Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Cantabria levanta el estado de alarma y regula la nueva normalidad

Playa de Santander durante la desescalada. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

El Gobierno de Cantabria ha publicado este jueves en un número extraordinario del Boletín Oficial de Cantabria (BOC) el decreto firmado en las últimas horas por el presidente, Miguel Ángel Revilla (PRC), que levanta el estado de alarma en la comunidad autónoma y permite la movilidad con el País Vasco, así como la orden de la Consejería de Sanidad con las medidas sanitarias y de aforo que regirán en la llamada "nueva normalidad". Ambos entrarán en vigor esta medianoche.

Según ha adelantado el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Pablo Zuloaga (PSOE), en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el aforo máximo en bares, establecimientos de hostelería, comercios, centro comerciales, bibliotecas y centros culturales, será a partir de ahora del 75% en todos los municipios de Cantabria sin distinción por población. Sin embargo, en discotecas se reduce a un tercio.

La orden regula la apertura de los parques infantiles y hace alusión expresa a la prohibición de celebrar fiestas, verbenas, romerías y eventos populares hasta el 8 de julio, lo que afecta específicamente a las hogueras de San Juan.

A partir de ahí, los ayuntamientos tendrán que adaptarse a las normas genéricas de la "nueva normalidad", que por ejemplo en el caso de los conciertos y espectáculos al aire libre fijan un máximo de mil personas, sentadas, y siempre que se respete el 75% de aforo y se garanticen las medidas de seguridad tanto en el acceso como en la salida.

A partir del domingo 21 se abrirá la movilidad con todas las comunidades autónomas al decaer la última prórroga del estado de alarma declarado por el Gobierno a mediados de marzo por la epidemia de coronavirus. Zuloaga ha destacado que las normas recogidas en esta orden serán de aplicación tanto para los cántabros como para todas las personas que visiten la región.

"Hemos hecho las cosas bien"

El vicepresidente socialista ha destacado que Cantabria concluye la desescalada y entra en la "nueva normalidad" "dos días antes" que otras comunidades autónomas, y da este paso con tanto solo cuatro pacientes ingresados por COVID-19, ninguno en la UCI y "multitud de jornadas sin tener que lamentar un nuevo fallecido".

"Hemos hecho las cosas bien, primero frenando la evolución de la crisis sanitaria y después avanzando en cada una de las fases de la desescalada garantizando la salud de los cántabros", ha dicho. No obstante, y como cada semana, ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva, ya que "mientras no exista una vacuna, hay que convivir con el virus".

Según ha detallado, la orden que regula la "nueva normalidad" gira en torno a tres premisas fundamentales: el uso obligatorio de mascarilla, la distancia de seguridad de un metro y medio, y la "higiene constante" de manos.

Zuloaga ha precisado que, con la llegada del verano, la limitación de aforos en función del censo municipal se levanta, ya que en municipios turísticos como Laredo o Noja la población residente se desvirtúa. Esto supone que el aforo del 75% en hostelería y comercios también será de aplicación en los municipios de menos de 5.000 habitantes, que en la actualidad ya tenían autorizado el 100%.

La orden regula todos los ámbitos salvo la educación y los servicios y centros sociales públicos y privados, que "quedan pendientes" de desarrollar por las consejerías competentes.

Bodas y funerales 

Para las bodas se fija un máximo de 150 personas en el exterior y 75 en establecimientos cerrados; y para los entierros y velatorios un máximo de 50 y 25 personas, respectivamente. Las visitas culturales, a museos o de cualquier ámbito cultural se limitan a un máximo de 25 personas.

En los gimnasios se limita la participación en actividades de grupo a un máximo de 30 personas, siempre que se garantice un espacio de cuatro metros cuadrados por persona. Para los eventos deportivos con público se autoriza un máximo de 300 personas en ámbitos cerrados y mil al aire libre.

En las piscinas deportivas se autoriza un máximo de 30 personas, y en las piscinas lúdicas comunitarias un aforo máximo del 75%, siempre garantizando la distancia de seguridad de un metro y medio. La orden también regula la apertura de los parques infantiles, con las "pautas" que los ayuntamientos deberán cumplir si quieren "asumir la responsabilidad de abrirlos", como su desinfección diaria y la limpieza al menos dos veces al día de las áreas de mayor contacto.

Igualmente, se regulan otros ámbitos como el acceso a las playas, las estaciones de tren y autobús, o la caza y la pesca. Zuloaga ha destacado el importante trabajo que han desarrollado todas las consejerías para confeccionar esta orden, que el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha expuesto este jueves en la reunión del Consejo de Gobierno, de igual manera que el presidente Revilla ha expuesto el decreto de levantamiento del estado de alarma.

El vicepresidente ha señalado que la "nueva normalidad" exige que las administraciones "asumamos esta responsabilidad y trabajemos con las empresas de los diferentes sectores para garantizar que la economía vuelve a arrancar pero por supuesto velando por la seguridad de los ciudadanos".

A preguntas de los medios sobre las medidas a adoptar ante posibles focos puntuales en municipios, Zuloaga ha señalado que se analizará en cada caso y que se valorará la adopción de cualquier medida que sirva para evitar la propagación del virus y proteger la salud de los ciudadanos, sin descartar la posibilidad de aislar la localidad afectada, como ha regulado Galicia.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 13:01 h

Descubre nuestras apps

stats