Carne Cruda Blogs y opinión

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

La Restauración

Españoles, la Restauración ha vuelto. El ciclo que se abrió el 15M para destituir al Régimen del 78 se cerró el domingo con la restitución del orden anterior. La debacle de Unidas Podemos y la pérdida de la mayoría de ayuntamientos del cambio nos ha devuelto al bipartidismo de antes, aunque ahora tenga otra apariencia. Disfraz de Gatopardo. Todo ha cambiado para que no cambie nada.

El PSOE contra el que se levantaron los indignados se ha recuperado, la derecha se ha dividido para contener su hemorragia y la nueva política que venía a revolucionarlo todo ha terminado involucionando hacia la vieja izquierda irrelevante y dividida de siempre. Los socialistas le piden al partido del Ibex que les levante el veto, el franquismo sin máscaras obtiene representación y el PP con sus peores resultados salva los muebles haciéndose con la capital del Reino.

Y justo ahora el Emérito anuncia que se aparta definitivamente de la vida pública. Muy oportuno y simbólico. Ya vuelve a estar todo en su sitio, ya puede irse tranquilo. Queda el fleco del independentismo pero con los partidos del 155 a tope, se reducen las probabilidades de proceso constituyente y referendos sobre la república. Ha dejado al niño colocado y recolocados a los partidos que aseguran la continuidad del sistema, mientras las mareas que venían a desbordarlo se retiran mansamente.

Con excepciones. Kichi en Cádiz o Joan Ribó de Compromís en Valencia han reeditado sus éxitos, precisamente dos que se han distanciado de Pablo Iglesias, el más tocado de la noche. Unidas Podemos ha perdido gran parte del poder autonómico y la fuerza para exigirle al PSOE entrar en un gobierno progresista. La famosa ventana de oportunidad que se ha ido estrechando elección tras elección, se ha cerrado de golpe, rompiéndose en pedazos.

La tendencia de la izquierda sería coger los cristales rotos para cortarse las venas o apuñalarse entre sí. Ya está pasando. Dirigentes y votantes se echan las culpas unos a otros. No aprenden que es precisamente eso lo que ha llevado hasta aquí, que no hay un único causante sino una responsabilidad compartida, mezcla de personalismos y cainismos, falta de pluralidad y pérdida de transversalidad.

Pongamos Madrid por ejemplo. Carmena y Errejón calcularon mal sus fuerzas al dejar sus partidos y Pablo Iglesias las suyas al evitar la reconciliación. Todos tenían sus razones, ninguno ha tenido finalmente razón. La división del voto y la desilusión del votante le han dado el poder a la derecha con la ultraderecha. La izquierda prefiere perder el brazo antes que darlo a torcer. Lo digo también por la abstención que no le pasa una a Manuela, pero se puede pasar cuatro años con el PP, C's y Vox.

También es cierto que Más Madrid no ha movilizado a los barrios más desfavorecidos, señal de que no les ven como solución a sus problemas. Toca recuperar ese espacio que no ocupa el PSOE y reconstruir desde la autocrítica colectiva. Quienes han convertido a Podemos en una nueva Izquierda Unida deberían dejar que otros lo saquen de ahí o creen otra herramienta. Incluso la derrota a los puntos en Barcelona y Madrid demuestra que aún hay una ola de cambio. Tienen cuatro años para hacerla crecer o para terminar de hundirla. Mantengamos la esperanza.

MARTES A LAS 10H, EN WWW.CARNECRUDA.ES: LA RESACA DEL 26M

Carne Cruda es independiente gracias a los oyentes que nos financian. Ayúdanos a seguir haciendo periodismo libre.

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2019 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats