Un monumento en Santander recordará a las tres víctimas del Caso Almería

Luis Montero, Luis Cobo y Juan Mañas fueron asesinados por la Guardia Civil.

Laro García


3

Luis Cobo, Luis Montero y Juan Mañas, que fueron torturados y asesinados por la Guardia Civil en 1981 cuando se dirigían a una comunión en Almería al ser confundidos con un supuesto comando de ETA, tendrán un monumento de homenaje en Santander obra del artista cántabro Nacho Zubelzu y a iniciativa del colectivo de recuperación de memoria histórica Desmemoriados, que lleva varios años reivindicando su caso para que a estos tres jóvenes se los considere víctimas del terrorismo de Estado.

"Es un caso de terrorismo de Estado"

Así lo han dado a conocer este miércoles los miembros de Desmemoriados en un acto junto al vicepresidente de Cantabria y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y la directora general de Memoria Histórica, Zoraida Hijosa, que se ha celebrado en la Biblioteca Central de Cantabria y donde también se instaló la pasada legislatura una placa que recuerda que ese lugar fue una cárcel para represaliados durante la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista.

“Las víctimas del Caso Almería no tuvieron ni verdad, ni justicia, ni reparación”, ha denunciado durante su intervención el historiador Javier Merino, portavoz del colectivo Desmemoriados, que ha recordado además cómo en las fechas en las que ocurrió este suceso se intentaron encubrir los hechos por parte de la Guardia Civil para ocultar la realidad y se impidió que los culpables pagaran sus penas íntegras ante la justicia, empleando incluso fondos reservados del Ministerio del Interior para compensar a algunos de los agentes que sí pasaron por la cárcel como responsables de los asesinatos de estos trabajadores radicados en Cantabria.

Merino ha señalado además que cuando se han cumplido 40 años desde las muertes de Luis Cobo, Luis Montero y Juan Mañas, sus familias apenas han obtenido el reconocimiento desde las instituciones del Estado y el Congreso de los Diputados sigue sin reconocerlos como víctimas del terrorismo, algo que sí ha hecho tanto el Parlamento de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander tras la aprobación de sendas mociones en los últimos años.

Por su parte, Pablo Zuloaga ha subrayado “la importancia de recuperar la memoria de aquellos a los que se les robó” y ha considerado fundamental “no olvidar lo que ocurrió para impedir que se vuelva a repetir”. Para el vicepresidente de Cantabria, “la joven democracia española no supo reaccionar a tiempo ante un hecho tan atroz que se llevó la vida a tres víctimas inocentes”, por lo que ha agradecido su trabajo al colectivo Desmemoriados, que permitirá ahora contar con un espacio para el recuerdo para estos tres jóvenes.

En este sentido, Zuloaga ha recordado que en las próximas semanas continuará su tramitación parlamentaria la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria, que contará por primera vez con una partida en los próximos Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2022. “Daremos un paso adelante para saldar una deuda pendiente. No podemos dejarnos dominar por los discursos de odio que ya sabemos a dónde nos llevan”, ha concluido.

El monumento en recuerdo de las víctimas del Caso Almería se instalará en la Plaza de las Estaciones de Santander, frente a la entrada de la estación de ADIF y próximo a la boca sur del Pasaje de Peña. Se descubrirá en un acto público que tendrá lugar este viernes 15 de octubre a partir de las 19.00 horas y que contará con una amplia representación de las familias de los jóvenes asesinados.

Obra del artista campurriano Nacho Zubelzu, se trata de una escultura en acero corten compuesta de tres siluetas de espacios vaciados, identificándose con las tres vidas que se fueron. Mediante el acero, las siluetas atestiguan la permanencia en la memoria de quienes las observan, para hacer reflexionar sobre la sinrazón, el odio y la injusticia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats