Castilla-La Mancha mantiene un 'stock' de 45.000 viviendas nuevas sin vender

Foto: EUROPA PRESS

El Ministerio de Fomento acaba de hacer públicos los datos del 'stock' de vivienda nueva sin vender referidos a 2014, que se recopilan a partir de las transmisiones inscritas en los Registros de la Propiedad y de los certificados de los Colegios de Arquitectos Técnicos. A 31 de diciembre había en el país 535.734 en venta y de ellas 45.126 en Castilla-La Mancha, es decir el 8,42% del total, siendo la cuarta comunidad autónoma con mayor número, tras Valencia, Andalucía y Cataluña, donde el stock se acumula en el litoral. Nuestra región supera incluso a Madrid. Entre las provincias castellano-manchegas destaca Toledo, con 22.639 viviendas, siendo la séptima de toda España.

Castilla-La Mancha es además la segunda comunidad con mayor peso del 'stock' sin vender respecto del total del parque de vivienda y en cuanto a provincias, Toledo y Ciudad Real ocupan el tercer y quinto puesto respectivamente en porcentaje de stock en relación al total de viviendas existentes.

El ritmo de “absorción” (compraventa) fue lento en 2014 con una reducción del 5% del stock a nivel nacional y del 4,66% en nuestra región. Ello se explica porque, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en ese año la compraventa de viviendas en Castilla-La Mancha, lejos de recuperarse, experimentó un descenso del 12,62% respecto de 2013 y en concreto la venta de vivienda nueva en la región fue un 32,52% menor.

Casas sin gente y gente sin casa

La existencia del 'stock' se explica, por el lado de la oferta, porque en los últimos diez años el parque de vivienda creció en Castilla-La Mancha un 26,3%, mientras que por el lado de la demanda cambiaba el signo de la evolución demográfica y se producía la paralización del mercado en un contexto de desempleo y limitación en el acceso al crédito. Así en 2011, según el último dato disponible del INE, había en la región 202.657 viviendas vacías y de ellas la tercera parte construidas en los años del boom inmobiliario.

Viviendas nuevas sin vender y viviendas usadas vacías (sin ni siquiera tener carácter de secundarias) coexisten sin embargo con una demanda insatisfecha entre las rentas más bajas, como lo demuestra que todavía en 2013 había 27.477 demandantes inscritos en el Registro habilitado por la Junta de Castilla-La Mancha para quienes solicitan una vivienda con protección pública en alquiler o compra, y eso después de realizar una depuración de un Registro donde llegó a haber más de 45.000 inscritos.

Otro dato paradójico es que en 2014, según el Consejo General del Poder Judicial, se produjeron en nuestra región un total de 2.183 lanzamientos (desahucios), 1.194 por ejecución hipotecaria y 989 por aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos, siendo una de las comunidades con mayor incidencia. Este drama está lejos de amainar ya que en el primer trimestre de 2015, último del que se tienen datos, los desahucios practicados por los Juzgados fueron 422 por ejecución hipotecaria, un 43 % más que en el mismo periodo de 2014.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats