Astillero lanza una campaña solidaria para canjear kilos de vidrio por kilos de alimentos

Presentación de la campaña '1 kg de vidrio por 1 kg de alimentos'

Astillero ha puesto en marcha la campaña solidaria '1 Kg de vidrio por 1 Kg de alimentos', cuyos objetivos son ayudar a personas necesitadas a través de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y promover el reciclaje de envases de vidrio, transformando en comida la cantidad de kilos recogidos en los contenedores habilitados.

La iniciativa, puesta en marcha por el Ayuntamiento y Ecovidrio -la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España- se desarrollará entre el 1 y el 15 de diciembre.

Durante este periodo, la entidad habilitará dos contenedores vinilados con la imagen de la campaña en las calles La Cantábrica y La Industria.

La iniciativa ha sido presentada este martes por el alcalde, Javier Fernández Soberón; la concejala de Medio Ambiente, Marta Fernández; y el técnico de gerencia de Ecovidrio, Carlos del Corte, quienes han animado a los vecinos a depositar la mayor cantidad posible de residuos de envases de vidrio en los contenedores habilitados con la imagen de campaña.

Por cada kilo de residuos de vidrio que se deposite, Ecovidrio donará un kilo de comida a los Bancos de Alimentos. Además de la parte solidaria, la campaña tiene un carácter medioambiental que pretende concienciar sobre la importancia del reciclado de este tipo de envases.

A nivel nacional, '1 Kg de vidrio por 1 Kg de alimentos' se extiende por 39 municipios repartidos por toda la geografía española, donde Ecovidrio habilitará un total de 170 contenedores.

Reciclado de vidrio

Según los últimos datos, los habitantes de Astillero reciclaron en 2019 un total de 254 toneladas de envases de vidrio, lo que supone 14 kilos de media por cada habitante.

El municipio se sitúa con una media de 140 habitantes por contenedor, contando con un total de 72 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados.

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales.

Al usar calcín -vidrio reciclado- en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación, se ahorra energía y evitamos el crecimiento de los vertederos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats