"El Ayuntamiento de Orea está en su derecho de acudir a la Fiscalía": el Gobierno regional responde a la denuncia contra el traslado del retén de incendios

Un equipo de INFOCAM en una intervención

“Creo que el Ayuntamiento de Orea está en su derecho de tomar las medidas que crea convenientes”. Es la respuesta del delegado provincia de Desarrollo Sostenible, José Luis Tenorio, al anuncio de este Consistorio del Alto Tajo, en la provincia de Guadalajara de que ha interpuesto dos denuncias ante la Fiscalía Provincial contra la decisión del Gobierno regional de trasladar el retén de incendios forestales a otra localidad de la zona, Alcoroches.

El enfado de los vecinos del pueblo forestal de Orea por el traslado del retén: “Vale ya de despilfarro público”

El enfado de los vecinos del pueblo forestal de Orea por el traslado del retén: “Vale ya de despilfarro público”

La alcaldesa, Marta Corella, explicaba a elDiarioclm.es que en las denuncias se alega "indefensión y quebranto de los derechos fundamentales de los ciudadanos" de este pequeño municipio de Guadalajara, por un lado, y por otro, "por imprudencia temeraria" por parte del Gobierno regional.

“De alguna forma la alcaldesa nos lo comunicó hace un año. No sé cómo la presenta ahora” y, en todo caso, aclara Tenorio, “colaboraremos con la Fiscalía como no puede ser de otra forma”.

El delegado provincial mantiene el argumento que viene defendiendo: “La lucha contra los incendios no es local, sino un programa provincial y regional”. Explica que la provincia de Guadalajara tiene “15 comarcas en las que se distribuyen los medios para combatir los incendios”.

En el caso de Orea, la llamada zona 465, corresponde a los municipios de Adobes, Alcoroches, Checa, Alustante, Piqueras, Tordesilos, Traid y Orea. Insiste en que las razones del cambio se basan en la opinión de “técnicos con 20 años de experiencia y el municipio en mejor situación para albergarlo es Alcoroches”.

Se refiere a un informe del año 2017. En realidad, el delegado reconoce que hay varios informes. Uno de ellos, al que ha tenido acceso elDiarioclm.es apunta a la localidad de Checa como la mejor ubicación para el retén, la segunda Alcoroches y después Orea.

José Luis Tenorio, sin embargo, asegura que “el que nosotros tenemos dice que es Alcoroches. Aunque sí, hay un primer informe que se complementa con otros”.

El Ayuntamiento de Orea defiende, por otro lado, que los datos sobre los índices de riesgo de incendios “están obsoletos”, de ahí que haya presentado un contrainforme que, hasta la fecha, no ha sido considerado. De hecho, a finales del pasado octubre se publicaba el anuncio para construir el nuevo centro para el retén.

En este punto también hay discrepancias. “No soy técnico. El informe del Ayuntamiento se lo pasé a los expertos y consideraron que era muy deficiente y que hacía una valoración muy localista del tema”.

En este aspecto, insiste en que “la estrategia del combate contra incendios es más amplia”.

Según relata, “tradicionalmente, en el periodo como más riesgo, el de extinción el retén se ubicaba en el término de Alcoroches, al límite con Orea. Y esporádicamente se usaron instalaciones del Ayuntamiento durante el periodo de prevención, el resto del año”, señala Tenorio.

El delegado provincial asevera que “la tendencia hace años era estar en el monte y ahora lo es estar dentro de las poblaciones más cercanas a las vías de comunicación y porque hay más recursos que exigen los departamentos de prevención laboral. No es el único cambio. Se ha cambiado el de Chillarón del Rey a Sacedón o el de Peralejos de las Truchas a Taravilla a lo largo del tiempo”.

Aboga por la necesidad de disponer de un retén “centralizado y en un lugar con buenas vías de comunicación” pero se muestra en desacuerdo con la alcaldesa de Orea en que la vía terrestre sea la más rápida para llegar al grueso de la masa forestal que se encuentra al sur de Checa. “La primera forma de atajarlo es a través de medios aéreos porque el tiempo que tardan los medios terrestres supera los 20 minutos. El primero en llegar sería el helicóptero de Molina u otro que hay en Cuenca”. 

Insiste en que la intención es "ser lo más eficientes posibles para combatir un incendio en la zona y a la vez poder participar en cualquier operación en el resto de la provincia y la región. Ese es el criterio" y niega que haya "despilfarro de dinero público" tal y como denuncian los vecinos de Orea por construir otro centro cuando ya existe uno habilitado en su localidad. "Se trata de fondos europeos finalistas de cara a la lucha contra los incendios forestales y en los objetivos de INFOCAM está la renovación de la base. Su localización más óptima es la que técnicamente se ha decidido".

"Sé que una plataforma está recogiendo firmas. Pero si ocurre algo, y ojalá no ocurra, ¿quién se va a responsabilizar de que hayamos tomado una decisión contraria a un informe técnico? ¿Los 600, los 1.000, los 5.000 que firman eso? Al final el responsable será la persona que no siga los consejos técnicos?", concluye.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 18:51 h

Descubre nuestras apps

stats