantes. Va a empezar la de saneamiento de la calle Rentería Reyes en unos días y la de la estación depuradora de Aguas Residuales Industriales de Santoña, con una inversión de un millón de euros por parte del Gobierno de Cantabria y que está en plena fase de ejecución. Luego tenemos algunas inversiones que son muy importantes, como consolidar una serie de servicios que hemos implantado. No quisiera dejar de lado, por ejemplo, la implantación del nuevo Servicio de Mediación Familiar Hipotecaria Comunitaria, que se hizo por primera vez hace muy poquito tiempo y la licitación de unos servicios que se han licitado por primera vez como tal, como licitación o como contratación, pero servicios a licitar, pero, sobre todo, inversiones importantes que tenemos que hacer vía instalaciones deportivas. Tenemos que continuar con la adecuación de todos los parques infantiles. Hemos iniciado reformas en tres de ellos y tenemos continuar en esa línea. Y sobre la estación depuradora de la que hablaba anteriormente, esperamos que se ejecute la construcción de la pasarela peatonal del primer puente, que es una obra muy importante, con una inversión de 600.000 euros que está comprometida por el Gobierno de Cantabria. Además, queremos sustituir el césped del campo de fútbol por uno nuevo. En definitiva, vamos a trabajar en esa línea, sin ningún proyecto faraónico grande, pero sí con pequeñas inversiones que ayuden a mejorar Santoña en materia de parques infantiles, vías públicas, arbolados y zonas verdes y, sobre todo, espacios públicos y plazas.

¿Ocho años y dos mayorías absolutas son suficientes para que esos proyectos vean la luz?

No hemos tenido mayorías absolutas, han sido mayorías simples, pero con el gobierno del PRC sí se conformó la mayoría absoluta y se han reeditado prácticamente los mismos resultados que hace cuatro años. Además, el Gobierno suele desgastar mucho y Santoña ha sido un municipio muy complicado, muy controvertido y con una oposición muy crítica, poco constructiva y muy destructiva. Eso al final cala también mucho en la gente. Pero hemos sabido mantener la confianza de los ciudadanos, que para eso para nosotros es lo más importante, y creo que sí vamos a poder dar continuidad a una serie de proyectos que teníamos en mente. Queríamos construir un parking en altura para ganar volumetría y plazas de aparcamiento que hemos perdido en diferentes alturas y cotas. Y creo que esos proyectos vamos a poder realizarlos, sobre todo a partir de la mitad de legislatura, en la que vamos a andar más desahogados, con mayor capacidad de inversión y con mayor superávit de lo que contamos ahora.

En la pasada legislatura fue muy controvertido el caso del Palacio de Chiloeches y la posición del equipo de Gobierno respecto a la modificación puntual del PGOU. ¿Garantiza la conservación patrimonial del palacio?caso del Palacio de Chiloeches

