Los casos nuevos de COVID-19 siguen repuntando en Cantabria mientras las UCI aumentan su presión

Pruebas coronavirus

Ante la inminente llegada de la Navidad, y de una posible tercera ola, parece que el panorama en Cantabria no termina de estabilizarse, o así lo demuestran los datos de los últimos días. Con un goteo de fallecimientos constante y una presión hospitalaria -sobre todo en las Unidades de Cuidados Intensivos- que no termina de bajar, la comunidad ha notificado este martes 62 casos nuevos de COVID-19 y, por tanto, una subida en la tasa de positividad que se eleva hasta el 7,5% (un 0,8% más que el día previo).

Asimismo, Sanidad ha confirmado también la muerte de una mujer de 91 años, por lo que los decesos por coronavirus siguen su ascenso y alcanzan ya los 377 fallecidos desde el inicio de la pandemia. En el lado contrario, 32 personas se han recuperado de la enfermedad y ya son 16.582 los curados. Sin embargo, esta subida en los casos nuevos ha vuelto a elevar el número de casos activos a 1.402, es decir, 32 más que en la jornada previa.

Pero, sin duda, uno de los datos más preocupantes del informe diario es el del aumento de la presión hospitalaria, que aunque desciende en uno las hospitalizaciones (son 111), eleva en tres los enfermos atendidos en las Unidades de Cuidados Intensivos (son 24). Estos pacientes críticos suponen, por tanto, una subida en la presión de las UCI cántabras de casi tres puntos con el 22% de ocupación.

Respecto a los infectados por el virus que se encuentran realizando cuarentena domiciliaria, también crecen y llegan ya a los 1.291 casos. Hasta el momento, se han realizado 332.200 test, lo que se traduce en 57.148 pruebas realizadas por cada 100.000 habitantes.

Por último, la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 167, mientras que la incidencia acumulada a 7 días se encuentra en 78.

Etiquetas

Descubre nuestras apps