Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

El Acuerdo por la Educación de Cantabria fija una financiación “mínima” del 5% del PIB para 2025

El consejero de Educación antes del comienzo del pleno del Consejo Escolar de Cantabria. |

Rubén Vivar

Después de muchos meses de trabajo, de reuniones y de intensos debates, el Consejo Escolar está a punto de aprobar el primer borrador del Acuerdo por la Educación en Cantabria, una iniciativa impulsada por la Consejería que dirige el socialista Ramón Ruiz con el objetivo de definir de forma consensuada los “aspectos fundamentales” de un sistema educativo para que permanezca estable durante un periodo amplio de tiempo.

El documento, consultado por eldiario.es, abarca una treintena de páginas que parten de una reflexión sobre el sentido de la educación como un instrumento para construir una sociedad “más justa, solidaria y colaborativa” y sobre la necesidad de “prestigiar” el sistema y de adaptarlo a una sociedad cada vez “más compleja, diversa e intercultural”. 

A partir de esa concepción, se fijan unos objetivos ligados a garantizar una educación de calidad “para todo el alumnado”, potenciar un sistema “equitativo” e “inclusivo” y fomentar un modelo “más participativo”, y se establecen unas líneas de actuación. 

En ese análisis se incluyen tanto medidas concretas como enunciados más genéricos que dibujan unas metas que, posteriormente, deberían tomar forma en cada centro. En cuanto a lo más tangible, destaca que el Consejo Escolar fija como propósito que el sistema educativo logre “una financiación mínima del 5% del PIB en ocho años, con la intención de alcanzar, en otros ochos años, el 7%”.

Otra de las medidas específicas son los ratios máximos entre el número de alumnos y profesor, que se delimitan en 18 en las Aulas de 2 años; 25 en Educación Infantil de 3 a 6 años, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria; 30 en Bachillerato; 15 en F.P. Básica; y 25 en F.P., tanto de Grado Medio como Superior. 

Además, “a lo largo de la legislatura deberá avanzarse hacia ratios por debajo de 25 alumnos, tanto en Educación Infantil, Primaria como en Secundaria Obligatoria, con el objetivo de que puedan quedar establecidas en 20 alumnos”. 

Calendario bimestral

El Acuerdo por la Educación de Cantabria ahonda en muchas de las iniciativas que la Consejería, los sindicatos y la FAPA han ido adoptando en este año y medio de legislatura. Así, se aboga por mantener los cinco bimestres -“tres trimestres con periodos de descanso en medio para evitar, en la medida de lo posible, fatiga y cansancio entre el alumnado”- y la apertura de los comedores escolares en periodos no lectivos “el mayor número de días posibles”.

Igualmente, el documento incide en la relevancia de la educación infantil de 0 a 6 años y por ello se acuerda que “en cada Aula de 2 años debe haber un maestro, un técnico superior de Educación Infantil y un ratio máximo de 18 alumnos”. En esta misma línea, también se apuesta porque el ciclo de 3 a 6 años cuente con un sistema propio de profesorado de apoyo.

Refuerzos en horario extraescolar

Otro de los pilares que se consideran fundamentales es garantizar la atención a la diversidad del alumnado, reforzando la red de orientación y dotando a cada centro de personal de apoyo, con perfil docente, para que “en horario extraescolar pueda compensar las carencias curriculares, de medios materiales, de apoyo familiar, etcétera”. “Las ratios para este tipo de apoyo extraescolar deberán ser muy bajas para poder realizar apoyos de calidad, cuidando también los aspectos educativos emocionales”, apostilla el texto.

Como medidas para potenciar la participación, se apuesta entre otras por articular reuniones colectivas entre tutores y familias “al menos tres veces a lo largo del curso”, así como fomentar las 'Escuelas de Familias' para posibilitar una mejor formación en lo referente a la vida del centro.

Cooperación frente a competitividad

Partiendo de la base de que la calidad del sistema educativo “tiene mucho que ver con la calidad de sus docentes”, el Consejo Escolar ve necesario que el Gobierno y la administración educativa “se esfuercen en atraer, formar, desarrollar e incentivar a los mejores profesionales docentes”, además de trabajar para que la sociedad reconozca la figura del profesor.

En cuanto al currículum, se establece que “debe ir más allá de la enseñanza y aprendizaje de contenidos disciplinares” y debe favorecer y potenciar metodologías de trabajo “basadas en la cooperación frente a las competitivas”. Y también integrar las nuevas tecnologías como “nuevos contextos de aprendizaje que pueden estimular la implicación, el compromiso y la creatividad”.

“Teniendo en cuenta que el avance del mundo digital es imparable en todos los ámbitos de la vida y que las TIC son irreversibles en la sociedad, resulta indispensable que las personas desarrollen su competencia digital”, señala. 

Finalmente, se propone que “los centros educativos estén abiertos al entorno, al barrio y al municipio, así como a las asociaciones y organizaciones culturales, vecinales o artísticas” y, por otro lado, se recuerda que “la religión debe impartirse en los tiempos que establece la ley y, exclusivamente, en los horarios destinados a esta materia”.

Una vez que el acuerdo sea aprobado por el Consejo Escolar, el consejero Ramón Ruiz ha anunciado que el documento se trasladará al Parlamento de Cantabria para que pueda ser debatido y consensuado con los grupos parlamentarios.

Etiquetas
stats