El Palacio de Chiloeches es un palacio de finales del siglo XVII y luego tiene, como elemento de controversia, la construcción, a comienzos del siglo XIX, de un anexo en uno de sus laterales, en el conocido como anexo oeste. El palacio es una cosa y el anexo es otra, lo que pasa al final todos tendemos a confundirlo e incluso el propio palacio en origen se llama de otra manera, es la Casa Maeda, no es el Palacio de Chiloeches. Nosotros nos hemos guiado siempre por todos los informes técnicos que se han emitido al respecto. La posición del Ayuntamiento ha sido muy clara: respeto absoluto a la legalidad. La cuestión es muy sencilla. Al inicio de esta polémica sobre si el ala oeste formaba parte del Bien de Interés Cultural (BIC), que era el Palacio Chiloeches, lo que primero hice fue pedir el expediente a Madrid para comprobarlo. Quedó meridianamente claro que no formaba parte de la declaración de BIC. Todas aquellas acusaciones y controversias que se habían solicitado sobre si el Ayuntamiento quería tener un BIC eran rotundamente falsas porque no era un BIC. Nunca lo ha sido. Otra cuestión es que aquellos que defienden que deba serlo. Todas las sentencias que se han ido dictando y las resoluciones del Gobierno de Cantabria han avalado la postura del Ayuntamiento y luego los tribunales de Justicia del Ayuntamiento y del Gobierno de Cantabria. De la CROTU, que informó la modificación puntual del plan, con algunos matices, pero lo informó claramente y sobre lo que es objeto de controversia dejó muy claro que no era que no era objeto de protección. Y el Gobierno de Cantabria, al margen de esas resoluciones, así lo ha informado con anterioridad en muchos informes técnicos que se han hecho. Otra cosa es que tú pretendas generar una controversia y lo que no puedes es confundir a la opinión pública sobre esa controversia. No era BIC. ¿Quieres que sea? Muy bien, plantéalo. Lo que ahora está en el aire después de la sentencia es una petición que ha acabado en los tribunales, que fue desestimada por el Gobierno de Cantabria, de ampliación del BIC al ala oeste. Por tanto, si tú pides ampliar el BIC al ala oeste es porque en origen no forma parte de eso. Eso es otra cuestión y para eso no estamos los políticos, están los técnicos y los profesionales que tienen que discutirlo. Habrá una resolución que diga si no es BIC o una resolución del Tribunal Superior de Justicia en próximas fechas que diga que aún así se estudie por el Gobierno de Cantabria si merece la pena ampliarlo a BIC.

El Ayuntamiento va a respetar todas las decisiones judiciales, las va a respetar y las va a catar. Podemos estar de acuerdo, en desacuerdo, pero las vamos a acatar y los pasos que se van a seguir van a ser en esa línea. Si finalmente el ala oeste se determina que es un espacio digno de protección por supuesto que se protegerá. Si se determina que no cuenta con esa protección, y lo mejor para dar cumplimiento a la modificación puntual del Plan General de Santoña es que no esté ese edificio para no tener que realizar una inversión multimillonaria y poder compensar a los propietarios en su propia parcela, pues se tendrá que seguir y dar cumplimiento a lo que se ha aprobado por el Pleno del Ayuntamiento. Es lo que aprobó el Pleno Ayuntamiento, lo que ha ratificado la CROTU y el Tribunal Superior de Justicia a día de hoy. Entonces, respeto pleno a la legalidad, intentar que la información no fuese sesgada y estar un poco a la espera de todo este continuo ir y venir de resoluciones judiciales y de pleitos que a lo que han hecho es que sigamos teniendo el palacio la situación en la que se encuentra y por la que, además, el Gobierno de Cantabria y la Comisión de Patrimonio Cultural Edificado está a la espera de esa sentencia para poder informar sobre la última petición que ha hecho el Ayuntamiento en relación a las licencias de obra y de demoliciones de todo su entorno. Si afectan o no al ala y la reparación de la cubierta. Todo eso está un poco en el aire.

Otro de los temas siempre polémicos esta relacionado con el monumento al exmilitar franquista Carrero Blanco, ¿tiene algún plan para él dado que contraviene la Ley de Memoria Histórica?

Es un poco controvertido. Cuando entró en vigor la ley en 2007 yo era concejal y se me preguntó sobre el tema. Santoña fue uno de los municipios pioneros en España en dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica. Se retiró de nuestras calles todo símbolo franquista, en cuanto a nombres de militares o vinculados al franquismo, excepto una única vía, la del almirante Carrero Blanco, natural de Santoña, y su monumento. En su momento se entendió, y creo que al final los gobiernos posteriores entendieron, que no era una cuestión polémica en Santoña porque hacía alusión a un ciudadano del municipio. Sí, vinculado al régimen y presidente durante la dictadura, por supuesto que sí. Entonces ha quedado acordado en dejarlo como en una especie de paz social en relación a retirar todo menos el monumento a Carrero Blanco. A mí cuando se me preguntó entendí que había que cambiar la denominación del monumento. Por supuesto que no demolerlo, porque no se demuele ni el Valle de los Caídos ni ningún otro monumento de la época franquista, sino que se cambia la denominación para evitar determinadas conductas o simbología que lo que promueven es la exaltación del franquismo. Y lo digo abiertamente porque se hace aquí cada vez que se conmemora el entierro de Carrero Blanco. Yo llevo cuatro años mandando cartas a Delegación de Gobierno, no indicando que se suspenda el acto que se solicita, que es para una concentración en apoyo a una víctima del terrorismo, a Luis Carrero Blanco, sino porque ese acto se convierte en una exaltación del franquismo, con cánticos y con banderas. Yo lo comunico y en todo momento se me dice que no está autorizado y que no hay ninguna otra circunstancia a tener en cuenta. Y año tras año insisto en lo que ha ocurrido el año anterior y en lo que sé que va a volver a ocurrir.

