Pandemia, solidaridad y salud mental confluyen en los Premios del Trabajo Social de Castilla-La Mancha 2021

Anciana.

El Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla-La Mancha, como cada año, ha convocado los Premios del Trabajo Social de la comunidad autónoma con el objetivo de reconocer y visibilizar la profesión. Tras la valoración de las candidaturas presentadas por parte del jurado y la votación de las colegiadas y colegiados, se ha resuelto conceder los galardones para las diferentes categorías. El acto de entrega de los premios se celebrará en Molina de Aragón (Guadalajara) el próximo 12 de junio a las 18.00 horas. Durante el transcurso del acto se realizará un reconocimiento a las trabajadoras y trabajadores sociales jubiladas. Al acto está previsto que asista autoridades regionales, provinciales y locales así como, representantes de organizaciones sociales de la región y profesionales del trabajo social y otros colectivos.

El Premio a la Trayectoria Profesional es para la trabajadora social Milagros Morales García, “referente en los Servicios Sociales de Castilla-La Mancha y cuya bandera han sido el servicio púbico y los derechos de la ciudadanía”. Durante 40 años, ha ejercido su actividad profesional en Albacete y en los diferentes niveles de la Administración Pública, desde sus inicios en el IMSERSO hasta su última y actual etapa en la Diputación Provincial de Albacete.

Destaca su participación en la construcción del sistema público de servicios sociales de Castilla La Mancha, a través de actuaciones tales como el traspaso del Consorcio de Servicios Sociales de la Diputación de Albacete al PRAS del Gobierno regional, la desinstitucionalización de menores del internado ‘Casa Cuna’ de la Diputación o la puesta en marcha de la primera residencia pública de mayores dependientes con los servicios de centro de día y de estancias de familiares.

Compromiso social

Por otra parte, el Premio al Compromiso Social es para la asociación pro-salud mental Vivir. Fue creada en 1994 en el marco de la reforma psiquiátrica, como iniciativa de un grupo de familiares, personas con trastornos mentales y profesionales sensibilizados con la necesidad de mejorar y potenciar la creación de recursos socio-sanitarios que favorezcan la plena integración de las personas con problemas de salud mental en su medio social y la ayuda mutua.

La asociación pro-salud mental Vivir se configura como una entidad de referencia en Castilla-La Mancha en la creación de recursos sociales que dan respuesta a las necesidades detectadas de las personas con trastornos mentales y sus familiares, siendo pionera en la región en la construcción de dispositivos de atención comunitaria que configuran la red de salud mental. Creó el primer centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral para la atención de personas con trastornos mentales graves en Cuenca (1997). La asociación, a lo largo de su trayectoria, ha participado en la elaboración de las diferentes líneas estratégicas en salud mental de la región.

Asimismo, el Premio a las Buenas Prácticas Profesionales ha sido para ‘EPIS Solidarios. Trabajo Social Comunitario en tiempos de crisis’. Esta experiencia nace desde el ámbito del Trabajo Social Sanitario, concretamente por parte de una trabajadora social que trabajaba durante la situación de crisis sanitaria generada por la COVID-19 en el Hospital Perpetuo Socorro de Albacete, con la intención de paliar la necesidad de EPIS para los profesionales que se encontraban en primeria línea.

Surge como un movimiento voluntario y altruista al que pertenecen más de 450 mujeres de diferentes lugares de Albacete, que han confeccionado casi 147.000 EPIS que se han repartido entre todos aquellos que más lo necesitaban. A raíz de esta iniciativa se crea una cooperativa de trabajo asociado que contribuye con su creación a ampliar el tejido económico de la provincia, dar acceso al empleo a mujeres mayores, de entre 45 y 50 años, o mejorar de la situación económica de las familias.

Trabajo de Fin de Grado e Investigación

El Premio al Mejor Trabajo Fin de Grado ha recaído en “Trabajo Social y discriminación de las personas mayores. Una mirada a la realidad a través del cine”, de la alumna de la Facultad de Trabajo Social de Cuenca, Ana Pardo Martínez. Este trabajo nace de la necesidad de “romper con las conductas y discursos edadistas”, tanto desde el ámbito profesional como desde las propias personas mayores. El trabajo se enfoca en la discriminación que sufren las personas mayores por el simple hecho de ser mayores: el edadismo. El proyecto aprovecha la idea de utilizar el cine como herramienta metodológica transversal para la reflexión y sensibilización de las conductas edadistas en contextos profesionales y en las propias personas mayores. A través de estos cambios actitudinales, las personas mayores se beneficiarían de una mejora en su estado de salud, una mayor independencia y de una mejora en la atención que reciben por parte de los y las profesionales que trabajan con ellas.

Por último, el Premio a la Investigación en Trabajo Social ha sido para el “Proyecto de investigación-acción para la mejora de las competencias curriculares, sociales y emocionales del alumnado con necesidades educativas especiales y normotípicos en la zona de inspección educativa de Talavera de la Reina”, de Alberto Pérez Arenas. El trabajo presentado supone una investigación en nuevas formas pedagógicas en la educación formal bajo el paraguas de responsabilidad social para el alumnado. La mejora de la adquisición de las competencias básicas del currículo académico así como la mejora de la calidad de vida de las personas con capacidades diferentes son la base de la intervención en una zona rural en riesgo de exclusión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps