“Ambientea es una cooperativa sin ánimo de lucro y de iniciativa social”. Así describe a la entidad una de sus creadoras, Laura Puerto Moreno. Nos vamos hasta Albacete para conocer de cerca a esta empresa, una de las que en Castilla-La Mancha basa su actividad en la Economía Social Solidaria. 

Y es que, tal y como nos cuenta Puerto, todas las líneas de trabajo de Ambientea responden a los pilares de este modelo empresarial. “Estamos enfocados al medio ambiente, al desarrollo sostenible, al cooperativismo, a la economía circular, a la educación ambiental… Todo lo que hacemos va en ese sentido”. “Por ejemplo, uno de los últimos cursos que hemos hecho ha sido de voluntariado ambiental. Y seguimos intentando mejorar. En el ámbito de la cosmética hemos cambiado el almacenaje de plástico por vidrio”. 

Desde su creación en 2013, Ambientea ha evolucionado mejorando y adaptándose a los cambios sociales, al tiempo que consolidaba sus principios solidarios en las tres líneas de trabajo que componen su actividad: la educación ambiental, el ecoturismo y la cosmética ecológica. 

“La parte de educación ambiental la realizamos en el Espacio de Ecología de Albacete, con actividades para todos los públicos. Desde los coles, que normalmente vienen pero con la pandemia lo hemos suspendido, hasta colectivos y asociaciones, pasando por grupos interesados entre los que organizamos cursos de este tipo sobre agricultura ecológica o jardinería”, explica Puerto quien nos cuenta que las rutas “de turismo activo” se encuentran en este momento paralizadas debido a la pandemia. 

La entidad albaceteña está formada por tres personas: Laura Puerto Moreno, Luis Gil Sevilla y Antonio Molina González. Entre ellos se reparten cada una de esas líneas de trabajo.

Tras 7 años de negocio, Puerto reconoce que “realmente fácil no es nada”. Echando la vista atrás y haciendo balance, quien es ingeniera técnica forestal asegura “que lo más difícil es entrar en el mercado”. “Cuesta que la gente te conozca. Hemos hecho cursos y actividades que tienen muy buena acogida y otros, como las escuelas de verano, que cuesta mucho difundirlos entre la ciudadanía”. 

Por ello actualmente, y sobre todo a raíz de la crisis sanitaria, tienen un reto: la digitalización. “Queremos mejorar en comunicación y en marketing y saber llegar a la gente para que nos conozcan”. En este trabajo de difusión ya han avanzado gracias a su integración en REAS (Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria) de Castilla-La Mancha. “Con REAS hemos podido ampliar la gente que nos conoce. El networking, el conocer a otras entidades y estar en contacto con ellas, trabajar en proyectos comunes… Es más fácil tener a gente que te respalda mediante el asociacionismo porque tienes más fuerza”. 

El equipo de Ambientea ha consolidado su apuesta por el comercio online sobre todo para su línea de cosméticos “sin químicos y con el aceite de caléndula como ingrediente principal que hacemos y producimos nosotros mismos”.

"No tenemos un horario que hay que cumplir”

Actualmente, las tres personas que componen Ambientea están dadas “de alta en régimen general como trabajadores, no como autónomos”. Cada una de ellas tiene sus objetivos y según ellos se autoorganizan. “Yo coordino el vivero y la educación ambiental y Luis y Antonio se centran más en el tema de la cosmética natural”, detalla Puerto. “Cómo trabajamos cada uno en una línea, nos organizamos como queremos. No tenemos un horario que hay que cumplir”. 

La buena comunicación dentro del equipo y el apoyo mutuo ha hecho que en la entidad la conciliación sea una realidad. “Si alguien no ha podido, nos hemos apoyado porque tenemos una buena organización. En temas puntuales, si hemos tenido un proyecto concreto en el que nos faltaba personal, hemos contratado a alguien más pero para entrar a la dinámica normal de la empresa no”. 

Según el equipo de Ambientea su éxito radica en la suma de todas las ventajas que ofrece la Economía Social y Solidaria, un modelo que antes o después se impondrá como el más fructífero.

“Realmente todas las empresas de alguna manera tienen que ir encaminándose al tema de la economía social porque no cabe otro sistema, incluso aquellas que no estén en la Economía Social”, concluye Puerto. “Actualmente no cabe plantearse una empresa que no tenga en cuenta el tema ambiental o que no se plantee objetivos de sostenibilidad o de menos contaminación. Toda empresa tiene que tomar metas y objetivos que les lleven a la economía social.”

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats