Cantabria suma cuatro fallecidos por COVID en otra jornada de paulatino descenso de incidencia e ingresos

Vista del hospital Marqués de Valdecilla. EFE/Pedro Puente Hoyos/Archivo

Cantabria ha alcanzado las 525 víctimas mortales por la COVID-19 tras sumar dos fallecimientos de este martes, dos mujeres de 69 y 86 años, y otros dos extrahospitalarios, un varón de 88 años del 24 de febrero y una mujer de 94 del 18 del mismo mes.

No obstante, la comunidad ha experimentado otra jornada más un paulatino descenso de los principales indicadores de la situación epidemiológica, salvo en el número de contagios diarios, que no terminan de caer de forma drástica. En este sentido, la Consejería de Sanidad ha detectado 48 nuevos positivos este martes, aunque los casos activos se han reducido considerablemente en las últimas 24 horas, pasando de 1.921 a 1.771.

De ellos, 95 se encuentran ingresados en los diferentes hospitales de la comunidad, uno menos que el lunes, y 22 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), dos menos. Así, Valdecilla cuenta con 66 pacientes, Sierrallana con 24 y Laredo con cinco, de manera que la ocupación de camas convencionales está al 6,6% y de UCI al 17,9%.

Con estos datos, la incidencia acumulada a 14 días en Cantabria continúa bajando poco a poco, y actualmente está en 125 casos por cada 100.000 habitantes. La comunidad, que presenta un porcentaje de positividad de las pruebas de detección del virus del 4,4%, ha realizado un total de 470.904 test, 81.010 por cada 100.000 personas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats