Investigan a un hombre en Yuncos (Toledo) por un presunto caso de maltrato animal

Un perro con signos de maltrato en Yuncos (Toledo)

La Guardia Civil investiga a un hombre de 42 años por un presunto delito de maltrato animal cometido en la localidad de Yuncos, aunque de momento no ha sido detenido. El perro, que no disponía de agua ni comida, acabó falleciendo debido al mal estado en el que se encontraba.

Una vecina de la localidad de Yuncos se puso en contacto con el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil de Illescas para comunicar un posible caso de maltrato animal en una propiedad ubicada en una urbanización de este municipio, por lo que agentes de esta especialidad se desplazaron hasta el lugar.

Una vez allí, pudieron comprobar como un perro, de la raza American Stanford, se encontraba en la parcela de este inmueble atado con una cadena de apenas metro y medio de longitud, con una gran cantidad de excrementos a su alrededor. El animal, que disponía del correspondiente dispositivo microchip, estaba totalmente desnutrido, sin agua ni alimentos a su disposición, presentaba una severa infestación por garrapatas y tenía la piel muy deteriorada.

En el mismo lugar se localizó una jaula de pequeñas dimensiones con el cadáver de una perdiz en su interior, que tampoco disponía de agua ni comida.

El animal tuvo que ser hospitalizado

La Guardia Civil contactó con veterinarios que certificaron el estado deplorable en el que se encontraba el can, el cual presentaba gran delgadez, severa dermatitis seborreica, adenomegalia moderada, taquicardia, positivo en Filariosis y positivo en Leishmaniosis.

Con el paso de los días el animal tuvo que ser hospitalizado para que se le administrara un tratamiento más intenso, pero finalmente y a pesar de los esfuerzos del personal veterinario, el perro falleció.

El SEPRONA de Illescas realizó gestiones para localizar al propietario y responsable de estos animales, el cual había estado viviendo en este domicilio en régimen de alquiler y ahora residía en una población de la Comunidad Autonómica de Madrid.

Una vez localizado, la Guardia Civil le tomó manifestación en calidad de investigado no detenido, por un delito de maltrato animal, y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone la Guardia Civil, 062, esta las 24 horas a su disposición. Igualmente se informa de la existencia de la aplicación de móvil gratuita ALERTCOPS para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 12:45 h

Descubre nuestras apps

stats