La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

Revilla opta finalmente por no pedir protección policial a Delegación de Gobierno pese a los escraches de algunos hosteleros

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Archivo.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, finalmente ha decidido no solicitar protección policial por el "acoso" del que viene siendo objeto por un grupo de hosteleros que reprocha a su Ejecutivo la "ruina" del sector debido a las restricciones sanitarias que se vienen aplicando por la pandemia de COVID-19.

Revilla pedirá protección policial ante el "acoso" hacia él y su familia de un grupo de hosteleros cántabros

Revilla pedirá protección policial ante el "acoso" hacia él y su familia de un grupo de hosteleros cántabros

El propio Revilla barajó la opción de desplazarse protegido por una escolta ante la posibilidad de que se le vuelva a "escrachar" en un acto público o en una reunión de trabajo fuera de la sede del Gobierno de Cantabria. Así lo anunció este viernes pasado, un día después de que un grupo de hosteleros le sorprendiera en un restaurante de la calle Castelar de Santander y le grabara en una serie de vídeos que fueron difundidos en redes sociales.

La Delegación del Gobierno ha reconocido este lunes cuestionada por elDiario.es que la Presidencia del Gobierno ha mantenido consultas al respecto, del mismo modo que la Delegación ha mantenido contacto con el Ministerio del Interior. No obstante, finalmente, desde Presidencia no se ha solicitado formalmente escolta para el presidente.

Delegación del Gobierno distinguió lo que supone tener escolta personal y que miembros de los Cuerpos de seguridad del Estado estén presentes en actos públicos a donde acuda al presidente, algo relativamente habitual.

Revilla manifestó el viernes su preocupación por la situación que vive su familia -su hija ha sido increpada una noche hace días-, así como por la imagen que pueda ofrecer en actos públicos y en reuniones de trabajo si es acosado por grupos que le recriminan la política sanitaria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats