Cantabria reduce ligeramente su incidencia COVID y sus hospitalizados aunque mantiene elevada la presión UCI

Archivo - UCI Covid de Valdecilla

La estabilización de los indicadores epidemiológicos en Cantabria empieza a contener la cuarta ola. Y es que la comunidad ha reducido este miércoles ligeramente su incidencia acumulada y el número de personas hospitalizadas, aunque la presión en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sigue siendo elevada.

Así, en una jornada en la que la región no ha lamentado fallecimientos por COVID-19, con lo que la cifra total se mantiene en 562, Sanidad ha detectado 76 nuevos contagios, 69 el miércoles y siete en las primeras horas del jueves. Tal y como ha expuesto el vicepresidente y portavoz de Ejecutivo, Pablo Zuloaga (PSOE), en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cantabria cuenta actualmente con 2.337 casos activos.

De ellos, 107 están hospitalizados, siete menos que hace 24 horas, de los cuales 29 se encuentran en UCI, misma cifra. En consecuencia, el porcentaje de ocupación de camas convencionales se sitúa en el 7,9% y el de Intensivos en el 26,7%. Con estos datos, Cantabria continúa en el nivel 3 de alerta sanitaria, y la incidencia acumulada a 14 días cae hasta los 240 casos por cada 100.000 habitantes, al igual que a siete, que se sitúa en 112.

En lo que respecta a la situación de las residencias, el brote de Quijas sigue activo con tres personas hospitalizadas, y en el cómputo global, actualmente hay 19 casos activos, cinco correspondientes a trabajadores.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 11:41 h

Descubre nuestras apps

stats