La portada de mañana
Acceder
La economía española tumba el catastrofismo de la derecha
Por qué los médicos de familia jóvenes abandonan un trabajo que aman
Ayuso: ¿refuerzo o principio del fin? Por Rosa María Artal
Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

La EMV de Toledo obtiene beneficios, sin despidos y sin desahucios

Foto: EMSV de Toledo

Primero periodistadigital, el diario que dirige Alfonso Rojo, y después los informativos de Castilla-La Mancha Televisión, donde por cierto Rojo es contertulio de “plantilla”, han criticado mi colaboración en la edición regional de eldiario.es y en concreto mis artículos sobre la política de vivienda del PP, por entender que carezco de legitimidad para la crítica en ese aspecto al trabajar como gerente en la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda de Toledo, de la que se afirma que está en una situación económica “dramática” que habría llevado al interventor del Ayuntamiento de Toledo a recomendar su liquidación. Al señalar mi responsabilidad como gestor se interpreta desde los citados medios y desde el propio PP que no puedo “dar lecciones”.

Como es fácil de comprobar con una simple consulta en eldiario.es/clm, del total de artículos publicados con mi firma (65) sólo la cuarta parte se dedica a vivienda, y en su mayoría se trata de análisis de coyuntura del mercado, de los datos de ejecuciones hipotecarias o de distintas medidas en ese campo. No he escrito sobre la empresa en la que trabajo (vinculación que no oculto y aparece como dato biográfico de mi firma) por un elemental sentido de la honestidad. Si lo hubiese hecho sospecho que hubiese sido igualmente criticado.

Es cierto que la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda de Toledo (EMSV), como la práctica totalidad de las de estas características de nuestro país, pasan por dificultades dada la situación del sector y la supresión de ayudas a la vivienda con protección pública, pero también lo es que a diferencia de otros casos la EMV de Toledo no ha realizado despidos, ni vendido sus inmuebles de alquiler en perjuicio de sus inquilinos y concluyó el ejercicio 2014 con un resultado positivo y no “con números rojos” como se ha afirmado. Incluso se ha dejado sin efecto para 2015 el expediente de regulación temporal de empleo que se ha aplicado a sus trabajadores durante dos años, y que también supuso un recorte de la remuneración de la gerencia que, sin embargo, se mantiene.

El informe de la Intervención del Ayuntamiento de Toledo al que se alude, firmado con fecha 30 de enero de 2015 por D. Rafael Bielsa Tello, no recomienda “cerrar la EMV” sino “que se valore la opción de iniciar los trámites de la liquidación” (sic), por entender el Sr. Interventor que pese a los resultados positivos, de los que da fe, existe un “débil equilibrio financiero”.

Respecto del endeudamiento de la EMSV hay que decir que actualmente existen dos préstamos con garantía hipotecaria en sendos suelos, valorados con tasación de mercado por encima de la cuantía del principal de los préstamos, cuya novación se solicitó ante el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y que este ha desestimado pese a la mejora de las condiciones financieras ofrecidas por las entidades bancarias, lo que aboca a la venta de dichos suelos en un momento desfavorable. Existen además dos préstamos convenidos por la EMSV con el Ministerio de Fomento de promoción de dos edificios construidos en 2011 de 55 viviendas en alquiler, con garantía en los propios inmuebles, y que se están amortizando con normalidad. Finalmente hay una “deuda comercial” que no implica a acreedores externos sino que se corresponde con compromisos adquiridos por la EMSV con su propietario, el Ayuntamiento Toledo.

En conjunto la deuda de la empresa, comercial e hipotecaria, actualmente es la tercera parte de la que tenía en 2006 cuando su gestión era responsabilidad de un gobierno municipal del Partido Popular. Es el cambio normativo impuesto por el Ministerio de Cristóbal Montoro el que ha hecho que una menor deuda, aunque tenga garantías suficientes, se haya convertido en problema hasta cuestionar la continuidad de esta y la mayoría de las empresas municipales de vivienda, pese a mantener su actividad y sus servicios. Una opción claramente ideológica.

“Curiosamente” esta preocupación por las empresas públicas de periodistadigital, de CMT o del PP no alcanza a Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha S.A. (GICAMAN), la segunda mayor empresa de la Junta de Comunidades que dejó de tener beneficios en 2010 y desde 2011 acumula 162 millones de pérdidas, previendo para 2015 “solo” un resultado negativo de 9 millones.

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats