Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Residencias oficiales vacías: siete comunidades pagan casas para sus presidentes
Las empresas se saltan la desconexión digital: Me han llamado hasta en el tanatorio
OPINIÓN | 'Milei insulta a España y la derecha patriótica calla', por Marco Schwartz

Los sindicatos denuncian el envío al penal de El Dueso de presos de “alta peligrosidad” que “no puede asumir”

Exterior del penal "El Dueso", situado en Santoña.

elDiario.es Cantabria

SANTANDER —

0

Un interno del penal de El Dueso, en Santoña, ha agredido a otro con un arma blanca e intentado agredir a los funcionarios, cuya “rápida actuación” pudo evitar el “desenlace fatal a costa de jugarse su vida sin medios de protección”.

Así lo han dado a conocer los sindicatos de la prisión (ACAIP-UGT, CCOO y CSIF), que han denunciado el envío a este centro de presos de “alta peligrosidad” por parte de Instituciones Penitenciarias que esta prisión “no puede asumir” en condiciones normales, y menos ahora debido a las obras que se están llevando a cabo.

En un comunicado, han relatado que esta última agresión se produjo poco antes de las nueve de la mañana de ayer, cuando el agresor, tras finalizar el reparto del desayuno, esperó junto a la cola del economato, dentro del módulo 1, a que llegase la víctima para “abalanzarse sobre ella con un pincho carcelario sin mediar palabra”.

Los funcionarios de vigilancia que se encontraban allí “intervinieron inmediatamente”, permitiendo a la víctima huir mientras el agresor “blandía el arma blanca y lanzaba el pincho hacia los funcionarios que intentaban reducirle, a riesgo de sus vidas, con sus propias manos y sin ningún tipo de medio coercitivo ni instrumento con el que repeler la agresión”.

Gracias a su intervención, y a la colaboración de algunos internos, consiguieron reducirle para después trasladarlo a departamento de aislamiento. Por su parte la víctima fue atendida por los servicios médicos y “se encuentra bien haciendo vida normal”.

El incidente, según los sindicatos, se produjo delante de “un gran número de internos, posiblemente con la intención de ser secundado por algunos de ellos, pero sin conseguir su propósito”.

Además, lo hizo “de forma premeditada”, ya que el agresor iba preparado con un pincho de fabricación casera hecho con una varilla de las vallas de las obras que se están utilizando en la reforma de El Dueso, y parapetado con numerosas prendas de ropa y material debajo de su cazadora para protegerse si la víctima hubiese repelido la agresión.

Los sindicatos señalan que el atacante es un interno “especialmente conflictivo”, que ya ha estado en otras ocasiones en El Dueso y cuenta en su historial con otro apuñalamiento y agresiones a funcionarios e internos, por lo que “no se explican” que estuviera en este centro.

Esta circunstancia se suma, según dicen, a “la realidad actual” de El Dueso, con el envío a este centro por parte de la Dirección General de Ejecución Penal y Reinserción Social de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de internos “de especial carácter conflictivo, con múltiples sanciones sin cancelar, sin arraigo familiar en Cantabria, e incluso recién progresados de primer grado”.

“Esta prisión en condiciones normales no puede asumir este tipo de perfil de internos de alta peligrosidad e inadaptados a las normas regimentales y de convivencia por las características físicas y estructurales del mismo”, pero “hoy en día menos aún, con la reforma integral del centro y obras por todos los flancos que pueden debilitar la seguridad” en El Dueso, señalan.

Añaden que hasta ahora se está logrando mantener en el centro “el equilibrio entre la seguridad y la no ralentización de las obras”, pero el número de internos, y especialmente “el perfil” de estos, “puede suponer un problema en este frágil equilibrio”.

Explican que “en breve” finalizará la reforma de las celdas del ala izquierda y comenzará las del ala derecha en el módulo uno, “el más grande de España”, lo que implicará el movimiento de los presos de un ala a otra y “no tenemos capacidad ahora mismo para este número de internos”, por lo que ven necesario y solicitan trasladar a 80 de ellos a otros centros antes del cambio “para garantizar la seguridad y la normal convivencia de los internos” en la prisión.

Etiquetas
stats