En Santander hace poco ha surgido una polémica con algo muy similar y parece que ha salido en prensa, pero Santoña queda obviado cuando llevamos cuatro años informando. Lo que tenemos que hacer es no pensar en que quiten el monumento, sino que hay que cambiar la simbología y evitar determinadas actitudes y actos que se realizan o se conmemoran allí. Yo lo planteé hace muchos años, que lo que yo entendía es que había que cambiarle el nombre y llamarle 'a los almirantes', 'a los marineros de Santoña' o a lo que sea, pero mantener lógicamente la edificación, no demolerlo, porque el Valle de los Caídos tampoco se demuele ni la ley preveía que se tiene que demoler. ¿A día de hoy qué vamos a hacer? Nos ha llegado una comunicación del Congreso de los Diputados, en el que a los ayuntamientos, entre ellos Santoña, en los que quede algún vestigio del franquismo se tiene que dar cumplimiento a la ley. Lo que voy a pedir es, lógicamente, el informe correspondiente del secretario del Ayuntamiento de Santoña, lo tenía pensado desde hace tiempo, para saber cuál es el modo de proceder para dar cumplimiento a la ley. Si el monumento a Carrero Blanco como tal se entiende que no tiene ninguna simbología externa franquista, pero la mera nomenclatura del edificio incumple la ley, lógicamente se tendría que llevar al Pleno del Ayuntamiento esa propuesta con ese informe de secretaría y votarse. Incluso aunque el informe fuese reclamando el cambio de nombre, se tienen que pronunciar todos los grupos municipales. En Santoña la nueva nomenclatura, los nuevos nombres de calles o de edificios, se acuerdan en Pleno, así que en ese caso lo tendríamos que llevar. Yo desconozco la posición de todo el resto de grupos municipales. El PSOE no tiene mayoría absoluta.

Pero el equipo de Gobierno sí.

El equipo de Gobierno sí, pero este es un tema no controvertido, y yo he dicho que en Santoña normalmente mucha paz social al respecto, pero sí que puede levantar muchas ampollas. No obstante, seguiremos los pasos que tengamos que dar y que sean adecuados. Si los informes avalan el dar continuidad a la sustitución a cambio de la denominación del monumento, lo haremos y lo llevaremos a Pleno. Lógicamente con el informe y con las condiciones y, sobre todo, si es el cumplimiento de la legalidad. Entiendo que ahí todos los portavoces con independencia de su afinidad y su ideología tendrán que pronunciarse al respecto del cumplimiento de la legalidad.

Y respecto a los homenajes franquistas, si Delegación de Gobierno sigue sin hacerle caso, ¿se ha planteado dar algún tipo de paso más?homenajes franquistas

No puedo dar ningún paso más porque más claro de lo que hemos mandado los cánticos, las banderas, la simbología y la exaltación manifiesta que se hace es imposible.

