Los trabajos para la prevención de inundaciones en Campoo se iniciarán en agosto y durarán cuatro meses

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, visita Campoo y se reúne con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro y los alcaldes de Hermandad de Campoo de Suso, Campoo de Enmedio y Reinosa.

La primera fase de los trabajos para la prevención de inundaciones en Campoo se iniciará a mediados de agosto, cuyas obras cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses y un presupuesto de 2 millones de euros.

Así lo ha anunciado el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, en una reunión que se ha celebrado este martes en el Ayuntamiento de Reinosa, en la que el Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han presentado a los tres ayuntamientos afectados por las inundaciones del Ebro y sus afluentes en 2019 (Hermandad de Campoo de Suso, Campoo de Enmedio y Reinosa) los proyectos de intervención como "solución definitiva" para prevenir dichas inundaciones, han indicado el Ejecutivo autonómico y la CHE en sendas notas de prensa.

La primera intervención permitirá ampliar el cauce del Híjar en unos 10 metros de anchura, a lo largo de la práctica totalidad del trazado, además de actuar en la zona de los puentes, concretamente en aquellas zonas que estaban cegadas, así como mejorar la confluencia de los ríos Híjar y Ebro.

Esta obra permitirá extraer el máximo volumen posible de terreno que rondará los 80.000 m3 principalmente en las zonas laterales, especialmente en la margen derecha, conclusión a la que se ha llegado tras la realización de diversos estudios por diferentes instituciones, así como varias catas para comprobar el estado del terreno.

Se trata de una obra complementaria con la ya iniciada por la Confederación, aguas arriba, de ampliación del espacio fluvial en una zona periurbana en la Hermandad de Campoo de Suso, que recupera un espacio para el río, disminuye los caudales máximos y reduce su energía.

"Hace un año nos preguntábamos cómo dar solución a la problemática de la comarca y lo cierto es que, gracias a los estudios, y al convenio con CHE ya está hecho", ha señalado Gochicoa, que ha reconocido que no ha sido "nada fácil".

En este sentido, el consejero ha afirmado que "la situación hoy es de absoluta tranquilidad ante cualquier tipo de fenómeno de inundación". "Si todo transcurre con normalidad los sucesos acaecidos serán pasado", ha enfatizado.

Además del consejero, en la reunión han participado la directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra García Montes; la presidenta de la CHE, Dolores Pascual; el alcalde de Reinosa, José Miguel Díez Barrio; el de la Hermandad de Campoo de Suso, Pedro Luis Gutiérrez, y el de Campoo de Enmedio, Pedro Martínez, así como representantes de los afectados, que han realizado una visita a los cauces para comprobar su situación, el inicio de los trabajos y el resultado de algunos de los que se han realizado hasta el momento.

38 hectáreas

Según han explicado el titular de Obras Públicas y la presidenta de la CHE, las actuaciones de las dos administraciones -que se completan con las obras de cada ayuntamiento en su término municipal- van a permitir recuperar y ampliar el espacio fluvial del Híjar hasta las 38 hectáreas, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso que ha puesto los terrenos para ampliar el Dominio Público Hidráulico.

De esta forma, al actual Parque Fluvial del Híjar se van a sumar 16 nuevas hectáreas en una zona de laminación de caudales, aguas arriba de Matamorosa, gracias al retranqueo de las motas, y que ha supuesto una inversión de 800.000 euros por parte de la CHE.

Pascual ha subrayado que "estamos en la dirección correcta" y que situaciones como la sufrida en la comarca en 2019 demuestra que la colaboración entre administraciones es "necesaria" y que los trabajos que se están desarrollando se complementan "perfectamente" con los que va a llevar a cabo el Gobierno regional.

Otras actuaciones

Además, el Ejecutivo cántabro ejecutará la segunda fase de las obras a lo largo de 2022, por cuestiones administrativas, e incluye la ampliación de anchura del puente nuevo, el vano libre y la margen más próxima en uno de los puntos considerado más limitante. Esta fase cuenta con un presupuesto orientativo de 1 millón y medio de euros.

Todos estos trabajos recogen medidas basadas en la naturaleza, como la plantación de especies arbustivas e hidrosiembra para reducir la erosión en taludes, y cumplen el objetivo de mejorar el estado ecológico y ambiental del cauce.

Por su parte, la CHE va a proceder a la ampliación de la sección de desagüe en el río Ebro, aguas abajo de la confluencia con el río Híjar, para favorecer la evacuación de caudales en la confluencia Ebro-Híjar, cuyo proyecto ya se encuentra en fase de redacción, y el incremento de la red de sensores para anticipar avisos y poder gestionar las avenidas.

En este sentido, se van a instalarán cuatro nuevos sensores de medición de nivel aguas arriba de Reinosa, en las cuencas del Híjar e Izarilla, y además tres pluviómetros de apoyo en las tres cuencas, Híjar, Izarilla y Alto Ebro.

Al término de la reunión el alcalde de Reinosa, el de Capoo de Enmedio y el de la Hermandad han señalado que la reunión significa "satisfacción y agradecimiento" y han puesto en valor "la coordinación" entre las tres administraciones para que el día de hoy sea "muy importante" para la comarca.

En esta misma línea se ha expresado el presidente la plataforma de afectados, Cheward Román, que ha dado las "gracias" a todos los implicados para que puedan finalizar los problemas en la zona.

Etiquetas

Descubre nuestras apps