La última polémica tiene que ver con el Faro del Caballo y los saltos, tan frecuentes como imprudentes, que realizan los visitantes desde el mismo. Tras el último rescate a una joven accidentada ha asegurado que teme que este problema le obligue a cerrar el faro. ¿Confía en que tanto Ayuntamiento como Gobierno autonómico den con una solución que evite tal extremo?rescate a una joven accidentada

Creo que lo que ha planteado recientemente la consejera de Presidencia y Justicia es bastante razonable y adecuado, y creo que lo he dicho en diferentes medios de comunicación durante todos estos días que se ha puesto en contacto conmigo. Primero tenemos que partir de un hecho, de una realidad. Este problema no nace ahora. Este problema coge un poco más de dimensión o de repercusión en los medios de comunicación como consecuencia de la última asistencia, pero lo estamos sufriendo los veranos desde hace unos cuantos años y precisamente desde que el faro se convirtió en un referente turístico. Santoña ha cambiado. De ser un pueblo marinero y pesquero ha pasado a convertirse en un referente de atracción turística en muchos sentidos, por su entorno natural, por sus fortificaciones, por sus playas, por su monte y sus marismas. Y el faro es uno de esos puntos. Ha tenido mucha promoción, querida y no querida, porque el Ayuntamiento la ha promocionado porque está en su término municipal, pero no hasta el punto de que implique una masificación. Yo he dicho que vamos a tener que dejar de hablar del faro porque está masificado. Pero sí que es cierto que más medios de comunicación en televisión, en programas, en reportajes... Incluso la semana pasada ha visto toda España a un paracaidista que se ha lanzado y aterrizado en el faro. Entonces eso crea atracción y la gente viene. A pesar de estar dentro del término municipal de Santoña, hay otras administraciones implicadas que son las titulares y no el Ayuntamiento. Pertenece a Puertos del Estado, es el titular del espacio, y el acceso está enclavado dentro del Parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, que el competente para todo su desarrollo y su gestión es la Dirección General de Medio Natural, a través del Patronato del Parque. Lo que quiero decir es que lo que podemos hacer dentro de nuestras competencias es mandar recomendaciones, hablar con ellos y pedir autorizaciones. ¿Qué miedo teníamos nosotros? Yo he tenido miedo a que el Estado se plantee cerrar el acceso al faro a la vista de todo esto. Lo que ha planteado el Gobierno de Cantabria haciéndoles responsables del coste de la asistencia del servicio me parece muy acertado, siempre que se demuestre, con los informes técnicos pertinentes del 112 y de los servicios de rescate, que la asistencia es causa de una negligencia grave o de un acto temerario. Los ciudadanos no tenemos que estar pagando las irresponsabilidades y los daños de unos pocos, porque la inmensa mayoría de la gente que sube al faro y que sube al monte son totalmente responsables. Pero hay una pequeña minoría que provoca esta problemática.

Hace un año y pico se instalaron una serie de contadores abonados por el Patronato del Parque Natural por el Ayuntamiento de Santoña dijo que quería tener un control del número de visitantes, porque en días de verano llegan los picos hasta de 2.000 personas que suben al monte. Eso es una barbaridad. Se instalaron contadores para tener ese mínimo control porque la problemática ya la conocemos. ¿El monte puede dar cabida a todo el mundo? Sí, pero a todo el mundo que vaya en condiciones físicas adecuadas, con la indumentaria adecuada y que tenga los comportamientos adecuados. Y con comportamientos me refiero no solo a las actitudes imprudentes, sino a las actitudes respetuosas con el medio ambiente. Lo que tienes que hacer cuando subes con tu mochila cargada de comida y bebida es bajar los residuos y depositarlos en el primer contenedor, que está justo al comienzo de la subida al monte. No tiene que haber contenedores en un parque natural, tú tienes que respetar y llevarte tus propios residuos.

Pasando al plano autonómico, ¿qué opina de los resultados del PSOE el 26M?

Son mejores que hace cuatro años. Quizá no son los resultados que nosotros podíamos esperar, sobre todo porque nos arrastraba mucho el peso de Pedro Sánchez. Siempre hemos contado con el tirón del ámbito nacional. Pero bueno, al final ese séptimo diputado que se consiguió in extremis al Partido Socialista le ha permitido un pacto adecuado con el PRC, manteniendo esa línea de pactos que llevamos encadenados las últimas legislaturas y que creo que garantiza la gobernabilidad en Cantabria de forma adecuada, razonable. Creo que es un buen pacto de gobierno. Las competencias han ido reduciéndose en relación a las que había hace cuatro años, pero eso es una cuestión más interna de los propios pactos. Creo que en la gobernabilidad de Cantabria PRC-PSOE siempre ha habido buen entendimiento y no me cabe ninguna duda que se va a seguir, y espero que así siga durante muchos años porque es el socio natural tanto del PSOE, y yo creo del PRC también el socio natural es el Partido Socialista.

¿Se han cerrado ya las heridas de la guerra interna que vivió el partido y de la que salió la actual dirección autonómica?

Espero que las cerremos todos. Todos partidos han sufrido heridas como consecuencia de los procesos de renovación de sus órganos. Podemos ha pasado un cataclismo, el Partido Popular ha salido también descuartizado por decirlo de alguna manera y el PSOE creo que hemos cometido el mismo error que cometieron que cometieron estos dos partidos. Creo que el PSOE en su momento tenía que haber optado por un gran pacto interno del partido. Al final acudieron diferentes candidaturas a los procesos de primarias, tanto a los órganos de dirección de partido como luego a la candidatura a la presidencia de Cantabria. Creo que llega el momento de cerrar heridas y se está en ese buen camino, en esa buena sintonía y eso de los dos bandos tiene que desaparecer. Yo nunca creí en los dos bandos. La prensa, como pasa habitualmente, habla de dos bandos. Yo evidentemente me posicioné con quien pensé en su momento que era la persona más adecuada para hacerlo y lógicamente ahora respeto absoluto a quien dirige las riendas del Partido Socialista, el señor vicepresidente Gobierno de Cantabria que es el secretario general de mi partido. Ha obtenido los resultados, ha ganado y yo creo que todos los socialistas tenemos que seguir en esa misma línea. Y, sobre todo, mantener el respeto, la lealtad y el cariño a aquellas personas que han dirigido las riendas de este partido durante muchos años, que lo han hecho muy bien y que han gobernado extraordinariamente Cantabria durante todo este tiempo. Me refiero a las diferentes personas que han ocupado cargos importantes, tanto de dirección orgánica del Partido Socialista hasta la nueva dirección como cargos del Gobierno de Cantabria, muy relevantes hasta hace muy poquito. Los consejeros, la vicepresidenta, la presidenta del parlamento, directores generales etc. El respeto y el agradecimiento por su labor y, sobre todo, que forman parte de este partido. A mí me gustaría dejar claro que son unos socialistas de primera y que el partido tiene que contar con ellos. Lo más importante que tiene un partido político es el capital humano y no se puede desperdiciar ni un 5, ni un 20, ni un 40, ni un 50, ni un 70 por ciento del que tiene un partido. No te puedes permitir ese lujo.

¿Cree que la exvicepresidenta y exsecretaria general del PSOE, Eva Díaz Tezanos, ha tenido la salida que se merece dada su trayectoria en el partido?

No sé a qué nos referimos con la salida. Yo a la exvicepresidenta, tanto a título personal como secretario general de Santoña y como representante de la agrupación de Santoña, le agradezco muchísimo el trabajo que ha realizado tanto desde el partido como desde el Gobierno de Cantabria. Tanto ella, como otros cargos que lo han ostentado, como Lola Gorostiaga, han sido personas muy respetadas y en altísima consideración por todos los partidos políticos. Son personas respetadas, son personas queridas, incluso por el propio personal del Gobierno de Cantabria, y su trayectoria les avala. ¿La salida de la dirección del partido? Pues bueno, pasamos un proceso traumático y a veces las cosas salen como salen, no siempre de la mejor manera posible. Yo entiendo que merece todos los reconocimientos y todos los agradecimientos del mundo por parte del partido, y creo también que su trayectoria política no ha acabado. Es una persona muy válida para el futuro de nuestra región.

Cuando habla de lealtad al nuevo secretario general, ¿quiere decir que colabora con él y que mantienen una buena relación?

Claro, por supuesto que tengo una buena relación y así tiene que ser. Igual que se la he debido a Eva hasta las últimas consecuencias. Es mi secretario general y, por supuesto, colaboración, respeto y comunicación permanente.

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2019 - 20:31 h

Descubre nuestras apps

stats